el auténtico '9' del real madrid

Cristiano vuelve para matar el debate del delantero que agobia a Zidane

El Real Madrid empieza a defender otra vez la Champions League con su tercer capitán de regreso a la actividad oficial contra el APOEL, un momento estupendo para recuperar su sed goleadora

Foto: Cristiano no ha podido jugar todavía un partido oficial en el Bernabéu esta temporada. (EFE)
Cristiano no ha podido jugar todavía un partido oficial en el Bernabéu esta temporada. (EFE)

A pequeños problemas, grandes soluciones. A continuación de una apoteosis inicial transformada en dos títulos que produjo la admiración local e internacional hacia el Real Madrid, precedida por el final de temporada prácticamente perfecto, dos empates en dos partidos seguidos en el Santiago Bernabéu han convertido la alegría en tensión y desánimo. Sea o no un exceso de dramatismo por parte del campeón de Liga y Champions vigente, no se puede negar que en estos momentos, la felicidad ha desaparecido y ha surgido la preocupación. Falta un delantero centro como el comer y hasta el 1 de enero no hay solución posible. Zidane va a tener que tirar con lo que le ha facilitado la dirección deportiva del club cuya parcela técnica él dirige.

La organización del mercado estival en el Madrid había sido ejemplar. Antes de empezar la pretemporada, el club blanco ya había ocupado los lugares que dejaban bajas confirmadas con futbolistas jóvenes, de muchísima proyección que quería media Europa. Theo, Ceballos, Vallejo y Llorente ampliaban un fondo de armario que ya era la envidia del planeta entero. Luego se produjeron otras salidas, también previstas, pero no cubiertas. El Olympique de Lyon compró a Mariano Díaz y el Chelsea a Álvaro Morata. El Madrid recuperó a Mayoral, pero a nadie más. Dos futbolistas de muy buen nivel que rindieron con soltura durante todo el curso pasado eran reemplazados por otro que apenas había catado la Bundesliga en el Wolfsburg.

"Al final es verdad que cuando miras los jugadores que tenías como Morata y Mariano que lo hicieron muy bien, ahora miras y tienes solo a Mayoral, puedes pensar que falta un nueve, pero al final no se ha podido. Sobre todo me hubiera gustado que se quedara Morata pero quería jugar más y quiso marcharse. Lo respetamos y al final no se ha podido conseguir otro jugador", dijo Zidane, explicando que durante todo el verano había deseado contar con otro delantero.

Claramente algo había fallado ahí. Podría interpretarse que Mariano tenía sustituto, pero no así Morata. Morata ha abierto un socavón de 20 goles que nadie ha rellenado. Y claro, Zidane pedía un '9' y no lo tiene. De hecho, se podría decir que no tiene ni un solo delantero centro puro en la plantilla. El titular es Benzema, pero el francés es mucho más que un punta clásico y tiende a abandonar la zona de referencia para asociarse; Cristiano juega muchas veces arriba, pero se sitúa con regularidad en su lugar predilecto, la banda izquierda; Mayoral es un '9' moderno, adaptado a no fijar a los centrales, sino a caer a banda, a tocar y no tanto a rematar, de hecho, nunca ha sido un gran goleador; Bale, por último, nunca ha jugado como ariete y claramente sus características le piden otra función en el campo.

La última celebración de Cristiano, en el Camp Nou. (EFE)
La última celebración de Cristiano, en el Camp Nou. (EFE)

El problema existe y se evidenciará cada vez más conforme se sucedan las semanas de competición y se carguen de partidos los tres jugadores de ataque habituales de Zidane. Mientras tanto, la falta de gol que ha supuestamente acarrea el Madrid va a ser abofeteada esta misma noche. ¿Cómo? Muy simple: vuelve a jugar Cristiano Ronaldo en partido oficial después de su sanción de cinco partidos en España (cumplidos ya cuatro). Así cualquiera... El máximo goleador histórico blanco regresa al campo y encima con un hambre voraz después de no poder llevarse nada a la boca desde aquel golazo que le hizo al Barça en la ida de la Supercopa de España el 13 de agosto.

No tener a Cristiano es perder automáticamente un porcentaje altísimo de posibilidades de anotar un gol. Puede que haya pasado su momento y que desde un punto de vista físico esté encarando su cuesta abajo hacia el final de su carrera, como ciertamente se ha podido apreciar a lo largo de los últimos dos años, pero el Madrid ha ganado dos Copas de Europa seguidas principalmente porque Cristiano estuvo espléndido cuando hacía falta. Nadie había sido el máximo goleador de la Champions League cinco temporadas consecutivas, y por mucho que no esté bien, su influencia en el Real Madrid, un club hecho a base de goles, es abrumadora. Sus números no son comparables a ninguno de los anteriores futbolistas que han vestido la blanca. Ninguno. Se dice pronto, teniendo en cuenta lo que ha pasado por Concha Espina en 115 años. Por eso no era fácil imaginar que el Madrid diera luz verde a su salida, que se le permitiera marcharse después de su rabieta por ser juzgado por fraude fiscal.

Dijo Zidane que habría "una opción nueva" en el ataque del Real Madrid contra el APOEL. Las variantes son amplias, más teniendo en cuenta la que le brindó Lopetegui con España de no jugar con un '9', sino con seis centrocampistas. Sin embargo, juega Cristiano. Eso es obvio. A partir de ahí puede disponer a sus jugadores Zidane como quiera, pero Cristiano está y los problemas de gol, la ausencia de delantero, pasa a un segundo plano. Lo acapara todo, porque con él en el campo lo normal es marcar, lo raro es quedarse a cero.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Bale y Cristiano Ronaldo.

APOEL: Boy Waterman; Roberto Lago, Jesús Rueda, Vuros, Carlao; Vinicius, Nuno Morais, Ebecilio, Zahid, Sallai y De Camargo.

Árbitro: Benoit Bastien (FRA).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.45, beIN Sports.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios