Es noticia
Menú
La tasa de paro cae al 12,5%, mínimo desde 2008, con casi 20,5 millones de ocupados
  1. Economía
EPA del segundo trimestre

La tasa de paro cae al 12,5%, mínimo desde 2008, con casi 20,5 millones de ocupados

El mercado laboral sigue mostrando su mejor cara: en el segundo trimestre se incorporaron 383.000 nuevos ocupados. Hay un millón de indefinidos más que hace un año

Foto: La recuperación del turismo impulsa el empleo. (Efe/David Borrat)
La recuperación del turismo impulsa el empleo. (Efe/David Borrat)

A pesar del contexto económico tan complejo provocado por la guerra en Ucrania, el mercado laboral español sigue mostrando un dinamismo inesperado. En el segundo trimestre del año la ocupación aumentó en 383.000 personas, un incremento que se sitúa en línea con el de los segundos trimestres de los años previos a la pandemia, aunque es algo más lento que el de finales de 2021. Esta intensa creación de empleo ha permitido una fuerte reducción del número de desempleados, que se sitúan por debajo de los tres millones. Es la primera vez desde la quiebra de Lehman Brothers que España logra esta cifra. En consecuencia, la tasa de desempleo se redujo hasta el 12,5%, el nivel más bajo desde el verano de 2008 en el que quebró el gigante financiero estadounidense, según los datos publicados este lunes por el INE.

De esta forma, España se situó a las puertas del verano con casi 20,5 millones de ocupados, cifra que tampoco se veía desde el verano de 2007 cuando se alcanzó el récord de 20,7 millones de ocupados. Es difícil que se pueda batir el récord de ocupación este año, ya que el empleo suele desacelerarse durante el verano (las contrataciones cada vez se adelantan más a la primavera). En el último año se han incorporado 796.000 personas a la ocupación, de los cuales, el 98% fueron contrataciones del sector privado y apenas el 2% del público. Se observa así un cambio en el patrón del empleo respecto a los meses de la pandemia: el sector público está en retirada y es el privado el que toma el testigo.

Además del ritmo de la ocupación, el otro fenómeno que destaca en el mercado laboral en los últimos meses es la estabilización del empleo como consecuencia de la reforma laboral. El número de asalariados con contrato indefinido ha aumentado en algo más de un millón de personas en el último año, mientras que el número de temporales se ha reducido en 280.000 personas. De esta forma, la tasa de temporalidad se sitúa ya en el 22%, mientras que casi el 80% restante son trabajadores con contrato indefinido. Es la primera vez que la economía española alcanza estos niveles de estabilidad a las puertas de un verano en todos los registros de la serie moderna.

Una de las preocupaciones de los economistas era que las empresas optaran por el empleo a tiempo parcial para trasladar una parte de los costes de la reforma laboral a sus trabajadores vía empleos a tiempo parcial. Sin embargo, los datos del INE muestran que el 84% de los nuevos contratos indefinidos son a tiempo completo, lo que descarta esta duda, al menos de momento.

El paro baja de los tres millones de personas por primera vez desde el 2008

Otra de las dudas era saber si el nuevo empleo indefinido se tomaría cuerpo en forma de contrato discontinuo (el indefinido que alterna periodos de actividad con el paro). Esta modalidad contractual está pensada para sectores con alto componente estacional, como es la hostelería, y efectivamente ha crecido con fuerza a raíz de la reforma laboral. En el segundo trimestre hubo algo más de medio millón de trabajadores con este contrato fijo discontinuo, lo que supone un crecimiento del 43% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, si se observa su incidencia en el incremento del empleo indefinido, ésta es menor. En concreto, ha aportado algo menos del 15% del crecimiento del empleo indefinido.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (Efe/Miguel Osés)

La creación de empleo se apoyó claramente sobre la hostelería, que sigue disfrutando de un año dulce tras el final de las restricciones. Si bien es cierto que en todas las primaveras la hostelería tira del carro, esta vez lo hizo con mayor intensidad, incorporando a 210.000 trabajadores, 400.000 más de lo que suele ser habitual en esta época del año. Sólo esta actividad creó el 55% de todo el empleo nuevo del segundo trimestre. A esto hay que sumarle otro sector que también depende directamente del turismo, el de servicios de ocio y culturales. Estas actividades incorporaron a 34.000 personas. De esta forma, entre hostelería y ocio suman casi el 65% del empleo creado en el segundo trimestre del año.

Sorprendentemente, el otro sector que tiró con fuerza del empleo fue el industrial, incorporando a 80.000 nuevos ocupados. Esta cifra duplica el ritmo de contrataciones habituales en las fábricas registrada durante los años previos a la pandemia. En el extremo opuesto se encuentran tres sectores que no acostumbran a destruir empleo en esta fase del año. El primero es el de las actividades científicas y técnicas, servicios de alto valor añadido que perdieron algo más de 8.000 ocupados. También se redujo el empleo en el de las actividades auxiliares y administrativas, en gran medida relacionadas con la vuelta a la oficina. Es posible que finalmente se haya impuesto una parte de teletrabajo y sean necesarios menos operarios en las oficinas. También el sector inmobiliario perdió algo más de 12.000 empleos, cifra que encaja con la desaceleración de la compraventa de viviendas.

A pesar del contexto económico tan complejo provocado por la guerra en Ucrania, el mercado laboral español sigue mostrando un dinamismo inesperado. En el segundo trimestre del año la ocupación aumentó en 383.000 personas, un incremento que se sitúa en línea con el de los segundos trimestres de los años previos a la pandemia, aunque es algo más lento que el de finales de 2021. Esta intensa creación de empleo ha permitido una fuerte reducción del número de desempleados, que se sitúan por debajo de los tres millones. Es la primera vez desde la quiebra de Lehman Brothers que España logra esta cifra. En consecuencia, la tasa de desempleo se redujo hasta el 12,5%, el nivel más bajo desde el verano de 2008 en el que quebró el gigante financiero estadounidense, según los datos publicados este lunes por el INE.

Paro
El redactor recomienda