Es noticia
Menú
La exageración de decir que Hazard ha vuelto cuando se ha quitado el polvo del banquillo
  1. Deportes
  2. Fútbol
hay señales para la esperanza

La exageración de decir que Hazard ha vuelto cuando se ha quitado el polvo del banquillo

A Hazard le faltan muchas cosas. Necesita el gol, que le daría confianza, y demostrar que puede encarar con más vértigo, determinación y ser eficaz para eliminar rivales

Foto: Hazard durante el partido entre el Real Madrid y el Cádiz. (EFE/Kiko Huesca)
Hazard durante el partido entre el Real Madrid y el Cádiz. (EFE/Kiko Huesca)

Carlo Ancelotti se moja y dice que “Hazard ha vuelto”. El pronóstico es demasiado arriesgado con un futbolista que todavía está muy lejos de la versión sobresaliente que tenía en el Chelsea y por el que el Real Madrid pagó más de 100 millones de euros. No sirven dos partidos para evaluar que el belga ya está listo para triunfar en este equipo. Le queda mucho por demostrar para poder decir que ha vuelto y que, lo más importante, tiene sitio en el once junto a otros intocables como Benzema y Vinicius.

Hazard ha jugado dos partidos seguidos (Cádiz y Athletic) por las bajas de Marco Asensio y Rodrygo. Ambos contagiados por el covid. Si no es por este contratiempo, el belga habría acabado el año en el banquillo y jugando los últimos minutos. Habría sido un recambio más en los planes de un entrenador que ha hecho pocas rotaciones y ha confiado en los mismos para abrir brecha en la clasificación.

Foto: Jordi Alba sentado y con la mano en la cara en el partido contra el Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal) Opinión

Lo destacado de Eden Hazard es que ha tenido paciencia y tanto contra el Cádiz como el Athletic se le ha visto una mejoría. No es lo suficiente como para decir que ha vuelto porque lo que tiene que demostrar el belga es si tiene nivel para quitarle el puesto a Rodrygo y Marco Asensio. La demarcación de extremo derecho es la posición que está sin dueño. En esta racha de victorias han ido alternando el brasileño y el español. Ambos han hecho méritos para quedarse con el puesto, pero Ancelotti sí ha visto que en esta rotación el equipo no se resiente. Sale Rodrygo, desborda y hace gol. Le toca a Adensio y lo mismo. Pero con Hazard no hay, todavía, esa sensación en los dos últimos partidos de este año.

La lesión parece olvidada

Es cierto que al belga se le ha visto una leve mejoría. Todavía es escasa, pequeña y está lejísimos de lo que tiene que ofrecer por su calidad y experiencia. Lo mejor es que parece recuperar la seguridad y la lesión en el tobillo está olvidada. Psicológicamente, lo ha pasado muy mal, ha tenido miedo y esto provocó que la recuperación se alargara en más tiempo del esperado. Había muchas esperanzas en el club de que pudiera verse a un buen Hazard en la Eurocopa y no fue así. Después llegó Ancelotti con el propósito de darle confianza y continuidad para que se sintiera importante. Empezó la temporada de titular y tampoco hubo progresos. Las lesiones y la explosión de Vinicius le han arrebatado el extremo izquierdo.

Hazard ha jugado estos dos últimos partidos en una posición que no está cómodo. Lo destacable es que demuestra que tiene ganas de reivindicarse, hay actitud y también mejora la condición física. Está rápido, aunque le falta el cambio de ritmo y la explosividad para desbordar. Hay motivos para esperanzarse, pero es pronto y arriesgado decir que está de vuelta. Tiene salud y compromiso. Ya es un paso de gigante para pensar que está iniciando la escalada.

placeholder Eden Hazard en el partido contra el Athletic en San Mamés
Eden Hazard en el partido contra el Athletic en San Mamés

Faltan muchas cosas. Necesita un gol, que le daría mucha confianza. Necesita demostrar que puede encarar con más vértigo, determinación y ser eficaz para eliminar rivales como hacía en el Chelsea. Como han venido haciéndolo Rodrygo y Marco Asensio. Este es el problema que seguirá teniendo el belga cuando se reanude la competición tras el parón navideño. El de saber si realmente Ancelotti le da más continuidad y no vuelve a quedarse para jugar los minutos finales y ser un recambio. No va a ser nada sencillo entrar en el once si no es por un bajón de Vinicius, Rodrygo y Asensio. Y porque el belga eleve mucho más su rendimiento. Lo importante para el Real Madrid y para el entrenador es que vuelve a ser un futbolista sano y en el segundo tramo de la temporada viene bien tener un recurso con experiencia y talento.

Exigirle ser el mejor

Hazard tocó fondo en el Real Madrid y los partidos contra el Cádiz y el Athletic tienen que ser el punto de partida para la recuperación de un futbolista que tiene el cartel de estrella. No se le puede evaluar con el mismo criterio que al resto de los jóvenes. La exigencia es que vuelva a ser el mejor, que tenga acciones y partidos en los que marque las diferencias y los gane por su calidad, estado de forma y personalidad. Como sucede con Benzema. Como hacen Modric y Kroos.

El primer tramo de la temporada ha sido malo para el belga. No era titular desde el partido del 28 de septiembre contra el Sheriff en el Bernabéu y el resultado fue una sonrojante derrota. Hazard no jugó ni un solo minuto en dos encuentros importantes como contra el Barcelona, en el Camp Nou, y el derbi frente al Atlético de Madrid. Tampoco fue la opción de Ancelotti para salir al campo cuando se lesionó Benzema contra la Real Sociedad. Sus apariciones, antes del brote de coronavirus en la plantilla, se reducían a los últimos diez minutos en partidos contra el Elche, Rayo e Inter de Milán. Eden Hazard ha tenido los partidos contra el Cádiz y Athletic para quitarse el polvo del banquillo y dar motivos para recuperar el optimismo.

Carlo Ancelotti se moja y dice que “Hazard ha vuelto”. El pronóstico es demasiado arriesgado con un futbolista que todavía está muy lejos de la versión sobresaliente que tenía en el Chelsea y por el que el Real Madrid pagó más de 100 millones de euros. No sirven dos partidos para evaluar que el belga ya está listo para triunfar en este equipo. Le queda mucho por demostrar para poder decir que ha vuelto y que, lo más importante, tiene sitio en el once junto a otros intocables como Benzema y Vinicius.

Eden Hazard
El redactor recomienda