Es noticia
Menú
No te acordabas de esta red social, pero está arrastrando al pozo a medio internet
  1. Tecnología
UN AGUJERO DE 135.000 MILLONES

No te acordabas de esta red social, pero está arrastrando al pozo a medio internet

El hundimiento de Snapchat, una red social olvidada en España, ha provocado que gigantes como Google o Facebook pierdan miles de millones. ¿Qué ha pasado para que una plataforma de 'segunda' provoque tal terremoto?

Foto: Las gafas 'spectacles' que Snapchat lanzó en 2017. (EFE/Mike Nelson)
Las gafas 'spectacles' que Snapchat lanzó en 2017. (EFE/Mike Nelson)

Subir vídeos cortos que duran 24 horas y enviar mensajes que se borran a los segundos de verlos. Estas dos funcionalidades, hoy extendidas en casi cualquier red social, fueron obra de Snapchat hace una década. Seguramente ni te acuerdes de esta plataforma, pero acaba de provocar un auténtico terremoto en las ya golpeadas compañías cotizadas del sector, como Meta (Facebook), Alphabet (Google), Twitter o Pinterest. Una simple revisión a la baja de las previsiones de su matriz, Snap, ha hecho que los inversores huyan despavoridos de estas empresas. En total, se esfumaron 135.000 millones de dólares en apenas unas horas, y no parece que vayan a recuperarse pronto.

Hasta ahora, Snap no podía quejarse mucho de la mala situación que están atravesando las tecnológicas, ya que hace un par de meses declaró beneficios trimestrales por primera vez en su historia. Pero que el agua les llegara al cuello era una cuestión de tiempo. "El entorno macroeconómico se ha deteriorado más y más rápido de lo previsto", declaró la compañía este martes, en una comunicación dirigida a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), donde también anunció que ralentizaría la contratación de nuevos empleados. Fue lo que hizo que todo saltara por los aires: la firma cayó un 41% —un total de 16.000 millones— en un solo día, algo sin precedentes desde su salida a bolsa en 2017.

Foto: Foto: G. Fuentes (Reuters)

Lo grave es que ese anuncio ha acabado arrastrando a otras tecnológicas que tienen redes sociales en su haber. De forma paralela, los dos gigantes del sector, Meta y Alphabet, se desplomaron un 9% y un 5%. Twitter también se dejó cinco puntos, aunque la parte más dura se la llevó Pinterest, que vio cómo perdía la quinta parte de su valor. Este miércoles han podido recuperar una pequeña porción de terreno, pero todavía están muy lejos de alcanzar las cotizaciones que tenían hace unos días.

Hay algo que ayuda a explicar buena parte de lo ocurrido: la dependencia publicitaria, algo que las deja supeditadas a la partida de gastos que toda empresa recorta cuando vienen vacas flacas. "Los anuncios han sido la principal fuente de ingresos para este tipo de plataformas. Ahora estamos en un momento en que el final de las 'cookies' y los cambios en la privacidad van a cambiar el modelo de publicidad personalizada que había hasta ahora", explica Alberto de Torres, profesor de ESIC y especialista en modelos de negocio digitales. Por supuesto, no es el único factor. "La volatilidad está marcando todo, sumada a los cambios regulatorios, la crisis económica... El detonante es un conjunto de circunstancias".

* Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

Snapchat es más importante de lo que piensas

¿Cómo una red social 'olvidada' puede haber provocado un socavón de estas magnitudes? Hay dos factores que lo aclaran. El primero es que su impacto en España es meramente testimonial; el segundo es su éxito en Estados Unidos (126 millones de usuarios), que es donde cotiza y tiene una parte muy importante de su público: una quinta parte del total de 557 millones de usuarios. "Aquí lo vemos como una red social de segunda o de tercera, pero es una de las plataformas que mejor están monetizando en EEUU, generando muchos ingresos para los creadores de contenido a través de las marcas", confirma Blanca Rabena, directora de servicios a empresas y publicidad en redes de la agencia 2bTube.

Sí está muy extendida en algunos países europeos, como Francia o Reino Unido, aunque su relevancia en el resto del globo es relativa. Además de no enganchar tanto como otras (se usa tres horas al mes de media, frente a las más de 11 de Instagram), Snapchat está en el puesto 12º del 'ranking' de redes sociales más utilizadas del informe 'Digital 2022 Global Overview', elaborado por Hootsuite y We Are Social. Evidentemente, está por detrás de Facebook, YouTube y WhatsApp, pero (y esto sorprenderá a muchos) se sitúa por delante de Telegram, Pinterest, Twitter y Reddit. ¿Por qué nadie sabe de ella en España? "Muchas veces pensamos que vamos a la par que en Estados Unidos, y no siempre es así. A veces nos cuesta subirnos a ciertas tendencias, porque no nos gusta cambiar", responde esta especialista.

placeholder EFE/Carlos Durán.
EFE/Carlos Durán.

Cuando se lanzó Snapchat, allá por 2011, tuvo cierta acogida en un momento en que Facebook era la red social por excelencia y la española Tuenti entraba en decadencia. Poco a poco, fue eclipsada por Instagram, recién adquirida por Mark Zuckerberg, que iba copiando todo lo que hacían. "Fueron unos pioneros. Ellos crearon lo que Instagram llamó luego 'stories'. También los filtros que te ponen cara de perro o gato, que ahora ya han evolucionado, pero al principio eran iguales", continúa Rabena, que enfatiza que "no lanzaron nada nuevo" para contrarrestar la competencia. Lo ilustra con un ejemplo cristalino: "Ahora todo el mundo copia a TikTok, pero sacan nuevas funciones. Ellos se estancaron ahí".

No obstante, esta especialista cree que puede haber un nicho para Snapchat en estas latitudes. "Tiene opciones muy interesantes para la monetización. Ahora mismo Instagram solo monetiza en España a los creadores que tienen membresías y hacen contenido exclusivo. Si sigue el mismo modelo que en Estados Unidos, puede ser muy interesante", incide.

Hay alguien que está peor que Twitter

Más allá de lo sucedido con Snapchat, lo cierto es que las empresas propietarias de redes sociales encadenan caídas desde hace meses. Es posible que te estés preguntando cómo Elon Musk ha podido ver un buen momento para entrar en el sector, ya pantanoso de por sí, haciendo una oferta de adquisición que superaba con creces el valor de Twitter. Una de las consecuencias más relevantes de este culebrón es que ha arrastrado también a Tesla, una compañía a la que la mala situación económica no le estaba afectando tanto como a otras tecnológicas.

Desde que el multimillonario centrara su interés en la plataforma, la firma de automóviles se ha desplomado en bolsa, perdiendo casi un 40% de su valor. Lo chocante es que Twitter, aun habiendo experimentado muchos vaivenes según avanzaba la negociación, ha perdido 'solo' cinco puntos en el mismo periodo. "A la hora de hablar de Tesla, hay que tener en cuenta que le pasa un poco como a bitcoin: son escenarios de movimientos especulativos donde las expectativas, la incertidumbre y la volatilidad lo marcan todo", apunta Torres, de ESIC. "Se recuperará, porque es una de las empresas que tienen más capacidad de desarrollo, aunque no descarto que el valor esté inflado".

Foto: Elon Musk, en una imagen reciente. (Reuters/Andrew Kelly)

Pero ¿qué tiene que ver todo esto con la operación de Twitter? Pues bastante más de lo que puede parecer, ya que la cotización de Tesla es una de las piezas clave para cerrar la compra. Y es que, pese a ser el hombre más rico del mundo, Musk tiene buena parte de su patrimonio en acciones de esta empresa, que es lo que ha provocado que Musk pierda un tercio de su patrimonio en menos de dos meses. Así, necesitó endeudarse para financiar la adquisición.

En uno de los préstamos, de 12.500 millones de dólares, los títulos de Tesla fueron su aval. El trato era el siguiente: si la empresa cayese un 40%, él tendría que reembolsar ese dinero. Desde que firmó aquello, el valor de la firma ha bajado de forma constante, hasta perder un 21%. Es lo que ha provocado que Musk haya rechazado ese crédito. En su lugar, hará esa aportación con fondos propios o de sus socios, algo que no ha especificado.

Casi a la par, se celebró la junta de accionistas de Twitter. Allí, el fundador, Jack Dorsey, anunciaba que dejaba su puesto en el consejo de dirección, algo previsto desde que dejó su puesto como CEO, el pasado noviembre. A nadie se le escapa que Dorsey es muy cercano a Musk y que está teniendo un papel importante en esta operación, por lo que no se puede descartar que asuma algún rol en el futuro de la red social, ni tampoco que este movimiento tenga algo de estrategia detrás. Por cierto, ¿qué fue de los 'bots' que supuestamente paralizaron la compra?

Subir vídeos cortos que duran 24 horas y enviar mensajes que se borran a los segundos de verlos. Estas dos funcionalidades, hoy extendidas en casi cualquier red social, fueron obra de Snapchat hace una década. Seguramente ni te acuerdes de esta plataforma, pero acaba de provocar un auténtico terremoto en las ya golpeadas compañías cotizadas del sector, como Meta (Facebook), Alphabet (Google), Twitter o Pinterest. Una simple revisión a la baja de las previsiones de su matriz, Snap, ha hecho que los inversores huyan despavoridos de estas empresas. En total, se esfumaron 135.000 millones de dólares en apenas unas horas, y no parece que vayan a recuperarse pronto.

Snapchat Internet
El redactor recomienda