EL DECRETO ESTÁ EN EL BOE Y ENTRA YA EN VIGOR

Sánchez, tras decretar la alarma: "La única autoridad competente es el Gobierno"

El Consejo de Ministros aprueba el estado de alarma que restringirá movimientos de los ciudadanos para contener el Covid-19 tras siete horas y media de deliberaciones entre los dos socios

Foto: Pedro Sánchez preside el Consejo de Ministros extraordinario convocado para aprobar el decreto de alarma, este 14 de marzo. (EFE)
Pedro Sánchez preside el Consejo de Ministros extraordinario convocado para aprobar el decreto de alarma, este 14 de marzo. (EFE)

Por segunda vez en más de 40 años de democracia, toda España entra en estado de alarma, desde ahora y durante al menos 15 días. En esta ocasión, los ciudadanos lo sentirán mucho más porque la situación es mucho más grave, el combate a una pandemia que no deja de extenderse. El Consejo de Ministros aprobó este sábado medidas sin precedentes, drásticas, con fortísimas restricciones de movimientos para los ciudadanos, para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, que ya ha provocado más de 6.000 contagios en el país y casi 200 fallecidos. El Gobierno recluye a todos los españoles. En la práctica, cierra el país.

Desde ahora mismo [el decreto se publicó en el BOE a medianoche y entra automáticamente en vigor], los españoles solo podrán circular por las calles por causa de fuerza mayor y la actividad minorista queda suspendida, salvo tiendas de alimentación, farmacias, ópticas, kioscos, estancos, gasolineras, alimentos para mascotas o (sorprendentemente) peluquerías o tintorerías. Tras la declaración de la alarma, amparada por el artículo 116 de la Constitución, España pasa a tener un mando único, una única autoridad competente, el Gobierno central, con Pedro Sánchez a la cabeza, y pSor delegación cuatro de sus ministros —los de Defensa (Margarita Robles), Interior (Fernando Grande-Marlaska), Transportes (José Luis Ábalos) y Sanidad (Salvador Illa)— ganarán todo el poder a todos los niveles, lo que de entrada ha generado fricciones con Euskadi y Cataluña. "A partir de ahora, la única autoridad competente es el Gobierno de España", recalcó con solemnidad el jefe del Ejecutivo, pidiendo "unidad" y "colaboración" con las demás administraciones. Todas las fuerzas de seguridad quedarán "bajo las órdenes directas" del titular de Interior.

Sánchez, tras decretar la alarma: "La única autoridad competente es el Gobierno"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio cuenta, al filo de las 21:00, de las medidas contenidas en el real decreto de declaración del estado de alarma después de una larguísima e insólita deliberación en el seno del Consejo de Ministros, que finalizó a las 18:00. Un total de siete horas y media, receso incluido, que se explican por las discrepancias entre los dos socios de la coalición sobre las medidas económicas que Unidas Podemos quería que acompañasen al texto y que finalmente se aprobarán el martes. La reunión del Gabinete en la Moncloa contó con la presencia de todos sus miembros, salvo los titulares de Igualdad y Política Territorial, Irene Montero y Carolina Darias, ambas infectadas por Covid-19.

Pablo Iglesias, pese a que estaba en cuarentena por el positivo de su pareja, interrumpió su aislamiento porque Sánchez, según fuentes de la Vicepresidencia Segunda, le pidió acudir dada la importancia de la cita, y no se habilitó el procedimiento telemático. Se siguió, no obstante, el protocolo sanitario definido por la Moncloa para que su presencia no pusiera en riesgo al resto de compañeros de Gabinete, siempre según las mismas fuentes, aunque en las imágenes salía sin mascarilla junto a Sánchez en contra de las recomendaciones del Gobierno. El Consejo no se reunió en su sala habitual, sino en la Tapices (o Barceló), en torno a una gran mesa en forma de U para cumplir la separación interpersonal de al menos un metro.

[Consulte aquí en PDF la intervención del presidente]

El real decreto establece, sobre todo, limitaciones al movimiento. Los ciudadanos solo podrán salir a la calle para ir a trabajar, comprar alimentos o medicamentos, acudir a centros sanitarios o ir a cuidar a ancianos o a personas dependientes. Los desplazamientos estarán limitados a los casos de fuerza mayor y siempre deberán evitarse aglomeraciones y mantenerse una "distancia de seguridad de al menos un metro" para evitar los contagios. La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionarán a la adopción de medidas organizativas que eviten la concentración de personas y permitan mantener la distancia de al menos un metro.

Para reforzar el sistema nacional de salud, todas las autoridades civiles de todas las administraciones públicas de toda España, y en particular las sanitarias, y los funcionarios y trabajadores que dependen de ellas, quedan bajo las órdenes directas del ministro de Sanidad. Comunidades autónomas y ayuntamientos mantendrán la gestión ordinaria de los servicios sanitarios, pero a partir de ahora todos los medios sanitarios, civiles y militares, públicos y privados, se ponen a disposición de Illa. Además, Sanidad tendrá el poder de hacer todo lo necesario para garantizar la cohesión la equidad del sistema.

Sánchez, tras decretar la alarma: "La única autoridad competente es el Gobierno"

"Abastecimiento del mercado"

Para el "aseguramiento del suministro de bienes y servicios necesarios para la protección de la salud pública el Ministro de Sanidad podrá impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento del mercado, intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, incluidos los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada, así como aquellos que desarrollen su actividad en el sector farmacéutico". Y también podrá "practicar requisas temporales o imponer prestaciones personales obligatorias".

Estarán restringidos los movimientos salvo causa de fuerza mayor. El comercio se suspenderá, salvo 'súper', farmacias, kioscos... o peluquerías

Ábalos, por su parte, podrá dictar las disposiciones que sean necesarias para garantizar la movilidad. Se mantiene el 100% de los servicios de Cercanías o de metro, pero los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreo y marítimo de competencia estatal que estén sometidos a contrato público (media distancia, media distancia AVANT, servicios regulares de transporte de viajeros por carretera...) reducirán su oferta un 50%. El Gobierno garantiza asimismo el suministro alimentario en todos los supermercados y tiendas de alimentación, "así como el suministro de energía eléctrica, gas natural y derivados del petróleo".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la comparecencia posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este sábado. (Pool Moncloa)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la comparecencia posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este sábado. (Pool Moncloa)

Es un cambio sin duda en la vida de los ciudadanos. Vienen "semanas muy difíciles" de "esfuerzos y sacrificios", que "empezarán a dar fruto cuando consigamos el primer objetivo: doblegar la curva de propagación del virus". "Cuando observemos que su difusión no asciende en flecha, sino que se hace más lenta. Ese será el primer logro colectivo. La victoria sobre el virus comenzará cuando el número de altas médicas sea superior al de nuevos infectados. La victoria será mayor cuando caiga en picado la propagación a nuevos enfermos. Será en ese momento cuando nuestra economía se recuperará con fortaleza". No obstante, el impacto económico de la crisis del coronavirus, reconoció, será "grande", aunque difícil aún de estimar porque no se sabe cuál será su duración. Pero lo más "importante" es defender la "salud pública".

"Artículo por artículo"

La reunión del Gabinete fue no solo larga, sino también intensa por las diferencias internas y la complejidad de llevar a un país a la práctica parálisis para contener la expansión del virus y frenar así la curva de contagios. Los ministros, como contaba a este diario uno de ellos, revisaron "artículo por artículo" el borrador inicial, adelantado por los medios, e introdujeron correcciones, aunque la esencia del real decreto en principio se mantiene. "Ha sido un gran debate, el que correspondía con una medida tan importante como la que hemos adoptado unánimamente", la declaración del estado de alarma, precisaba un integrante del Consejo. Pero Unidas Podemos quería acompañar ese texto de un importante paquete de medidas económicas de ayudas a los afectados por el Covid-19. Un segundo plan de choque que se aprobará el próximo martes.

Tanto el vicepresidente Iglesias como el resto de ministros hemos tenido un debate sosegado, intenso y muy detallado

Las discusiones sobre los aspectos económicos derivados de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus se ha prolongado durante toda la semana. Nadia Calviño, la vicepresidenta tercera, intentó frenar hasta el último momento la aprobación del estado de alarma por las repercusiones que tendrá. La postura contraria la defendían los ministros más políticos, entre ellos el propio Iglesias y la titular de Trabajo, Yolanda Díaz. Calviño es la guardiana de la ortodoxia económica y partidaria de limitar las políticas de estímulo para que el déficit, que con seguridad crecerá, no se desboque. Unidas Podemos pide más gasto.

Sánchez, tras decretar la alarma: "La única autoridad competente es el Gobierno"

Sánchez fue preguntado por las diferencias. El presidente defendió las "muchas horas" de debate en el seno del Consejo. Un debate, dijo, "enriquecedor" para mejorar un real decreto que movilice todos los recursos del Estado para combatir el Covid-19. "Tanto el vicepresidente [Pablo Iglesias] como el resto de ministros y ministras hemos tenido un debate sosegado, intenso y muy detallado sobre la casuística e instrumentos" que requiere el texto.

La Plaza de la Villa de Madrid permanecía vacía este sábado, 14 de marzo. (EFE)
La Plaza de la Villa de Madrid permanecía vacía este sábado, 14 de marzo. (EFE)

Además, el real decreto, antes incluso de hacerse público, ha generado fricciones con Euskadi y Galicia. Ambas comunidades se quejaron de lo que entienden como una invasión de competencias. Para el 'lehendakari', Iñigo Urkullu, "sería un 155" si el Gobierno se atribuye todas las competencias en materia de seguridad y sanidad, según declaró el portavoz del Gobierno de Vitoria, Josu Erkoreka. Urkullu había colegido, de su conversación con Sánchez, que este iba a mantener una "actitud respetuosa" con las competencias autonómicas. El Govern de Quim Torra, por su parte, acusó al Ejecutivo de actuar "tarde y mal" y avisó de que no permitirá la invasión de competencias con el argumento del combate a la pandemia.

Sánchez defiende una reclusión de ciudadanos, no por territorios, porque el virus no entiende de CCAA. Pide "unidad" a partidos y presidentes para vencerlo

Sánchez explicó que no hay un cierre de territorios (sea Madrid, Cataluña u otro), sino que se ha tomado como eje el ciudadano, pues es el que puede transmitir el virus y el que puede caer enfermo. De modo que la solución es restringir derechos de circulación de los ciudadanos, más allá de donde vivan. El virus "no entiende de colores", "ideologías" o "territorios". Simplemente se propaga. "En ocasiones somos 17 autonomías pero en otras, como tantas otras veces en la historia de España, debemos ser el gran país que somos. Vamos a dar una respuesta conjunta a la altura del Estado autonómico que somos", verbalizó, tiñendo de gravedad su discurso. Sánchez pidió a partidos y comunidades que peleen juntos y se alineen con el Ejecutivo, que ahora tiene todo el poder. "Esta vez es importante no equivocarnos. Porque ahora estamos ante nuestro verdadero enemigo, que es el virus y la pandemia. Es un enemigo de todos, y todos debemos combatirlo unidos".

Partidario del aplazamiento de las elecciones vascas y gallegas

A medida que avanzaba la expansión del coronavirus, parecían sentenciadas las elecciones vascas y gallegas de 5 de abril. ¿Se suspenderán? Todo parece indicar que sí. 

Pedro Sánchez fue preguntado este sábado durante la larga comparecencia (30 minutos de intervención inicial y otra media hora de respuestas a los periodistas, que preguntaron, como el pasado jueves, de manera telemática, a través de un chat de WhatsApp) por esta cuestión. Advirtió de que había hablado ya con los presidentes de Galicia y Euskadi, Alberto Núñez Feijóo (PP) e Iñigo Urkullu (PNV), y ambos quedaron en discutir con las formaciones políticas de sus territorios qué hacer y si proponen el aplazamiento de los comicios

Sánchez ve "poco razonable" celebrar el 5-A elecciones en Euskadi y Galicia

"Quedamos a la espera de su decisión y a partir de ahí actuaremos", dijo. A ambos les trasladó la opinión del Gobierno. El presidente ve "poco razonable" celebrar ambas elecciones dadas las medidas de restricción impuestas por toda España, que quizá necesiten prolongarse más allá de estos primeros 15 días, si el Congreso, como prescribe el artículo 116 de la Constitución, le da su autorización. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
90 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios