Por qué el Athletic de Bilbao se alía con Real Madrid y Barça... si no está en la Superliga
  1. Deportes
  2. Fútbol
SISTEMÁTICAMENTE ENFRENTADO A LALIGA

Por qué el Athletic de Bilbao se alía con Real Madrid y Barça... si no está en la Superliga

Al igual que los dos grandes no quieren repartir el pastel con el resto de equipos de LaLiga, al club bilbaíno no le interesa que sus vecinos crezcan, de ahí su 'no' al acuerdo con CVC

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)
Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

"La postura del Real Madrid y del FC Barcelona tiene que ver con la Superliga", aseguró Javier Tebas tras el rechazo de estos dos clubes al acuerdo con el fondo de inversión CVC que apoyaron y al que se acogerán 39 de los 42 que forman LaLiga. "Esta irrupción de dinero para mejorar a todos los clubes no favorece al modelo de Florentino Pérez, pues ahora tendrá menos mercado y estrategia para hacer lo que él quiere", añadió el presidente de la patronal del fútbol profesional español, a quien el dimitido directivo del Barça, Jaume Llopis, confirmó que "entre el CEO y Florentino convencieron a Laporta de no firmar con CVC".

Claro que, además de Real Madrid y FC Barcelona hay un tercer club que sistemáticamente se opone a todas las decisiones que se toman desde LaLiga. Este no es otro que el Athletic Club, estrechamente vinculado a la Federación Española de Fútbol (RFEF) a través de su expresidente, el bilbaíno Ángel María Villar, algo que también ha heredado su delfín, aunque en realidad fuera un tiburón. Por ejemplo, y como venimos contando desde hace más de dos años, en sus ansias por sacar al fútbol femenino del cobijo de LaLiga, el único hábitat en el que es sostenible, Rubiales ha contado con la colaboración de Aitor Elizegi, máximo dirigente del club vasco.

Foto: Luis Rubiales saluda efusivamente a Florentino Pérez. Opinión

Del mismo modo que, según Tebas, "el problema del Real Madrid es cultural, pues su presidente cree que los grandes deben mandar sobre los demás y repartirse el dinero entre ellos", podría decirse que en Ibaigane van en la misma línea, aunque evidentemente a otro nivel. De hecho, el Athletic ni está en la Superliga ni se le espera. Por historia, masa social y presupuesto, sigue siendo uno de los clubes más importantes de LaLiga, aunque hace tiempo que deportivamente ya no es lo que era y poco a poco ha ido perdiendo protagonismo, que no influencia al parapetarse en los poderosos.

Con los datos en la mano puede decirse que su eterno rival, la Real Sociedad, le ha arrebatado la supremacía del fútbol vasco, un hecho que se escenificó en la final de Copa del Rey disputada entre ambos equipos este año en Sevilla y que se decantó del lado donostiarra, como también con la nueva presencia de la Real en Europa. La remodelación de Anoeta se ha visto acompañada con un nuevo récord de socios del equipo guipuzcoano, más de 35.000 en una provincia de 727.000, y en su plantilla hay futbolistas como los navarros Mikel Merino, Nacho Monreal o Robert Navarro, quienes en otros tiempos hubieran recalado en Bilbao.

Por no hablar, claro está, de que al Athletic ya no le resulta nada sencillo pescar en Zubieta, la prolífica cantera de la Real que vive el mejor momento de su historia. El segundo equipo (llamado Real Sociedad B, pero conocido como Sanse) logró la temporada pasada el ascenso a Segunda de la mano de Xabi Alonso, mientras que el tercero, la Real Sociedad C, lo hizo a la Segunda RFEF. Nombres como los de Pacheco, Turrientes, Roberto López, Barrenetxea o Karrikaburu ya se han asomado al escaparate de la Sub 21, mientras que el Athletic ha tenido que conformarse con firmar a Petxarroman, quien quedaba libre y aún no ha debutado con Marcelino.

placeholder Rubiales recibe una camiseta con su nombre durante su visita al presidente del Athletic. (EFE)
Rubiales recibe una camiseta con su nombre durante su visita al presidente del Athletic. (EFE)

Lo dijo el presidente de Osasuna

Como Jokin Aperribay, el presidente txuri urdin, es más de hacer que de decir, fue su homólogo de Osasuna quien lanzó la piedra, sin necesidad de esconder la mano. "Quizá el Athleric prefiere que las cosas sigan como están, sin que los clubes del entorno crezcan demasiado". Luis Sabalza se refiere, además de a la entidad que preside, a la mencionada Real Sociedad, pero también al Alavés e, incluso, al descendido Eibar. Es evidente que al equipo bilbaíno no le alcanza con Lezama y necesita estar por encima económicamente de sus vecinos para poder expoliarlos, de ahí que, efectivamente, no le interese que crezcan.

Con los 65 millones que recibirá del acuerdo de LaLiga con CVC, la Real cubrirá parte de los gastos de remodelación de Anoeta e invertirá en tener un campo en Zubieta para 4.000 espectadores en el que juegue el equipo femenino, para el que también se construirá un edificio que compartirá con el de hockey hierba. Por su parte, con los 52 que recibirá el Alavés, el club gasteiztarra negociará la ampliación de Mendizorroza y expandirá su ciudad deportiva de Ibaia, con un campo con grada y otro indoor. Y algo parecido hará Osasuna, pues con los 36,4 millones cubrirá parte de los 23 que costó modernizar El Sadar y 6,5 los destinará a ampliar Tajonar.

El club navarro es el único de los cuatro que no son sociedad anónima deportiva que apoyó el acuerdo de LaLiga con CVC. "La situación de los otros tres clubes es muy diferente a la nuestra. Tienen otro tamaño, otro presupuesto, otra masa social y otros recursos que nosotros no tenemos", explica Sabalza. Lo cierto es que la Ley que se aprobó en 1990 con el objetivo de fomentar una gestión más responsable de los equipos de fútbol, tuvo una disposición adicional para dejar fuera a Real Madrid y FC Barcelona tras surtir efecto las presiones de Josep Lluís Núñez y Ramón Mendoza al Gobierno de Felipe González. Athletic y Osasuna solo pasaban por allí...

"Dos de ellos encabezan un proyecto como la Superliga, que rechazamos frontalmente", asegura el presidente rojillo, quien explicó que decidieron votar a favor del acuerdo con CVC "porque es positivo y LaLiga ha trabajado en él para favorecer a los más modestos". Respecto al hecho de que los otros tres clubes deportivos que no son sociedad anónima votaran en contra, Sabalza insiste en que "la noticia habría sido la contraria, porque Madrid y Athletic tienen una tradicional oposición a LaLiga que nos separa en muchas votaciones". Basta con recordar el tejemaneje que se llevaron ambos en el 'fichaje' de Maite Oroz, con la vista gorda de la RFEF.

Foto: Maite Oroz, con el Real Madrid contra el Santa Teresa. (EFE)

"Florentino dijo que LaLiga no valía nada, que esto es un desastre y que él venía a salvar el mundo", afirmó Tebas tras escuchar la presentación de la Superliga en el chiringuito de Pérez. "Llevamos 50 demandas del Real Madrid y está claro que no tiene mucho interés en que crezcamos", añadió el presidente de LaLiga, para sentenciar que "el Madrid y el Barça no son imprescindibles para nuestro crecimiento". Parece que en esta guerra el Athletic no cuenta para Tebas. Quizás porque lo daba por perdido con Villar y ahora también con Rubiales. Las razones están claras, salvo para quienes no las quieran ver o reconocer. Y es que, ya lo dice la sabiduría popular, grande es aquel capaz de brillar sin apagar la luz de los demás.

LaLiga Luis Sabalza Real Federación Española de Fútbol Javier Tebas Luis Rubiales Osasuna Superliga Ángel María Villar Florentino Pérez