Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | Al Real Madrid le cogen el truco y no es el del agarrón a Marcelo
  1. Deportes
  2. Fútbol
toque de atención al líder

Lo mejor y lo peor | Al Real Madrid le cogen el truco y no es el del agarrón a Marcelo

El problema de la derrota del Real Madrid en Getafe no es el agarrón a Marcelo. Es encontrar soluciones futbolísticas a los atascos que tiene el equipo cuando se le cierran los rivales

Foto: Jorge Cuenca agarra a Hazard en el partido entre el Getafe y el Real Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Jorge Cuenca agarra a Hazard en el partido entre el Getafe y el Real Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

La denuncia de Emilio Butragueño, portavoz institucional del club, no es contundente. Con la boca pequeña y pasando la pelota al debate periodístico deja la acción del agarrón en el área de Damián a Marcelo. El Buitre no se moja. Insinúa que es penalti, pero no se atreve a decirlo con rotundidad. Tampoco lo hizo Carlo Ancelotti en su análisis tras la derrota contra el Getafe. El Real Madrid empieza el año con el mismo problema que tenía en 2021 con la llegada del técnico italiano. Es un equipo espeso cuando tiene que atacar estructuras defensivas que son organizadas, intensas y no dejan espacios. Los rivales que proponen este tipo de partidos, que suelen ser inferiores por calidad, saben cuál es la debilidad del líder. Pasó contra Osasuna, Villarreal, Sheriff y Cádiz en el Bernabéu. Y frente al Espanyol y Getafe fuera de casa. Tres derrotas y tres empates en estos partidos.

Al Real Madrid le han pillado el truco y no es el del agarrón a Marcelo. Butragueño tiene un problema si empieza el año poniendo como excusa que perdieron por esta acción. Ancelotti no lo ha hecho. "Damián agarra a Marcelo y no le deja continuar la jugada. Es evidente que hay agarrón. Jugada dentro del área y agarrón... Lo dejo para ustedes", insistió el director de relaciones institucionales. En el Real Madrid hay malestar porque no les pitan penaltis (en todo el 2021 le señalaron tan solo dos en la Liga). El de Getafe podría ser 'penaltito' y ya dijo Ancelotti que "los penaltitos no pueden ser castigados como penaltis". El problema no es el agarrón a Marcelo, es encontrar soluciones futbolísticas a los atascos. El truco de estos rivales que le plantean partidos incómodos es cerrarse fuerte por dentro y darle las bandas.

placeholder Imagen del agarrón de Damián a Marcelo
Imagen del agarrón de Damián a Marcelo

Lo mejor | Modric no estaba de vacaciones

Carlo Ancelotti pone el foco de la derrota en Getafe en un problema de actitud. Para el técnico, el equipo se cogió un día más de vacaciones navideñas y entró al partido despistado, relajado y le faltó más compromiso. El análisis es certero, pero no se le puede aplicar a Luka Modric. El más veterano de la plantilla jugó enchufado, consciente de que no era un partido sencillo y tirando del equipo de atrás hacia delante. Fue el que generó peligro con un disparo al larguero y haciendo que el portero David Soria tuviera que salvar el empate. Modric es el ejemplo de buen profesional. Está a seis meses de que le cumpla el contrato, quedar libre y aprovecha cada partido para demostrar a Florentino que tiene energías, ilusión y fútbol para prolongar su contrato. El croata es admirable por sus ganas de querer comerse el mundo.

placeholder Luka Modric dispara ante la oposición de Aleñà.
Luka Modric dispara ante la oposición de Aleñà.

Lo bueno | El colchón de puntos

La derrota en Getafe no es un drama porque el esprint del Real Madrid a finales de 2021 le permitió coger un buen colchón de puntos. Es un toque de atención y así lo reconoce Ancelotti. Las diferencias de 14 y 15 puntos, con Atlético y Barcelona (tienen un partido menos), siguen siendo amplias. El Sevilla está más cerca. También el Betis. Pero haría mal el Madrid si quiere vivir de esta renta y cambia la dinámica. Queda toda la segunda vuelta y Ancelotti ya sufrió en 2015 un desplome en su primera etapa en el banquillo blanco. El 4 de enero, en el primer partido del año de 2015, perdió en Valencia tras 22 victorias seguidas. El Madrid encadenó hasta Getafe un total de 15 encuentros sin perder, entre Liga y Champions, y ahora se corta la racha. Habrá que confirmar más adelante si esto es un accidente o hay un cambio de tendencia.

Lo normal | Hazard está en un segundo plano

El primer bombazo del año fue la alineación. Eden Hazard ya no es titular ni cuando está de baja Vinícius. Era el partido para que el belga pudiera regresar al extremo izquierdo, la posición en la que mejor se desenvuelve, y de la que se ha adueñado el brasileño. Ancelotti prefirió jugar con Rodrygo y Marco Asensio en las bandas. Un palo para la estrella belga, que sigue en un segundo plano y de poco ha servido que se viera una leve mejoría en los dos anteriores partidos (Cádiz y Athletic). Hazard salió tras el descanso en sustitución de un gris Asensio y tampoco mejoró al equipo ni encontró soluciones para abrir la sólida defensa del Getafe. Es el mal de Hazard. Necesita jugar, tener continuidad, sentir la confianza del entrenador y así poder remontar el vuelo. Ancelotti deja claro que sigue teniendo dudas con la forma física y futbolística del belga.

placeholder Eden Hazard durante el partido contra el Getafe.
Eden Hazard durante el partido contra el Getafe.

Lo malo | Militao canta cuando no tiene tensión

Acabó el año como un defensa fiable y lo empieza con una cantada en Getafe que le cuesta la derrota a su equipo. Eder Militao ha aprendido una lección. Ser defensa del Real Madrid es ser un GEO. Puedes intervenir en pocas situaciones, pero, cuando te toca, hay que ser contundente e infalible. En Getafe le ganó la acción un incisivo Enes Ünal. Militao se enredó con el balón, giró, perdió el duelo y esto es imperdonable en un central que juega en un gran equipo. No tiene remedio si sucede en una eliminatoria de la Champions y pronto tendrá que medirse a Mbappé, Messi... La versión poderosa que se ha visto del brasileño en partidos importantes de esta temporada (Barcelona, Atleti, Inter de Milán...) tiene un suspenso con la desatención en el inicio del partido en el Coliseum.

placeholder Eder Militao en el partido contra el Getafe en el Coliseum.
Eder Militao en el partido contra el Getafe en el Coliseum.

Lo peor | Despistes y nula eficacia ofensiva

El partido empezó mal con el fallo de Militao y el gol de Enes Ünal. El despiste tenía arreglo. Era el minuto nueve y había muchos minutos por delante. Solo Modric, en la primera parte, y un disparo con peligro de Casemiro en la segunda pusieron en apuros al Getafe. Lo demás resultó ser un dominio estéril con el mismo problema de la temporada. El Real Madrid no tiene recursos para abrir defensas cerradas. Probó con Rodrygo y Marco Asensio de inicio para abrir el campo y no dieron profundidad por las bandas. Ninguno supo ni pudo desbordar. Ancelotti probó con Hazard y Marcelo y más de lo mismo. Centros al área que no encontraban rematadores.

Benzema perdió la inspiración y, cuando el francés tiene un mal día, arrastra a todo el equipo. Salió Mariano y no aportó nada. El Real Madrid estuvo nulo en ataque y el último recurso fue sacar a Isco, inactivo en los últimos siete partidos. El malagueño sí enganchó un remate de cabeza que detuvo David Soria. Mal día para el ataque de un Real Madrid espeso, sin juego por las bandas, que echó de menos la explosividad y el desborde de Vinícius. Empieza el año con un toque de atención y Ancelotti debe mejorar cómo desatascar partidos que son cerrados.

La denuncia de Emilio Butragueño, portavoz institucional del club, no es contundente. Con la boca pequeña y pasando la pelota al debate periodístico deja la acción del agarrón en el área de Damián a Marcelo. El Buitre no se moja. Insinúa que es penalti, pero no se atreve a decirlo con rotundidad. Tampoco lo hizo Carlo Ancelotti en su análisis tras la derrota contra el Getafe. El Real Madrid empieza el año con el mismo problema que tenía en 2021 con la llegada del técnico italiano. Es un equipo espeso cuando tiene que atacar estructuras defensivas que son organizadas, intensas y no dejan espacios. Los rivales que proponen este tipo de partidos, que suelen ser inferiores por calidad, saben cuál es la debilidad del líder. Pasó contra Osasuna, Villarreal, Sheriff y Cádiz en el Bernabéu. Y frente al Espanyol y Getafe fuera de casa. Tres derrotas y tres empates en estos partidos.

Real Madrid Marcelo
El redactor recomienda