Es noticia
Menú
Las 'app' móviles y redes sociales que solo conoces (y utilizas) si vives en un pueblo
  1. España
Tecnología en el mundo rural

Las 'app' móviles y redes sociales que solo conoces (y utilizas) si vives en un pueblo

El mundo rural se encuentra en un momento de 'transición tecnológica' para afrontar graves problemas como la movilidad, la búsqueda de vivienda o la creación de empleo. Varios creadores ya han puesto las primeras soluciones

Foto: Los tres creadores de la red social Puebloo. (Cedida)
Los tres creadores de la red social Puebloo. (Cedida)

"La tecnología es clave para que el mundo rural tenga futuro". Quien habla es Moisés de la Calle Sarabia, uno de los fundadores de la primera red social creada específicamente para la población rural. "En 10 años esto ha pegado un cambio importante y volverá a darlo en los próximos 10 años", añade Ricardo Hernández, de la aplicación Daremapp. "Se está cambiando esa perspectiva melancólica y negativa que teníamos hasta hace solo cinco o seis años por una perspectiva de un medio rural pujante, vital, activo y que tiene futuro. Y lo estamos consiguiendo entre todos", concluye Roberto Ortega, responsable de comunicación de El Hueco, la entidad que ha promovido Ruralcar, una 'app' específica para la movilidad en estas zonas. Son ejemplos de la transición que están experimentando pequeños pueblos, aprovechando las nuevas tecnologías para superar los graves problemas a los que se enfrenta desde hace décadas la España interior.

Porque las aplicaciones móviles y las redes sociales ya no están reservadas solo para población urbanita. Están llegando a un mundo rural cada vez más conectado y con más cobertura de internet para convertirse en herramientas esenciales que mejoran la calidad de vida de sus vecinos y potencian nuevas tendencias como el teletrabajo. Es el caso de Ruralcar, que cubre una de las necesidades más habituales entre pequeños y dispersos municipios de las comunidades autónomas más despobladas: la movilidad. Es esencialmente una aplicación para compartir vehículo en trayectos rurales. Roberto Ortega explica su funcionamiento: "Está disponible en todo el territorio nacional y tenemos descargas ya de 41 provincias. Si tú, por ejemplo, quieres ir de Guadalajara a un pueblo del Aljaraque, lo buscas y te aparece si hay algún 'match' [alguien que haga esa ruta y quiere compartir coche] que hace ese trayecto".

Foto: Fuente: iStock

En sus primeros seis meses en funcionamiento, más de 1.500 personas se han descargado esta aplicación, que está ideada sobre todo para trayectos cortos entre municipios que no tienen ningún otro tipo de conexión en transporte público. "Necesitamos muchísimas personas más para que pueda haber más coincidencia de viajes, pero de momento estamos realmente contentos de cómo está funcionando".

Una solución innovadora para la movilidad rural que las autoridades de La Rioja han respaldado y potenciado en su territorio. "El Gobierno de La Rioja nos pidió una adaptación de la 'app' para su territorio y allí incluye cuando buscas un trayecto, además de la posibilidad de compartir vehículo, todo tipo de transporte público que hay en la comunidad", cuenta Roberto Ortega. La organización a la que representa, El Hueco, es una de las entidades más activas de todo el país en la búsqueda de opciones de futuro para el medio rural.

"Estamos rediseñando junto a otras muchas instituciones el medio rural español de los próximos años y es una tarea que requiere mucho esfuerzo y mucha paciencia, porque estamos intentando solucionar lo que se ha ido estropeando durante el último medio siglo. El medio rural debe aprovechar este tipo de aplicaciones, debe presentarse como destino ideal para el teletrabajo, debe aprovecharse como sede tecnológica de vanguardias artísticas y todo tipo de cosas. Estamos poco a poco conformando el medio rural de dentro de 20 años, que veremos que no se parece mucho al medio rural que conocemos ahora”. Ruralcar, una aplicación patrocinada por Redeia, es un paso más en ese camino.

La primera red social rural

Otro de los ejemplos es Puebloo, la primera red social rural de España. Ha sido creada por tres jóvenes emprendedores con raíces en los pequeños municipios de San Juan Bautista (Segovia), Guadarrama (Madrid) y Cardeña (Córdoba). En su primer año de vida ha logrado ya 7.000 usuarios y que 40 ayuntamientos de toda España la utilicen. La mayor parte sus perfiles está en las provincias de Cuenca, Guadalajara, Teruel, Soria y Zamora; aunque empiezan a tener implantación relevante en otras zonas como Ourense o Navarra.

Aseguran que su red social lucha contra la despoblación dando visibilidad a la España interior. Para Moisés de la Calle, Puebloo "conecta a las personas que están buscando pueblo con sus habitantes o ayuntamientos, pudiendo encontrar así distintas ofertas de empleo o viviendas, además de visibilizar cualquier municipio independientemente de su tamaño. En la mayoría de los casos, la visibilidad es el factor determinante para que un pueblo no desaparezca, ya que cuanto más se vea, más recursos, inversiones y atención tendrá por parte de administraciones y personas".

Foto: Foto: iStock.

Es una red social para la población rural, que busca crear comunidad y sinergias entre los distintos municipios al margen de los algoritmos en que se basan otras redes como Facebook o Twitter. "Uno de los problemas que muchos pueblos presentan es que, a pesar de tener conexión a internet, no están conectados. Muchos no tienen página de Facebook y en Wikipedia la página web está desactualizada o la información que aparece en internet está únicamente relacionada con el turismo. Gracias a Puebloo pueden mostrar todo lo que ofrece el pueblo a nivel cultural o las distintas oportunidades que existen para vivir, además de facilitar la interacción con otros usuarios al ser una red social". Así, cada usuario o ayuntamiento crea su perfil y elige el pueblo o pueblos a los que quiere seguir. Existe un panel de tendencias, uno de ofertas de empleo y viviendas disponibles y otro de ocio donde poder explorar todo lo que ofrece cada municipio a través de las publicaciones institucionales y las que realizan los propios vecinos.

Foto: Las tres villas españolas que aspiran a ser el 'Mejor Pueblo Turístico' del mundo (Alquézar/Pixabay)

Una forma de conocer la realidad de cada pueblo que está sirviendo para atraer nuevos habitantes. "Una de las familias con las que mantenemos contacto nos conoció por Instagram. Viven en Valdemoro (Madrid), y a raíz de investigar y navegar por la 'app', dieron con uno de los pueblos con los que trabajamos, Los Hinojosos (Cuenca). Encontraron una vivienda que les encajaba bastante en presupuesto y características y, según nos comentaron, la gestión con el dueño fue muy sencilla eliminando de esta forma intermediarios que buscan pueblos a nuevos habitantes", explica Moisés, que defiende el éxito de su plataforma en cómo ofertas de empleo de pequeños municipios han conseguido hacerse virales o cómo aldeas sin apenas turismo están empezando a recibir visitas gracias a promocionar su oferta de ocio en la red social.

"Dos chicas que conocemos de Fuentes de Cuéllar, pedanía de 32 habitantes en Segovia, gracias a sus publicaciones en la 'app' han conseguido que vayan otros usuarios a disfrutar de su entorno y su patrimonio. El mapa interactivo de la 'app' es uno de los servicios que mejor acogida han tenido. Ahí se pueden encontrar todos los eventos, viviendas y ofertas de empleo subidas a la 'app', y el 'ranking' de pueblos, que sirve a muchos pueblos de ventana para darse a conocer".

Dos chicas de Fuentes de Cuéllar, pedanía de 32 habitantes en Segovia, han conseguido atraer a otros usuarios a través de la 'app'

Esa dificultad de los pueblos para lograr visibilidad en los medios de comunicación generalistas y en las principales plataformas tecnológicas es otro de los retos a los que se enfrentan y que pretende solucionar la 'app' Daremapp. Ricardo Hernández la define como "una aplicación para crear retos y compartirlos con la comunidad. Los retos son pruebas que se realizan por medio del teléfono móvil y se obtiene una recompensa". Un escaparate diferente y divertido para comercios e instituciones que les permite llegar con su actividad o sus productos a distintos tipos de públicos. Sus primeros usuarios están siendo municipios que tienen un interés turístico especial o que tienen un comercio tradicional muy importante, pero que no tienen la capacidad para financiar aplicaciones propias.

"Tanto los propios vecinos como el ayuntamiento pueden crear retos. En esos retos te pueden pedir responder preguntas, hacer fotografías, encontrar códigos QR o de geolocalización. Haces el reto y luego tenemos un 'ranking' en tiempo real para fomentar el pique sano entre vecinos y usuarios y lo que hacen los ayuntamientos es ofrecer recompensas como entradas a conciertos o descuentos en comercios, etc.".

Sus creadores están muy contentos con estos primeros pasos de Daremapp que en muchos municipios se está utilizando como herramienta para acercarse a la población más joven con actividades culturales o tradicionales. "Lo que quieren con nosotros es agarrar al sector más joven. Por ejemplo, una feria de artesanía suele atraer a gente más mayor y nosotros estamos consiguiendo a través de la gamificación y los QR que se baje la edad y vaya gente joven". Esta aplicación se ha creado en Salamanca de la mano de tres amigos: Ricardo Hernández, Sebastián de Prada (informático) y Luis Vaquero (profesor de Economía de la Universidad de Salamanca). Están convencidos de que la tecnología va a suponer una revolución en el mundo rural porque “con el aumento de la conectividad ya se puede aplicar casi todo lo que se puede aplicar en las ciudades", dice Ricardo.

Una España rural digital

La digitalización de la España rural se ha acelerado con la pandemia y con la extensión de la cobertura de telefonía e internet a la inmensa mayoría del territorio, aunque todavía quedan zonas oscuras de las comunidades de interior donde las administraciones deben redoblar esfuerzos para que estén conectadas lo antes posible. Son innumerables las iniciativas tecnológicas que se están desarrollando en el mundo rural español y que comienzan a borrar la brecha digital que condenaba a los pequeños municipios a existir al margen de la innovación tecnológica.

Con los pueblos conectados el siguiente reto es formar en habilidades digitales a la población rural. En esa tarea trabaja la Federación Española de la Mujer Rural con sede en Hontalbilla (Segovia) con su proyecto App Rural. Se trata de cursos de formación específica para mujeres emprendedoras a quienes enseñan a utilizar dispositivos móviles y aplicaciones en smartphones y tabletas electrónicas. En la presentación de la iniciativa su presidenta, Juana Borrego, explicó que el objetivo es que "las mujeres de nuestros pueblos tengan las mismas oportunidades sociales y profesionales que las de las ciudades y con el uso de dispositivos móviles contribuyan a su desarrollo personal y al de su entorno".

Un vivero de soluciones para aprovechar el potencial del mundo rural

Los pueblos están consiguiendo tener un escaparate en internet y a muchos están llegando nuevos habitantes y emprendedores gracias a la pantalla de un móvil o un ordenador. El certamen HolaPueblo lleva tres ediciones poniendo en contacto a nuevos pobladores con el municipio que mejor les encaje para su desarrollo familiar y profesional. Han conseguido 70 proyectos mentorizados y 18 negocios funcionando por pequeños pueblos de toda España. Con el mismo objetivo trabaja la plataforma nacional institucional Volver al Pueblo, que incluye toda la oferta laboral y ayudas públicas a las que pueden acogerse las familias que deseen instalarse en una pequeña localidad.

El cambio está en marcha y así lo recogen también desde El Hueco de Soria en su iniciativa G-100 donde han reunido a las cien personas que consideran van a cambiar el mundo rural con sus proyectos e ideas innovadoras. Un vivero de soluciones para aprovechar el potencial del mundo rural, conseguir el retorno de población y presentarlo como un espacio nuevo para la vanguardia tecnológica. El Hueco despliega multitud de iniciativas de fomento del emprendimiento rural, además de impulsar la Feria Nacional Presura para la repoblación de la España Vacía, que reúne anualmente toda la innovación rural española. "Este verano estamos recorriendo con el autobús de la repoblación pueblos de España y desde el pueblo en el que paramos retransmitimos un programa de televisión en directo con gente emprendedora de los pueblos y hay proyectos de todo tipo. Estamos en un periodo de transición a un futuro mucho mejor y hay que tener paciencia porque lo que se ha destruido en 50 años no se va a solucionar en 5, 10 o 15 años, pero lo veremos a medio plazo", asegura con optimismo Roberto Ortega.

"La tecnología es clave para que el mundo rural tenga futuro". Quien habla es Moisés de la Calle Sarabia, uno de los fundadores de la primera red social creada específicamente para la población rural. "En 10 años esto ha pegado un cambio importante y volverá a darlo en los próximos 10 años", añade Ricardo Hernández, de la aplicación Daremapp. "Se está cambiando esa perspectiva melancólica y negativa que teníamos hasta hace solo cinco o seis años por una perspectiva de un medio rural pujante, vital, activo y que tiene futuro. Y lo estamos consiguiendo entre todos", concluye Roberto Ortega, responsable de comunicación de El Hueco, la entidad que ha promovido Ruralcar, una 'app' específica para la movilidad en estas zonas. Son ejemplos de la transición que están experimentando pequeños pueblos, aprovechando las nuevas tecnologías para superar los graves problemas a los que se enfrenta desde hace décadas la España interior.

Apps - Aplicaciones Social Internet
El redactor recomienda