luz verde a la emisión conjunta de deuda

Sánchez "satisfecho al 95%": España obtiene 140.000 millones del acuerdo europeo

El presidente del Gobierno ha celebrado el resultado “para Europa y para España”, que obtiene unos 140.000 millones del total de 750.000 millones del Fondo de Recuperación

Foto: Pedro Sánchez junto a Ángela Merkel, Kyrisakos Mitsotakis y Antonio Costa. (EFE)
Pedro Sánchez junto a Ángela Merkel, Kyrisakos Mitsotakis y Antonio Costa. (EFE)

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha entrado con cara de satisfacción en la improvisada sala de prensa de la Representación Permanente de España ante la UE, la sala de máquinas de la acción española en Bruselas.

[ÁLBUM | Así ha sido la cumbre para lograr el fondo de recuperación]

Por tres razones: la primera es que considera que este martes por la mañana se ha alcanzado un buen acuerdo para la Unión; la segunda es que España ha salido bastante bien parada de una peligrosa espiral de recortes en la propuesta; y la tercera porque se ha puesto fin a una agotadora cumbre que comenzó el pasado viernes y que ha estado a punto de romper el récord de la cumbre de Niza del 2000 como el cónclave más largo.

Se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia europea. Es un auténtico Plan Marshall

Pero es por el segundo punto por el que el presidente del Gobierno se ha mostrado más satisfecho. “Es un gran acuerdo para España, logramos 140.000 millones, 72.700 en transferencias”, ha explicado en una rueda de prensa celebrada en Bruselas minutos después de que la UE alcanzara un pacto histórico para poner en marcha una emisión masiva de deuda por valor de 750.000 millones de euros para crear un Fondo de Recuperación con el que financiar proyectos, inversiones y reformas que ayuden a reactivar la economía europea. De esos, 390.000 millones se dirigirán a las capitales en forma de transferencias no reembolsables.

“Se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia europea. Es un auténtico Plan Marshall”, ha asegurado Sánchez, que ha explicado que todavía no se puede calcular la magnitud del acuerdo alcanzado. Y es cierto que la UE ha dado un paso sin precedentes al ponerse de acuerdo en una idea que puede cambiar la manera en la que Europa afronta las crisis: acudir de manera conjunta a los mercados para financiar la recuperación, una buena parte de ella en subvenciones.

Sánchez se ha mostrado muy satisfecho, insistiendo en que “la única línea roja era tener un acuerdo”. Pero lo cierto es que España fue la primera en lanzar una propuesta algo parecida a lo que este martes los líderes han aprobado, y en el documento español el tamaño era mucho mayor: 1,5 billones de euros en transferencias. Pero la oposición de los nórdicos hacía que ese plan fuera imposible. Tras cuatro días de cumbre, tensiones y un ambiente muy cargado los jefes de Estado y de Gobierno han sido capaces de encontrar un terreno intermedio. Y en él, España sale bien parada.

El presidente del Gobierno asegura estar “satisfecho al 95%”. La alegría no es total porque aunque España mantenga 140.000 millones, que es lo mismo que proponía la Comisión Europea, ha mantenido ese nivel porque 5.000 millones de euros han pasado de ser transferencias a ser créditos. En general, todo el Fondo ha seguido esa lógica: las subvenciones han pasado de ser 500.000 millones de euros en la primera propuesta a 390.000 en la última.

Esta misma mañana, el Gobierno ha registrado la petición de comparecencia en el Congreso del presidente para informar del acuerdo y de los últimos tres Consejos Europeos, para lo que se propone la celebración de un pleno extraordinario.

Sánchez "satisfecho al 95%": España obtiene 140.000 millones del acuerdo europeo

España ya tenía previsto obtener 140.000 millones en la propuesta de la Comisión Europea, según un borrador de las posibles repartos de fondos que finalmente el Ejecutivo comunitario nunca confirmó. Pero en el documento aprobado por los líderes este martes hay un cambio importante: ya no hay la misma clave de reparto. Bruselas proponía asignar los fondos utilizando criterios como el paro o el PIB entre 2015 y 2019, y el acuerdo final es distinto: el 70% se adjudicará en 2021 y 2022 siguiendo ese criterio, pero en 2023 el 30% restante se destinará teniendo en cuenta los datos ya más seguros de la caída del PIB a causa del coronavirus.

Preguntado por la reducción de subvenciones durante la negociación de la cumbre, el presidente del Gobierno ha señalado que habría querido un nivel más ambicioso, pero que lo importante ha sido alcanzar el acuerdo. “Claro que sí, claro que me hubiera gustado tener 500.000 millones en transferencias, pero entre tener 390.000 millones y cero hay un salto importante. Ya dije que todos tendríamos que ceder, porque la única línea roja era tener un acuerdo, que da certidumbre, esperanza y un horizonte. Hoy es un día histórico", ha asegurado.

Reformas por delante

El elemento central del Fondo de Recuperación es el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), por el cual los Estados miembros hacen reformas, inversiones y planes por los que reciben la financiación. El proceso es el siguiente: la capital debe enviar su Plan Nacional de Reformas a Bruselas, que analiza que estas estén en línea con las recomendaciones específicas por país (CSR por sus siglas en inglés) emitidas por el Ejecutivo comunitario para dicho Estado miembro.

Todos tendríamos que ceder, porque la única línea roja era tener un acuerdo, que da certidumbre, esperanza y un horizonte

En el caso español las CSR llevan siendo similares desde hace años: alertan sobre la vinculación de las pensiones al IPC, también sobre los cambios en la valorada reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy, exige invertir mejor en educación, impulsar la formación profesional, así como la transición verde y digital. Esas deberán ser las líneas maestras del Ejecutivo cuando redacte sus PNR, algo que, según ha explicado el presidente del Gobierno, ya está ocurriendo.

Para España será ahora un reto absorber y aprovechar toda la financiación que llegará desde Bruselas. Aunque gastar parezca fácil lo cierto es que hay muchos fondos europeos que se quedan sin ejecutar. Y lo que llegará en los próximos años será una gran ola que requerirá un esfuerzo por parte de la administración. Como el propio Sánchez ha señalado, lo que España tendrá que gestionar en ayudas europeas en los próximos seis años será el equivalente al 11% de su PIB.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios