Lo mejor y lo peor | Ver para creer: el Real Madrid aprende a competir sin Benzema
  1. Deportes
  2. Fútbol
ancelotti prioriza la solidez

Lo mejor y lo peor | Ver para creer: el Real Madrid aprende a competir sin Benzema

El Real Madrid sabe ganar sin Benzema, pero a cambio tiene que renunciar a tener más posesión del balón, adquirir más compromiso defensivo y jugar al contraataque

Foto: Los jugadores del Real Madrid celebran el triunfo contra el Inter. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Los jugadores del Real Madrid celebran el triunfo contra el Inter. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Si antes de empezar la temporada nos dicen que el Real Madrid es capaz de ganar dos partidos del nivel de la Real Sociedad y el Inter de Milán sin Benzema, no nos lo creemos. Ha pasado. El equipo de Carlo Ancelotti aprende a competir sin Karim Benzema. El delantero francés es intocable en un equipo que necesita su calidad, inspiración, chispa y también el liderazgo. La lectura más importante es que no hay pánico entre los jugadores de campo, no les quema el balón, saben lo que tienen que hacer, cómo interpretar los partidos sin Benzema y ser solventes.

El Real Madrid cierra la fase de grupos con una victoria contra el Inter de Milán basada en un bloque sólido en defensa, el contraataque y los golazos de Kroos y Marco Asensio. A esto se le llama ser contundentes en las dos áreas y tener la virtud de saber competir. Es lo más difícil que hay en el fútbol. No todos los equipos saben sufrir cuando el rival aprieta y aprovechar las ocasiones de gol cuando se presentan. El Real Madrid lleva un tiempo que gana con un sistema defensivo que ha ido mejorando y las individualidades ofensivas. Contra el Sevilla consiguió la victoria con un golazo de Vinícius, lo mismo sucedió contra la Real Sociedad con otro buen gol del joven brasileño y ante el Inter fueron Kroos y Marco Asensio los que resolvieron con la pegada. Defender con compromiso y tener puntería es el planteamiento al que el Madrid le saca rendimiento sin su ‘9’.

Lo mejor | El descubrimiento de Luka Jovic

Lo que ya sabemos, tras ganar a Real Sociedad e Inter de Milan, es que el ‘9’ del Real Madrid se puede coger un resfriado o tener un descanso y evitar que se dé la paliza de jugar todos los partidos. El francés es el máximo goleador del equipo. Indiscutible para Ancelotti y el engranaje para hacer fluir el juego de ataque. Antes de la Real Sociedad e Inter, el Real Madrid había ganado con sufrimiento (1-0) al Athletic con un gol de Benzema.

Foto: Kylian Mbappé celebra un gol contra el PSG. (EFE/Ian Langsdon)

Cuando el francés se lesionó contra la Real Sociedad, en el minuto 17, saltaron las alarmas. Quedaba todo el partido por delante y salía al campo un compañero con cara de despistado, que costó 60 millones de euros y que solo llevaba dos goles en el tiempo que lleva en el Real Madrid. Es Luka Jovic, el delantero suplente de Benzema. El serbio se ha puesto las pilas. Marcó un gol al equipo donostiarra, tirándose en plancha para rematar de cabeza, y llevó peligro contra el Inter. Benzema no tiene un sustituto que llegue a su nivel y conviene que esté para las eliminatorias contra rivales potentes, pero, si se lesiona, ya se ha visto que Jovic ha cambiado la actitud. Ahora tiene sangre y quiere aprovechar sus oportunidades.

Lo bueno | El compromiso defensivo

El Real Madrid sabe ganar sin Benzema, pero, a cambio, tiene que renunciar a tener más posesión del balón y compensarlo con más compromiso defensivo. El planteamiento contra el Inter, de inicio, fue rácano. Ancelotti renunció a la presión arriba, a asumir riesgos y metió al equipo en su campo. Quería las líneas juntas. Todos replegados, haciendo un bloque sólido y desplegándose en acciones de contraataque. El primer cuarto de hora fue un asedio de los italianos y en la primera parte hubo 13 disparos del Inter. Son demasiados, pero el rival careció de puntería. Otro equipo, a partir de octavos, cuartos… puede hacer más daño. El Real Madrid fue generoso en el esfuerzo colectivo, defendió fuerte y aprovechó las ocasiones de gol.

A Ancelotti le vale este sistema y no lo oculta, pese a que juegue en el Bernabéu, donde el equipo tiene que tener una propuesta más ofensiva y atractiva. “Si el equipo contrario tiene la posesión, para mí no es un gran problema. Con la posesión no ganas los partidos. Los ganas con los goles. Al principio de temporada tuvimos menos compromiso defensivo y encajamos más goles. Ahora me gusta el aspecto defensivo”, dice el entrenador del Real Madrid. Es el Ancelotti más práctico.

Lo normal | Los golazos de Kroos y Asensio

El Real Madrid defendió con orden, intensidad y generosidad en el esfuerzo, pero para ganar hay que hacer goles. Los consiguió con los dos futbolistas que mejor golpeo de la pelota tienen en la plantilla. Kroos ya los mete hasta con la zurda y desde fuera del área. El alemán hizo un golazo en el campo del Sheriff y contra el Inter repitió. La clase y la seguridad con la que golpea la pelota también sirven para ganar partidos. El Real Madrid está sacando rendimiento a estos lanzamientos desde fuera del área y al golazo de Kroos se une la clase y precisión de Marco Asensio. El balear llevaba dos minutos en el campo y definió con otro disparo fantástico. Asensio tiene gol. Lo que le falta es continuidad en el juego y por eso le ha vuelto a quitar el puesto Rodrygo en la banda derecha. Pero el balear, cuando se le enciende la bombilla, hace este tipo de golazos.

Lo malo | Hazard y Bale no tienen nada que celebrar

El Real Madrid cumple el primer objetivo de la temporada consiguiendo el liderato del grupo, con una buena reacción tras la sorprendente derrota contra el Sheriff en el Bernabéu. Este día fue histórico y sirvió de lección para Ancelotti y los jugadores. No se puede tener un solo despiste en la Champions porque, a partir de las eliminatorias, te cuesta irte a casa.

Puede celebrar que ha subido el compromiso defensivo, ha ganado en solidez con la mejoría de la pareja Militao-Alaba, tiene a un segurísimo Courtois, la jerarquía de los tres del centro del campo (Casemiro, Kroos y Modric), la explosión de Vinícius, los goles de Benzema y también los que han aportado Rodrygo y Marco Asensio. Pero lo malo, de lo que no puede presumir, es de sus dos fichajes más caros y los que más cobran. No han colaborado en esta fase de grupos. Hazard y Bale no han estado. El belga está tardando demasiado en coger la forma física y entrar en los planes del entrenador. Contra el Inter fue el último cambio y solo jugó los últimos 10 minutos. El galés es un misterio con las lesiones.

Lo peor | ¿Se puede ganar la Champions con este plan?

Ancelotti deja claro cuál es su planteamiento más eficaz para ser competitivos cuando esté enfrente un equipo potente como es el Inter de Milán. Hay que tener una estructura defensiva que permita ser sólidos atrás y salir al contragolpe con la velocidad de Vinícius, principalmente, y los que le acompañen. El Real Madrid lleva tres partidos seguidos sin encajar un gol (Athletic, Real Sociedad e Inter) y este tipo de resultados refuerzan la confianza del entrenador y de los jugadores. Si se defiende bien y no se tiene la pelota, también se puede competir. ¿Cuando tenga enfrente al Manchester City, Liverpool, Bayern de Múnich, PSG…, jugará como contra el Inter? Hay más riesgos.

placeholder Militao pugna por un balón con Barella.
Militao pugna por un balón con Barella.

¿Conviene esta propuesta tan defensiva? Según avanza la temporada, aumenta el nivel de dificultad de los adversarios y los equipos tienen más artillería, son más eficaces y peligrosos que el Inter. Podría ser un suicido querer jugar tan atrás y hacer un fortín en el área de Courtois para intentar no encajar goles y fiarlo todo a los contragolpes.

Karim Benzema Vinicius Junior Marco Asensio