Es noticia
Menú
¿Seguirá viviendo alguien en el centro de España en 50 años? La reflexión en el 'Financial Times'
  1. España
Artículo en de 'Financial Times'

¿Seguirá viviendo alguien en el centro de España en 50 años? La reflexión en el 'Financial Times'

Simon Kuper, periodista y escritor, publica en el diario británico un artículo sobre España: "El país más habitable del mundo está amenazado por el clima y la despoblación"

Foto: Vista de 'Sabina de Hierro 2.0', una réplica construida con hierro reciclado por el escultor Jesús Guallar, que asemeja al tesoro natural como la sabina milenaria de Blancas (Teruel). (EFE/Manu Moncada)
Vista de 'Sabina de Hierro 2.0', una réplica construida con hierro reciclado por el escultor Jesús Guallar, que asemeja al tesoro natural como la sabina milenaria de Blancas (Teruel). (EFE/Manu Moncada)

El periodista y escritor británico Simon Kuper ha pasado un año "tratando de entender España" entre, como él mismo resume, trenes de alta velocidad entre Valencia y Cádiz, misiones en busca de marisco y tierras despobladas. Un año que le ha servido para reconocer que España es "el país más habitable del mundo", pero lo es mucho más para los extranjeros privilegiados que para el español medio. En su artículo, publicado en el prestigioso diario británico 'Financial Times', Kuper llega, además, a la conclusión de que los grandes olvidados de las políticas públicas españolas son dos temas fundamentales: el cambio climático y la despoblación que año tras año vacía las tierras centrales de la península. Un asunto —el cambio climático— que, afirma, "podría ser particularmente devastador" en el país y que le hace cuestionarse si, dentro de 50 años, seguirá viviendo alguien en la meseta española. Y que también anticipa que tendrá un fuerte impacto en el turismo.

"Uno pensaría que el clima sería la principal prioridad de un país cálido y seco, pero, de hecho, los españoles pasan más tiempo discutiendo sobre la unidad nacional. El gran trauma moderno de España fue el referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña en 2017", escribe Kuper, que señala cómo los balcones y el baile de banderas nacionalistas convirtieron en seña ideológica los rincones de la ciudad y permiten en ocasiones "leer el carácter político de un barrio simplemente caminando por la calle".

Foto: Foto: Getty Images/David Ramos.

En su artículo hay hueco también para explicar el auge de Vox: "La creciente ansiedad por la unidad nacional impulsó al partido nacionalista de extrema derecha Vox al Parlamento en 2019. La polarización podría empeorar si el conservador Partido Popular y Vox ganan las elecciones nacionales del próximo año y toman medidas enérgicas contra Cataluña". También se muestra "impresionado" de cómo el Gobierno socialista actual está "calmando las tensiones, perdonando a los separatistas encarcelados y negociando compromisos, a menudo sucios, con los partidos catalanistas." Esto es algo que, en su opinión, es como "debe funcionar una democracia multinacional".

"El turismo se trasladará al encantador y fresco norte de España, ya que el calor del verano se transforma de atracción en amenaza"

Tras el repaso de los "logros" de los últimos años en España —"se ha estabilizado la democracia, derrotado al terrorismo vasco y logrado la rara transición a un estatus de renta alta. La infraestructura pública es en gran medida reciente y, por lo tanto, excelente. Se prevé que la esperanza de vida, ahora de 84 años, sea la más alta del mundo en 2040", escribe—, el periodista hace hincapié en que esas mejoras no acaban de trasladarse a las clases medias. "Es cierto que el español medio pasa esa vida en un piso de baja calidad, a menudo en un bloque de apartamentos de aspecto soviético, con una renta neta media anual de 15.892 euros. Pero la mejora continúa. Con el aumento de los contratos permanentes, el desempleo, durante mucho tiempo el flagelo nacional, está en su nivel más bajo desde 2008".

El calor: de atracción a amenaza

Kuper centra su atención en un aspecto clave de la economía española: el turismo y esa España vaciada solo atravesada por los trenes de Madrid a las costas. Su tesis es que, con el paso de los años y la progresiva despoblación y el cambio climático, el "turismo se trasladará al encantador y fresco norte de España, ya que el calor del verano se transforma de atracción en amenaza".

Foto: Tres vecinas charlan en el centro cívico de Sevilla tomado. (EFE/Manuel Vidal)

"Hay dos Españas: una habitada, la otra casi vacía. Momentos después de que tu tren sale de Madrid o de las costas, estás en el interior casi abandonado. Fuera de Madrid, la vasta región de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular y Vox, lleva décadas despoblada. Algunas aldeas se han reducido a unas pocas docenas de jubilados sin médico. Aquí hay una imagen que retendré de España: una granja de techo rojo deshabitada, sola en medio de campos marrones, con un único signo de actividad humana: un grupo de aerogeneradores distantes", apunta.

Y es que, en lo que él mismo denomina como el país "campeón mundial de habitabilidad", cree que "el Gobierno parece haber decidido discretamente que la despoblación del interior es imparable" y parece haber apostado por que "los pueblos moribundos alquilen tierras a empresas de energías renovables. Sin embargo, de manera inconveniente, muchos lugareños prefieren industrias en las que ellos mismos puedan desempeñar un papel".

"En la España vaciada se abre paso a los dos últimos activos de la zona: el sol y el viento. De hecho, el interior de España es la mayor oportunidad de energías renovables de Europa. La energía eólica y solar ya generan casi la mitad de la electricidad del país. Los 140.000 millones de euros adeudados a España por el fondo de recuperación de la UE podrían acelerar la tendencia", afirma antes de recordar que el impacto del cambio climático ya está teniendo su efecto sobre las cosechas y la vendimia en Jerez comenzó el 28 de julio, la más temprana en la historia de la región.

"La desertificación ya afecta alrededor de una quinta parte del territorio español. La agricultura con riego ilimitado no es una estrategia a largo plazo. La milenaria agricultura ibérica puede estar desapareciendo. Y sospecho que el turismo cambiará gradualmente de la costa sur sobreconstruida de España al hermoso y fresco norte, a medida que el calor del verano se transforme de atracción en amenaza", escribe a modo de conclusión.

El periodista y escritor británico Simon Kuper ha pasado un año "tratando de entender España" entre, como él mismo resume, trenes de alta velocidad entre Valencia y Cádiz, misiones en busca de marisco y tierras despobladas. Un año que le ha servido para reconocer que España es "el país más habitable del mundo", pero lo es mucho más para los extranjeros privilegiados que para el español medio. En su artículo, publicado en el prestigioso diario británico 'Financial Times', Kuper llega, además, a la conclusión de que los grandes olvidados de las políticas públicas españolas son dos temas fundamentales: el cambio climático y la despoblación que año tras año vacía las tierras centrales de la península. Un asunto —el cambio climático— que, afirma, "podría ser particularmente devastador" en el país y que le hace cuestionarse si, dentro de 50 años, seguirá viviendo alguien en la meseta española. Y que también anticipa que tendrá un fuerte impacto en el turismo.

Valencia Financial Times Cambio climático Extrema derecha Nacionalismo Unión Europea Energía eólica