ENTREVISTA EN 'AL ROJO VIVO'

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

El presidente confía en tener los Presupuestos listos antes de final de año. Reconoce que, con la información de que se dispone hoy mismo, el estado de alarma tendría que haberse decretado antes

Foto: Pedro Sánchez, durante la entrevista con Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo', este 2 de julio. (Borja Puig | Pool Moncloa)
Pedro Sánchez, durante la entrevista con Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo', este 2 de julio. (Borja Puig | Pool Moncloa)

Habrá una revisión de los impuestos para procurar una mayor "justicia fiscal". El Gobierno tocará los impuestos a las grandes corporaciones, desarrollará la fiscalidad verde, aunque no tiene intención de afectar a las clases medias. Ya la idea que tenía el Ejecutivo de coalición, al arrancar su andadura, era propiciar que aquellos que más tengan más paguen, pero ahora con más razón, porque las "costuras fiscales" del país, tras la pandemia, han "saltado". Pero Pedro Sánchez no cree en un tributo a las grandes fortunas como quiere Unidas Podemos, su socio en el Gabinete, porque suena más a "impuesto fetiche" que a un gravamen eficaz para perseguir altos patrimonios y aumentar la recaudación del Estado, siete puntos por debajo de la media europea. El líder socialista no ofrece aún mucha concreción: quedan por aprobar las conclusiones de la comisión de reconstrucción del Congreso, negociar el fondo de ayuda europeo, redactar unos Presupuestos que el Gobierno confía en tener aprobados "antes de final de año".

El presidente concedió este jueves su primera entrevista en televisión desde la declaración del estado de alarma, y fue en 'Al rojo vivo' (La Sexta), con el periodista Antonio García Ferreras. Entrevista que arrancó con un reconocimiento clarísimo: con la información de que se dispone hoy acerca del coronavirus, tenía que haber decretado el estado de alarma "mucho antes". O dicho de otro modo, con lo que se sabe ahora del covid-19, "es evidente" que el Gobierno llegó "tarde". El Gabinete bicolor aterrizó "tarde", sí, pero su pregunta es si, con los datos de contagios y fallecidos que había en febrero la oposición, que es la que tenía que apoyar esa declaración y las posteriores prórrogas, lo hubiera respaldado.

Pero pasado el primer combate contra la pandemia, ahora queda recuperar la senda de "crecimiento económico, creación de empleo y cohesión social", incorporar los retos de la digitalización y la transición ecológica, y "robustecer el estado de bienestar", porque de esta crisis no se puede salir con un sistema de salud pública "más debilitado" que el que se tenía como consecuencia de los recortes del pasado.

Pero ¿cómo? ¿Habrá que recalibrar la cesta de impuestos? "Eso, sin duda alguna", respondió Sánchez. Y también "revisar políticas públicas", algunas de las cuales ya no serán necesarias cuando se entre en la senda de recuperación. Y también hará falta la aportación del fondo de reconstrucción europeo que, si sale adelante, "es un hecho histórico" de la magnitud de la implantación del euro o del ingreso de España en la Unión Europea.

Sánchez subraya que la reforma fiscal es "inevitable" porque hay una brecha de siete puntos con la UE y el estado de bienestar ha de reforzarse


"Es inevitable una reforma fiscal. Pero tendrá que ser acompasada con el crecimiento económico de nuestro país", admitió el presidente. La razón es que España tiene "siete puntos menos de ingresos públicos" que la media europea, y no se puede tener "un sistema de salud pública tan extraordinario como el que tenemos y que aspiramos a tener, como por ejemplo el que tienen los países nórdicos, con una financiación o unos ingresos públicos agregados como los países que tienen privatizado el sistema de salud pública". "No es sostenible".

El "impuesto fetiche" a las grandes fortunas

Sánchez confirmó que el Gobierno promoverá una reforma fiscal para salvar esa brecha de siete puntos respecto a la media europea y para disponer de un estado de bienestar "robusto". "Pero queremos hacerlo con justicia fiscal. Eso significa subir los impuestos a las grandes corporaciones y no a las pequeñas y medianas empresas. Eso significa, si queremos acelerar la transición ecológica, que tendremos que intensificar la imposición verde en nuestro país, que no se ha desarrollado". ¿Y van a subir el IVA reducido (hoy en el 10%) y el superreducido (en el 4%)?, le preguntó Ferreras. "Yo creo que lo más importante es la justicia fiscal", dio por respuestas, sin descartar esa opción por completo.

Se prevén alzas de impuestos para las grandes corporaciones (no pymes) y los tramos altos de IRPF, y también desarrollar la fiscalidad verde

El presidente recordó que, al calor de los debates en la comisión de reconstrucción del Congreso, se ha planteado la opción de un impuesto a las grandes fortunas. Una medida que enarbola Unidas Podemos y que respaldan otros grupos a la izquierda de la Cámara, pero que sin embargo no se incluyó en el documento conjunto que presentaron la semana pasada socialistas y morados. Sánchez advirtió de que esa propuesta no estaba en el acuerdo de gobierno que firmó en diciembre con Pablo Iglesias. "Intelectualmente, ¿cómo usted y yo u otras personas van a estar en contra de que aquellas personas que tienen más paguen más? La cuestión es si el impuesto a las grandes fortunas no deja de ser un fetiche o entramos de lleno de verdad en dónde están esos patrimonios y les hacemos tributar. Porque si se me habla de impuesto a las grandes fortunas, pero nos olvidamos de patrimonio, de otros impuestos que ya existen o de que las grandes corporaciones tienen unos tipos efectivos por debajo del 10% cuando las pymes o los autónomos pagan mucho más en términos de esfuerzo presupuestario... Ese es el debate que tenemos que tener".

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

¿El alza de impuestos afectará a las clases medias? De nuevo, Sánchez se escudó en que "lo más importante es salir con un objetivo de crecimiento económico, de creación de empleo y de cohesión social, que nadie se quede atrás". PSOE y Unidas Podemos sí se comprometieron a subir el IRPF a las rentas más altas, compromiso que el Ejecutivo mantiene: "Llevamos que en los últimos tramos se pueda aumentar [la tributación]".

El jefe del Ejecutivo señaló que, antes de que estallara la pandemia, tenía despachos con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en los que el Gobierno se marcaba como objetivo de legislatura, en cuatro años, rebajar la deuda pública por debajo del 95% del PIB y terminar con un déficit cercano al 0%. "Hoy, las costuras fiscales han saltado, como es lógico". Sánchez indicó que, una vez pasado el primer impacto, en el que el Estado ha puesto a disposición de las empresas ya 100.000 millones de euros en avales, habrá que alcanzar la consolidación fiscal y rebajar déficit y deuda, y por tanto habrá que recaudar más. Teniendo siempre en mente que la "lección" que hay que sacar del covid es que las políticas públicas (sanidad, educación, ciencia, dependencia, ingreso mínimo vital, investigación...), y eso "solo se puede hacer reforzando el estado de bienestar con una reforma fiscal que implique una mayor justicia fiscal".

Línea de 50.000 M €

El Ejecutivo no tiene intención de bajar las pensiones, "al contrario", y tampoco prevé recortar el sueldo a los funcionarios públicos. Preguntado si los ERTE se prolongarán hasta diciembre —el pacto con los agentes sociales ha supuesto su prórroga hasta el 30 de septiembre— en los sectores más golpeados, Sánchez insistió en que ello deberá analizarse en el marco del diálogo social. "Los ERTE han sido un mecanismo extraordinario, muy positivo, para proteger el empleo, pero es evidente que hay que reactivar la economía". Esta idea hila conecta con el mensaje a los ciudadanos de que han de "aprender a convivir con el virus", "mirar hacia delante" sin bajar la guardia. "Tenemos que perder el miedo, tenemos que salir a la calle, animar la economía", insistió, llamando a los españoles a consumir, uno de los motores claves.

Sánchez pide a los ciudadanos que miren "hacia delante": "Tenemos que perder el miedo, tenemos que salir a la calle, animar la economía"

"Ahora tenemos que reactivar la economía y ser conscientes de los sectores más afectados por la crisis y protegerlos, pero hay que empezar a animar a la reincorporación", apuntó el presidente, que agregó que el 1 de julio "más de 80.000 trabajadores" se han reincorporado, de modo que más del 50% de los empleados que estaban en un ERTE han vuelto a trabajar. "Los ERTE tienen que prolongarse, pero hay que combinarlos siempre con una filosofía que compartimos Gobierno, sindicatos y empresarios, que es activar la economía, iniciar la senda de recuperación económica". En ese punto recordó que mañana viernes se firmará en la Moncloa un acuerdo con los agentes sociales para la dinamización y creación del empleo. Se anunciará una nueva línea de ICO de 50.000 millones de euros para las pymes y los autónomos, vinculado a la solvencia y a animar la inversión de las empresas en nuestro país.

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

Respecto a la reforma laboral, misma receta: los cambios se trabajarán en el marco del diálogo social, aquel que "rompió" el Ejecutivo de Mariano Rajoy precisamente con esa ley o con la actualización de las pensiones al 0,25%. El Gobierno "primará" el acuerdo con patronal y sindicatos a "cualquier otra consideración".

Julio será el mes clave, espera, para desbloquear el fondo de reconstrucción europeo, que se nutrirá de las aportaciones que hagan los Estados miembros. También España, que pondrá un 9% de los recursos, por encima del 6% de Holanda —uno de los países 'frugales', los más reticentes a la liberación de las ayudas—, y por debajo del 20% de Alemania. Sánchez defendió que España necesita una inyección mayor que otras economías puesto que ha sido de las más afectadas al ser un 'hub' de pasajeros internacionales. Las diferencias en el seno del Consejo Europeo son cuatro, básicamente: la dimensión del fondo, el reparto de préstamos y transferencias, el periodo de ejecución del mismo (España quiere que sea por cuatro años) y la condicionalidad, un punto conflictivo y en el que el Gobierno pone por delante su compromiso de "aceleración" de la transición ecológica y digital y la modernización del sistema educativo.

Gira europea para amarrar el fondo

Sánchez se va a emplear a fondo, dice, para conseguir que las ayudas lleguen a España y se cierre el acuerdo en julio. Pretende desplazarse a Suecia para charlar con su homólogo Stefan Löfven, socialdemócrata como él (y por el que hizo campaña) pero muy reticente al fondo de reconstrucción. Recibirá al 'premier' italiano, Giuseppe Conte, el próximo 8 de julio y la víspera se verá con António Costa, el primer ministro de Portugal. Y después de las elecciones vascas y gallegas del 12-J, pero antes del Consejo Europeo del 17 y 18 de julio, buscará encajar un almuerzo con el jefe del Ejecutivo holandés, el liberal Mark Rutte.

El jefe del Ejecutivo reconoce a Cs la "inteligencia política" de ocupar el espacio de centro que ha dejado "huérfano" un PP "mimetizado" con Vox

Este paso en la UE determinará los siguientes. Sánchez reconoció que la suerte de los Presupuestos, que quiere que estén aprobados para "antes de final de año", estarán "muy vinculados" al grado de consecución de los fondos europeos, por lo que cree "imperativo" que se llegue a un consenso en el seno de la Unión este mismo mes. El presidente quiere sacar adelante los PGE con "el mayor número de partidos" posible, porque "más que una geometría variable debería haber una geometría absoluta, que la unidad sea una obligación para el Gobierno y para la oposición".

Pero en esa ecuación el Ejecutivo ya asume que no entrará el PP, aunque querría. Sánchez cree que la formación de Pablo Casado "se ha ido aislando, ha ido mimetizando su estrategia con la de la ultraderecha" de Vox. En Ciudadanos el Ejecutivo sí aprecia un cambio de actitud: está "teniendo la inteligencia", dijo, "de ocupar un espacio de acuerdo demandado por la ciudadanía española que ha dejado huérfano el PP en su querencia por ocupar el espacio de la ultraderecha". ¿Y es compatible el partido de Inés Arrimadas con Unidas Podemos? Sánchez recordó que la coalición suma 155 escaños, a 21 de los 176 que marca la mayoría absoluta, así que su voluntad es "tender puentes" con todos aquellos que "quieran hacer política".

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

Ahí dirigió un mensaje al Govern y, en especial, a ERC, su aliado de investidura, ahora más frío: le gustaría que dejara a un lado "cuestiones complejas" y antepusiera la "agenda de recuperación económica y social". Sánchez observó que la política catalana vive una "suerte de clima preelectoral", antes incluso de que Quim Torra haya convocado las urnas. El Ejecutivo "siempre va a tender la mano para el diálogo", pero el marco, insistió, es la "legalidad" y su oferta de "agenda para el reencuentro" que extendió al 'president' en febrero, cuando le visitó en Barcelona, "sigue vigente".

Sánchez lamentó que el PP haya "jugado" con el estado de alarma, que utilice el número de fallecidos —materia sobre la que el Gobierno ha querido ser "absolutamente transparente" siempre, dijo— en la "reyerta" pública, y que haya denunciado en Bruselas la supuesta carencia democrática del Ejecutivo español. Luego sí, cree que el partido de Casado y Vox ha seguido una estrategia de "acoso y derribo" que ha hecho sin embargo que la coalición de PSOE y Unidas Podemos esté "soldada", "más fuerte que nunca".

No habla del caso Dina

En ese sentido, el presidente dice no tener "ninguna duda" de que los morados están actuando como un "socio leal" dentro del Ejecutivo. Es más, pese a los "errores" que haya podido cometer el Gobierno, y que él asume como propios, agradeció el trabajo desempeñado por todos y cada uno de sus ministros. El líder socialista insistió en que habrá legislatura para "cuatro años", porque el Gobierno tiene la obligación de "garantizar estabilidad" tras un año de cinco elecciones y porque España requiere de "reconstrucción, recuperación, transformaciones y unidad".

Sánchez afirma que no tiene "ninguna duda" de que UP se comporta como "socio leal". La coalición está "soldada" y habrá "cuatro años" de legislatura

Al ser preguntado por el caso Dina, Sánchez subrayó que sobre cuestiones judiciales abiertas no se pronuncia. La oposición, sostuvo, ve "conspiraciones en todos los lados: en el 8-M, en Barajas y donde no las haya". Aseguró que el Ejecutivo "sí respeta la independencia del Poder Judicial" y no dará vida a una 'policía patriótica' como la que creció con el PP en el Gobierno.

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

Respecto a las elecciones vascas y gallegas del 12-J, Sánchez aseguró que aún "hay partido" en Galicia, donde el popular Alberto Núñez Feijóo podría revalidar su mayoría absoluta —lo que está en juego es el "sálvese quien pueda" del PP frente al "no dejar a nadie atrás" del PSOE—, y que en Euskadi su candidata, Idoia Mendia, ya ha dicho que no entra en la "ecuación" de una mayoría con Bildu y Unidas Podemos. La clave, aseguró, es que la izquierda no nacionalista del PSE esté en el Gobierno de Vitoria para "dar estabilidad" y "fomentar la concordia".

Sánchez anuncia subidas de impuestos y anima a consumir para reactivar la economía

El Gobierno "llegó tarde" al combate de la pandemia de covid-19

El presidente no tiene problema en reconocer, dice, "errores" en la gestión de la pandemia. Y uno es que, a toro pasado, sí hubo retraso a la hora de tomar medidas. El Ejecutivo, "es evidente", "llegó tarde", porque tenía que haber decretado la alarma "mucho antes", aunque esa medida se adoptó, aseguró, con la información de que se disponía entonces, que no es la de hoy. 

Pedro Sánchez recalcó que su Gabinete está siendo "absolutamente transparente" con las cifras de fallecidos por covid-19. Proporciona los balances diarios, que contabilizan fallecidos por PCR (más de 28.000, por ahora), más el exceso de mortalidad que detecta el MoMo (sistema del Instituto de Salud Carlos III, dependiente de Ciencia y Sanidad), más el INE. Todo cifras oficiales, recordó. Adelantó que solo será posible aproximarse al número exacto de muertos por la pandemia cuando se haga un estudio "riguroso y sosegado", para lo que hacen falta meses.

Sánchez insistió en que estos meses de lucha contra el virus han reforzado la coordinación de Sanidad con las comunidades autónomas. Estas han mejorado sus capacidades, están mejor preparadas y la maquinaria está más "engrasada" para responder a los brotes de forma "eficaz", como está sucediendo ahora. 

Los repuntes, de hecho, demuestran que "no hay riesgo cero" hasta que haya vacuna o remedio terapéutico, pero sí evidencian que "las capacidades estratégicas de las comunidades autónomas están funcionando" y tienen "instrumentos suficientes como para detectar, aislar y controlar los rebrotes". Una nueva declaración del estado de alarma "es una garantía", plenamente constitucional, es un "instrumento eficaz", reivindicó, y está "ahí" por si hiciera falta de nuevo. 

Sobre las residencias de mayores, una de los focos de la tragedia, sostuvo que es necesario "fortalecer" la red, que es muy costosa, y reforzar servicios "mucho más necesarios y amigables", como la atención domiciliaria o los centros de día.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
102 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios