EL CONVENIO FEMENINO ESTÁ IMPUGNADO POR UGT

La chapuza que permite al Real Madrid llevarse gratis a las figuras del Athletic

El I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino aún no está en el BOE, de ahí que los clubes que no lo firmaron no tienen por qué someterse a la polémica lista de compensación

Foto: Maite Oroz celebra un gol del Athletic de Bilbao con Garazi Murua. (EFE)
Maite Oroz celebra un gol del Athletic de Bilbao con Garazi Murua. (EFE)

Lo adelantábamos hace unos días, pero ahora podemos hacerlo con más detalles y confirmar que, efectivamente, es una chapuza más fruto del postureo que rodea al fútbol femenino. Después de tardar más de un año en llegar a un acuerdo, pero, eso sí, presentarlo en olor de multitud en el Congreso de los Diputados, el I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino aún no aparece en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Y el principal motivo es que, aunque se haya ocultado, UGT lo impugnó.

Y esto vino por el irresponsable y majadero empeño de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que preside David Aganzo en que fuera un convenio de franja. Es decir, con un ámbito de aplicación limitado a un grupo profesional concreto, es decir, solo al ámbito de los vestuarios de fútbol, para así dejar fuera de la firma al histórico sindicato, presente en la Mesa Negociadora junto a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), Futbolistas ON y la propia AFE, y con el mismo derecho por tanto que estos dos.

[Fuera mascarillas: el fútbol femenino, contagiado... y las culpas al Real Madrid]

Y, claro, en estas circunstancias a nadie puede sorprenderles que el fútbol femenino ya se haya contagiado por uno de los viejos males del fútbol masculino como son esas cláusulas que no guardan ninguna relación entre lo que las futbolistas cobran y lo que sus clubes pretenden cobrar por ellas si quieren cambiar de aires una vez que han acabado contrato. Algo así como el viejo derecho de retención que tanto costó derrocar en el fútbol masculino, allá por 1979, precisamente cuando AFE era un sindicato de verdad y no una organización elitista en la que, primero con Rubiales y ahora con Aganzo, solo mira por sus intereses y no por el de sus afiliados.

Como ya está contado, cuatro futbolistas, dos de la UD Levante (Ona Batlle y Eva Navarro, de 20 y 19 años, respectivamente) y dos del Athletic de Bilbao (Damaris Egurrola y Maite Oroz, de 20 y 22) finalizan contrato con sus clubes el próximo 30 de junio y han decidido no renovar. Sin embargo, a pesar de tener libertad para negociar con otros clubes como ya están haciendo, según un polémico artículo del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino que hace referencia a una lista de compensación para las menores de 23 años —por cierto, en el convenio masculino son 22— el equipo que quiera fichar a las granotas tendrá que abonar 500.000 euros por cada una de ellas a la UD Levante y el que pretenda a las rojiblancas, 250.000 al Athletic.

Daramis, en un partido del Athletic contra el CD Tacón. (EFE)
Daramis, en un partido del Athletic contra el CD Tacón. (EFE)

Futbolistas ON considera nula la lista

Sin embargo, Futbolistas ON, el sindicato al que están recurriendo las futbolistas ante la pasividad de AFE, comunicó el pasado martes a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y la propia AFE de los defectos en el procedimiento de conformación de la Lista de Compensación que la anulan, al menos para los casos que están generando problemas. Consideran que se ha incumplido el artículo 20 del Convenio Colectivo, en lo referente al plazo de notificación de dicha lista, que se comunicó a los integrantes de la Comisión Paritaria transcurrida la fecha límite del 1 de marzo, pues esta no se constituyó hasta el día 4 por una posible negligencia que podría tener nombre y apellido: Santi Nebot.

Por si fuera poco, y tal y como comentábamos al principio, el I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino no ha sido aún publicado en el BOE, de ahí que, al tratarse de un convenio de eficacia limitada, la Lista de Compensación en realidad no puede afectar a clubes como el Athletic Club, el FC Barcelona y el CD Tacón, que la próxima temporada será ya a todos los efectos el Real Madrid, pues ninguno de los tres forman parte de la ACFF ni por tanto han firmado el convenio.

En un comunicado, Futbolistas ON explicó este miércoles que hasta en tres ocasiones ha solicitado a la ACFF y la AFE convocar la Comisión Paritaria del Convenio Colectivo y hacerlo con carácter extraordinario y de urgencia para estudiar la validez de la polémica Lista de Compensación. Sin embargo, mientras la patronal y el sindicato mayoritario siguen ocupados en su batalla contra Rubiales, parece evidente que las futbolistas poco o nada les importan. De momento, lo que parece seguro es que el Real Madrid podrá llevarse a Damaris, Maite Oroz y Eva Navarro completamente gratis en lugar de por el millón de euros que en total debería pagar por las tres. Lo mismo que el Barcelona para la vuelta de Ona Batle.

Es lo que tiene hacer las cosas solo por aparentar. Cuando vienen los problemas, pasa lo que pasa. Por cierto, ¿seguirán las futbolistas confiando en AFE en vista de que la abogada María José López tiene cosas más importantes que hacer que defender sus derechos? En estos tiempos de caciques, con las libertades cada vez más recortadas, parece mentira que un sindicato con más de 40 años se haya acercado tanto a la patronal y distanciado de los futbolistas. Y de las futbolistas no digamos ya...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios