querella por sustraer y filtrar datos a AFE

El nuevo escándalo en el fútbol español

Nuevo escándalo en el fútbol español: querella criminal de Futbolistas ON a su extesorera por presuntamente sustraer datos clave y filtrárselos a AFE en pleno proceso electoral

Foto: Luis Rubiales y su sucesor al frente de AFE, David Aganzo, se saludan afectuosamente. (EFE)
Luis Rubiales y su sucesor al frente de AFE, David Aganzo, se saludan afectuosamente. (EFE)

En pleno escándalo por los presuntos amaños de partidos, el fútbol español es ahora noticia por un presunto amaño de elecciones. Sí, de las primeras elecciones sindicales que han celebrado los futbolistas tras las aparición hace poco más de un año de un nuevo sindicato que ponía fin al monopolio de cuatro décadas de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Los resultados finales aún están pendientes de conocer, pues las votaciones celebradas en nueve de los 41 vestuarios de Primera y Segunda división fueron impugnadas y han terminado en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje). Como era de esperar, AFE arrasó en las votaciones, aunque su gran objetivo era que su rival no lograra el 5% necesario para tener representatividad, algo que ahora está en manos del citado SIMA y, por supuesto, de LaLiga, pues un nuevo escándalo podría obligar a la llamada patronal del fútbol quién sabe si incluso a anular las elecciones .

Y es que, según informa este domingo el diario AS, el sindicato Futbolistas ON se ha querellado contra su extesorera, Ana Vila, por sustraer supuestamente información confidencial. Lo más sospechoso es que lo hizo solo un día antes de dimitir, pero lo más más grave sería que lo hubiera hecho a cambio o con la presunta intención de pasársela a los únicos que realmente podían estar interesados en tener acceso a unos archivos en los que se encuentran datos de alrededor de 2.700 futbolistas. Hablamos de un delito relativo al mercado previsto en el artículo 278 del Código Penal por el que están tipificadas penas de cárcel que podrían agravarse si, como denuncia también el querellante, esos datos hubieran sido entregados a AFE, es de suponer que con vistas a sacar provecho en el mencionado proceso electoral.

[¿Amenazas, chantaje, denuncias en comisaría? Las cloacas del fútbol español]

Lo cierto es que, según un informe pericial informático del ordenador que Ana Vila entregó unas horas antes de dimitir, la ex tesorera previamente copió información privilegiada, como contratos, nóminas, datos de facturación y fiscales, que posteriormente podría haber compartido, a pesar de tener firmada una cláusula de confidencialidad. La sospecha de que los hubiera sustraído para hacérselos llegar a AFE se basa en que varios miembros de este sindicato, como Antonio Saiz y Diego Rivas, revelaron, según se asegura en la querella que ha sido admitida a trámite, que conocían datos privados de su competencia que iban a salir a la luz...

De hecho, y según siempre las acusaciones que revela el diario AS, desde AFE podrían haber intimidado a jugadores con derecho a voto, de ahí que su rival en las elecciones haya pedido al juez que llame a declarar como testigos a Rivas y Saiz. Según el Código Penal, la querellada, en caso de pasar a ser investigada por el juzgado de instrucción número 4, se arriesgaría a fuertes multas y penas de cárcel. De dos a cuatro años de prisión por apoderarse de datos secretos de la empresa, y de tres a cinco años por difundirlos, revelarlos o cederlos a terceros. Es decir, ninguna broma.

Luis Rubiales y Javier Tebas, presidentes de la RFEF y LaLiga, respectivamente. (EFE)
Luis Rubiales y Javier Tebas, presidentes de la RFEF y LaLiga, respectivamente. (EFE)

Rubiales y su cruzada contra Tebas

Cabe recordar que el nuevo sindicato de futbolistas fue calificado de "amarillo" y "vertical" nada más nacer y que prácticamente no hubo un solo vestuario al que no llegara el comentario de que era "el sindicato de Tebas". "Me sorprende que esto lo diga AFE, donde más del 70% de su presupuesto lo cubre LaLiga y donde tienen salarios de 3,5 millones de euros", recordó el máximo dirigente de la patronal. Y es que lo más paradójico de todo es que, efectivamente, el organismo que preside Tebas es el que mantiene las suculentas cuentas de AFE, un sindicato en el que la influencia de Luis Rubiales, ahora presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), no hace falta recordarla. De hecho, no sería de extrañar que estuviera en la sombra por la cruzada que mantiene contra Tebas.

Tal y como informó Palco23, la Guardia Civil investiga las cuentas de la AFE de la época en la que Rubiales era su presidente. El juez Santiago Pedraz, magistrado que instruye la Operación Soulé, solicitó información financiera del mencionado sindicato para que la Unidad Central Operativa (UCO) las analizara. También podríamos recordar el 'máster a lo Cifuentes' que se sacó David Aganzo, sustituto de 'Rubi', con quien mantiene una estrecha relación, tal y como quedó demostrado con el famoso partido en Miami y más recientemente con la Supercopa de España que Rubiales planea llevarse a Arabia Saudí en enero y con la participación de cuatro equipos. Por no hablar del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino...

Pero hay más. Además de los casos de la extraña dimisión del presidente de la Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), Eduardo Herrera, y del acoso al que se le está sometiendo a Paco Díez, máximo dirigente del fútbol madrileño, casualmente Miguel Galán, presidente de Cenafe Escuelas, denunció este sábado "una trama de la federación murciana, con su gerente, Juan José Villanueva, y su presidente, Monje Carrillo, contra mí. Una cena con ex trabajadores míos con todo tipo de ofrecimientos por 'información', según la grabación para hundirme. En breve pondré la querella penal". "Estoy acostumbrado, el señor Rubiales me puso un detective mandado por Villar y pagado con dinero de AFE", añadió Galán.

Es decir, que quizás este nuevo escándalo tampoco sea nuevo por muy grave que nos lo parezca y, al igual que sucede con el amaño de los partidos, lo difícil no es denunciarlo, sino demostrarlo. Viene al caso recordar lo que ocurrió en 1972 ocurrió en Estados Unidos con el famoso Watergate, en el que la versión oficial afirmaría que Richard Nixon deseaba reunir materiales escandalosos que pudieran ser utilizados contra el Partido Demócrata y que, con esa finalidad en mente, no había dudado en quebrantar la legalidad. Así parece que se las gastan algunos en España, aunque será un juez quien nos lo confirme y LaLiga quien deberá actuar en consecuencia.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios