Sacrificar las rotaciones: así logra Ancelotti que el Real Madrid tenga inercia ganadora
  1. Deportes
  2. Fútbol
está el riesgo de fundir su once

Sacrificar las rotaciones: así logra Ancelotti que el Real Madrid tenga inercia ganadora

Ancelotti hace sacrificios para mantener la racha ganadora. Estos pasan por no rotar, renunciar a la pelota contra el Inter y plantear el partido a las acciones de contraataque

Foto: Carlo Ancelotti durante el partido contra el Inter de Milán. (REUTERS/Juan Medina)
Carlo Ancelotti durante el partido contra el Inter de Milán. (REUTERS/Juan Medina)

El reproche que se le hace al buen trabajo de Carlo Ancelotti es que exprime a un grupo reducido de jugadores. No le da importancia al calendario. Manda lo inmediato. Lo que cuenta es ganar el siguiente el partido y su confianza está depositada en ese núcleo del que se ha caído un fundido Benzema.

El éxito del italiano está en que juega todos los partidos con el mismo once y, si sigue así, se enroca en su grupo de seguridad, corre el riesgo de que el equipo se le caiga en los meses decisivos de la temporada. Le sucedió en su primera etapa en el Real Madrid cuando sufrió un desplome tras 22 victorias consecutivas. Ahora encadena 9 triunfos y el siguiente partido es el derbi contra el Atlético de Madrid. No habrá una revolución en el equipo titular porque el Atleti es otro de esos partidos claves para alejar a uno de los grandes rivales en la Liga.

Los síntomas de agotamiento que transmite la guardia pretoriana de Ancelotti están ahí y son reconocibles, de manera implícita por el entrenador, cuando decide renunciar a la pelota en el partido contra el Inter de Milán. A Ancelotti le funcionó la táctica de resistir atrás y ganó con la ley del mínimo esfuerzo para ir a la presión en la recuperación del balón.

Foto: Los jugadores del Real Madrid celebran el triunfo contra el Inter. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Carlo Ancelotti rechaza las rotaciones y se agarra a que lo que funciona no conviene tocarlo porque ha encontrado una dinámica ganadora. Está aprovechando su momento. Los resultados dan la razón al italiano. Tiene al equipo líder en la Liga y ha conseguido el primer puesto en la fase de grupos de la Champions. Las sensaciones son otra cosa. Diferentes. Y las consecuencias pueden ser peligrosas si aparece la fatiga en más jugadores que van monopolizan los minutos y arriesgan con las lesiones. Benzema es un caso y cayó lesionado en el partido contra la Real Sociedad. Es duda para el derbi.

Abrir brecha en la Liga

Los sobreesfuerzos acumulados están ahí y Ancelotti decide que es mejor seguir por este camino, con el que consigue abrir brecha en la Liga. Lo que venga después lo irá resolviendo con otros recursos individuales y colectivos. La gestión en la parcela física le corresponde a Antonio Pintus y el preparador da su visto bueno al método con el que Ancelotti quiere ir de victoria en victoria y asumir los riesgos. Solo hay que ver cómo celebran todos los miembros del cuerpo técnico cada triunfo. Forman una piña, se abrazan, festejan una nueva victoria que sirve para afianzar la confianza en el trabajo bien hecho.

placeholder Vinicius en el partido contra el Inter de Milán
Vinicius en el partido contra el Inter de Milán

La realidad es que no hay más plan que el partido siguiente y la recuperación física de los titulares tiene que ser express. Para las segundas partes, cuando el depósito entra en la reserva, hace uso de la energía de Camavinga y Fede Valverde. El único puesto que no tiene un dueño absoluto es del extremo derecho, aunque en los últimos partidos está jugando más Rodrygo que Marco Asensio. Por lo demás, el once del Real Madrid se puede recitar de carrerilla porque es inamovible y lo juega todo en este maratón de partidos entre la Liga y la Champions.

Ahorrar energías

Carlo Ancelotti está haciendo sacrificios para mantener la racha ganadora. Estos pasan por ver a un Real Madrid que no rota, tiene que renunciar a la pelota contra el Inter de Milán y plantea el partido a las acciones de contraataque. Como si se tratara de un equipo menor en su propio estadio. Esto no es lo que había prometido el técnico italiano en su presentación. “La idea para el Real Madrid es que sea un equipo ofensivo y espectacular porque es lo que quiere la afición y lo que dice la historia”, dijo en el inicio de su segunda etapa. Vendió espectáculo en el juego y ser fiel a un estilo ofensivo que va ligado a la grandeza del Real Madrid. Pero es imposible jugar siempre con los mismos y que no sufran desgaste. Esta es la preocupación del cuerpo técnico y lo que ha hecho cambiar el discurso de Ancelotti. El ahorro de energía pasa por echarse atrás y reducir los metros del campo para hacer menos repetición de esfuerzos.

Foto: Kylian Mbappé celebra un gol contra el PSG. (EFE/Ian Langsdon)

De prometer espectáculo y un equipo con una propuesta ofensiva, Ancelotti ha pasado a justificar el planteamiento conservador contra el Inter como el recurso idóneo para ser más competitivos: “Nosotros no somos un equipo intenso en el aspecto defensivo. No podemos defender a campo abierto, pero tenemos mucha calidad, mucha experiencia y mucho compromiso”. Ancelotti sacrifica rotaciones por la calidad y el compromiso de los más expertos. Esto se lo dan los tres del centro del campo (Casemiro, Kroos y Modric). Aunque a Modric se le escape, tras ser elegido el mejor jugador en el encuentro contra el Inter, que “a lo mejor nos gustaría tener más posesión”.

Mientras se vaya ganando y el equipo consiga ser sólido, Ancelotti va a aguantar la incomodidad de los que le preguntan por las rotaciones. Hasta en el palco del Bernabéu interesa que se hable de las victorias, el liderato y la clasificación para los octavos. “Ancelotti hace una buena lectura de los partidos”, comenta Emilio Butragueño. Habrá quien piense que lo que tiene que hacer es una buena gestión de la plantilla para toda la temporada para no morir en la orilla. Pero esto solo depende únicamente de las decisiones que está tomando un entrenador que juega con fuego y plantea los objetivos cuando dice que “tenemos la calidad para ganar la Liga y la calidad para competir la Champions”. Es lo mismo que decir que su prioridad es el campeonato doméstico y que Europa es otro nivel.

Karim Benzema
El redactor recomienda