Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | Colorín colorado, Marcelo está amortizado
  1. Deportes
  2. Fútbol
los problemas del capitán

Lo mejor y lo peor | Colorín colorado, Marcelo está amortizado

A Marcelo hay que tenerle respeto porque es una leyenda, agradecimiento por su entrega, reconocimiento a su historia... Pero tiene que dejar paso. Cada partido se le ve más apagado

Foto: Marcelo se seca el sudor de la cara durante un partido del Real Madrid
Marcelo se seca el sudor de la cara durante un partido del Real Madrid

La versión del Marcelo que se vio contra el Alcoyano es la de un jugador que está apagándose por culpa de la inactividad y también por una forma física alejada de la que tiene que tener un lateral para la alta competición. Marcelo dejó claro en Alcoy que está amortizado. Respeto a la leyenda, agradecimiento, reconocimiento a su historia, pero tiene que dejar paso.

Al capitán todavía le quedan partidos en los que Ancelotti tendrá que tirar de él para dar oxígeno a Mendy. Le queda la calidad, el oficio, pero no tiene velocidad ni resistencia. Cuando se pierde el físico, va desapareciendo la chispa, el desborde, la profundidad y la contundencia. Es una de las conclusiones que deja la sufrida victoria contra el Alcoyano. Lo mejor de Marcelo ha pasado y reengancharle ya no es sencillo. Sería asombroso que pueda ir a mejor.

Foto: Diego López celebra la clasificación del Espanyol en la Copa contra la Ponferradina

El Real Madrid cumple el expediente en la Copa del Rey con la venganza contra el Alcoyano. Ancelotti reconoce que para ganar este tipo de partidos, contra rivales bravos, intensos y en campos irregulares, no conviene ser brillantes. Hay que ser prácticos y evitar sustos. El Real Madrid aburrió y tampoco conviene que el entrenador del Real Madrid se acostumbre a dormir los partidos en los que siente el peligro a una catástrofe. Sería mejor que pensara en cómo hay que arriesgar, llevar la iniciativa del juego, tener más ritmo y profundidad porque el Alcoyano fue superior en la primera parte y perdió por dos errores defensivos en las acciones de los tantos de Marco Asensio e Isco.

Lo mejor | El amor propio de Militao

No hay mejor antídoto al error que tomarse el siguiente partido con el orgullo y el propósito de demostrar que fue un accidente. Militao tuvo un mal día contra el Getafe, se durmió en la jugada del gol de Enes Ünal y contra el Alcoyano jugó con raza, compromiso y determinación. En una noche donde el miedo del entrenador era que se pudieran revivir los fantasmas de la derrota sufrida por el Real Madrid de Zidane, Eder Militao sacó de un apuro al equipo con un gol al filo del descanso. Un remate de cabeza contundente tras un saque de esquina. Confirma que a balón parado hace daño. Tiene gol. Militao jugó con seriedad y amor propio. Hizo lo que es innegociable para Florentino y el madridismo. El esfuerzo no se negocia y el escudo no se mancha. Hay que darlo todo, sea quien sea el rival.

Lo bueno | Camavinga es un torbellino

Sin Modric (descanso) y Kroos (banquillo), Ancelotti puso en el centro del campo a Camavinga y Fede Valverde junto a Casemiro. El centro del campo se resiente demasiado cuando no están el croata ni el alemán. El Real Madrid generó muy poco fútbol en Alcoy, no tuvo el control del partido, principalmente en el primer tiempo. Le faltó consistencia. Pero tuvo energía. La que dio Eduardo Camavinga.

placeholder Militao en el partido contra el Alcoyano
Militao en el partido contra el Alcoyano

El joven centrocampista francés es un torbellino. Peca de imprudente y a Ancelotti le desquicia que juegue con tanto ímpetu y sea descontrolado. Pero es otro jugador que, como Militao, jugó con orgullo y compromiso. No se escondió, tuvo fiereza en las acciones para recuperar la pelota, ganar duelos y personalidad para sacar el balón jugado desde atrás. Es muy joven, acaba de llegar, hay que pulirlo, tiene que aprender… Pero le pasa lo que a Vinicius en sus inicios. Tiene descaro, atrevimiento, se quiere comer el mundo… También tiene calidad.

Lo normal | El oficio de David Alaba

El austríaco parece que lleva años en el Real Madrid. David Alaba se adapta a cualquier posición y circunstancia. Contra el Alcoyano era imprescindible tener a un defensa con mucha experiencia y jerarquía porque la norma de Ancelotti era ser prácticos y equilibrados. Alaba siempre está motivado, aunque sea una noche de Reyes y tenga que ponerse el mono de trabajo contra jugadores combativos como los del Alcoyano. Es seguro, sobrio atrás, y además tiene vocación para irse adelante y buscar el gol. Lo intentó en un par de ocasiones subiendo al ataque y mostrando la confianza y peligrosidad que tiene con su potente lanzamiento con la izquierda. Es difícil encontrar fallos en este central.

Lo malo | Fede Valverde se desinfla

El centrocampista uruguayo tuvo un partido gris en El Collao. Extraño en él porque si por algo se caracteriza es por aprovechar las oportunidades que tiene cuando entra en el once. Fede Valverde no tuvo la energía ni la presencia de Camavinga. Es un futbolista clave en los planes de Ancelotti por su verticalidad para hacer daño en las transiciones. Durante el principio de la temporada al equipo le funcionó su aportación. Sumó en el juego de ida y vuelta, estaba en forma, era resolutivo en el juego directo. Pero las lesiones le cortan las alas. Ha perdido frescura. No es una buena noticia que el uruguayo haga un partido gris.

placeholder David Alaba en una acción defensiva contra el Alcoyano
David Alaba en una acción defensiva contra el Alcoyano

Lo peor | Con Hazard siguen las dudas

Además del mencionado Marcelo, en el Real Madrid hay motivos para seguir preocupados por el rendimiento de Eden Hazard. El belga entró en el once contra el Alcoyano y no acabó el partido. Malas noticias para creer en que llegará pronto su mejor versión. No le sale nada. Lo intenta, insiste, tiene actitud, pero le falta desborde, finalizar las jugadas… Carece de chispa. Ancelotti dijo tras el partido que le falta confianza. Mal asunto porque jugó de extremo izquierdo, posición en la que mejor se desenvuelve. Cuando regrese Vinicius, se resentirá más su confianza.

A Eden Hazard le falta hacer un gran partido, dar un golpe en la mesa, demostrar que puede liderar el ataque del equipo y ser desequilibrante. Contra el Alcoyano, sin Vinicius y Benzema, era uno de esos días para reivindicarse. No lo hizo. Y no vale que Carlo Ancelotti diga que el partido era para ser prácticos y dejar en un segundo plano la calidad. Con Hazard en el campo, lo que se espera son acciones de calidad porque tiene talento y experiencia. Si no se producen, no es porque esté supeditado a un trabajo colectivo de equipo y tenga que ser más sacrificado. Es porque no encuentra su fútbol. No consigue hacer fluir la calidad, inspiración y el físico. Está tardando en regresar la mejor versión de la estrella belga.

La versión del Marcelo que se vio contra el Alcoyano es la de un jugador que está apagándose por culpa de la inactividad y también por una forma física alejada de la que tiene que tener un lateral para la alta competición. Marcelo dejó claro en Alcoy que está amortizado. Respeto a la leyenda, agradecimiento, reconocimiento a su historia, pero tiene que dejar paso.

Real Madrid Marcelo
El redactor recomienda