Sánchez entra en el 12-J y opone su gestión del covid al "sálvese quien pueda" del PP
  1. España
PRIMER MITIN DE CAMPAÑA DEL 12-J

Sánchez entra en el 12-J y opone su gestión del covid al "sálvese quien pueda" del PP

El presidente subraya que su Gobierno ha luchado "solo", sin los populares, frente a la pandemia. Los de Casado "pusieron como objetivo derrotar al Gobierno por medio del virus", dice

Foto: Sánchez entra en el 12-J y opone su gestión del covid al "sálvese quien pueda" del PP
Sánchez entra en el 12-J y opone su gestión del covid al "sálvese quien pueda" del PP

Tras superar la primera parte de la pandemia, la campaña de las elecciones vascas y gallegas del 12-J. Sin solución de continuidad, prácticamente. Solo quedan dos semanas de mítines y discursos, sin apenas calentamiento previo. Aunque no son elementos inconexos. Las urnas juzgarán la gestión de la emergencia sanitaria, y el PSOE está dispuesto a que así sea porque cree que ha superado el examen. Porque ahora se tiene la epidemia de coronavirus "bajo control" y porque se ha probado, cree, que hay un modelo muy distinto de gestionar las crisis: el del PSOE y su propósito de "no dejar a nadie atrás" y del PP y su "sálvese quien pueda".

Pedro Sánchez se despojó este sábado del traje de presidente del Gobierno y se enfundó el de secretario general del partido y entró en campaña. Primero, en Ourense, junto al candidato de su partido, Gonzalo Caballero, que arranca este trayecto hacia las urnas con las malas noticias que le llevan las encuestas, que auguran que Alberto Núñez Feijóo logrará su cuarta mayoría absoluta consecutiva y que el BNG incluso pisa los talones al PSdeG. De ahí que el llamamiento a los votantes sea para que "no se equivoquen" y opten por la fuerza que puede desplazar al PP de su feudo histórico.

Foto: Casado arropa a Feijóo y espera que su victoria "catapulte" al PP del "milagro económico"

El jefe del Ejecutivo recordaba que era el de este sábado su primer mitin tras levantar el estado de alarma en todo el país. Un acto con cerca de mil personas, según la organización, pero sin aglomeraciones, con distancia de seguridad y mascarillas. Por eso sus primeras palabras fueron de agradecimiento a quienes han estado "en primera línea" de combate contra el coronavirus: sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, servidores públicos y trabajadores privados. Y enseguida recordó que la pandemia no se ha evaporado, no se puede "hablar en pasado" de ella, sino "en presente continuo". "Disfrutemos de la normalidad recuperada, pero no bajemos la guardia. Podemos ser muro o ser transmisor. ¡Seamos muro, no echemos por tierra el sacrificio!", apremió, en línea con sus comparecencias de las últimas semanas.

El líder socialista reclama a los ciudadanos que no bajen la guardia y sean un "muro" frente al virus, y demanda al PP que "arrime el hombro"


Sánchez defendió la activación del estado de alarma, rechazado por el PP en las dos últimas prórrogas —y por Feijóo desde primeros de mayo—, porque se ha mostrado "eficaz" en toda España y ha beneficiado a "todos los ciudadanos" en todos los rincones del país. Ha conseguido, subrayó, "frenar" la expansión del SARS-CoV-2, hasta tenerlo ahora "bajo control". "Y lo hicimos solos, sin el apoyo del principal partido de la oposición", lamentó, porque los populares "dimitieron de su responsabilidad de Estado". "Si el PP no arrima el hombro ante la crisis más grave de los últimos 100 años de salud pública, de economía y de dimensión social, ¿cuándo va a arrimar el hombro el PP?", se preguntó.

Foto: Illa se convierte en el fichaje estrella de la campaña socialista en Euskadi y Galicia

"Confrontar, crispar y dividir"

En sus comparecencias como presidente en estos tres meses, el presidente y su Ejecutivo se han cuidado de lanzar reproches duros al PP. Pero este era un acto de partido. Así, Sánchez acusó al PP de "crispar", en lugar de "sumar" y de procurar la "unidad" que él demandaba. "Siguió el camino de la ultraderecha, de confrontar, crispar y dividir. Frente a un Gobierno que quería derrotar al virus por medio de la unidad, la derecha puso como objetivo derrotar al Gobierno por medio del virus. Se equivocaron de objetivo y han fracasado durante estos meses", denunció.

Sánchez subraya que la receta del PP es "imponer, recortar y bloquear", y la del PSOE, "acordar", invertir en sanidad y educación y avanzar

Sánchez, en todo momento, hizo hincapié en que los electores han de ser "muy conscientes" de que "no es lo mismo que gobierne la derecha que la izquierda". El PP lo lleva haciendo 11 años de corrido en Galicia —"parece que no existe el PP, hay que mirar con lupa la cartelería", ironizó, remarcando las diferencias entre Feijóo y Pablo Casado—, y lo hizo durante casi siete años en España. Los conservadores, dijo, tiran de tres verbos: "Imponer, recortar y bloquear". "Imponer como impusieron por las bravas la reforma laboral que precarizó y devaluó las condiciones laborales", o la "contrarreforma de las pensiones" o la reforma de la financiación local.

Sánchez acusa al PP de haber intentado derrotar al Gobierno "por medio del virus"

El verbo opuesto que los socialistas dicen conjugar es este: "Acordar". Sánchez presumió de que su Gobierno ha lanzado un fondo de 16.000 millones de euros para las comunidades autónomas, no reembolsable, para financiar la sanidad y la educación públicas y la compensación por la pérdida de ingresos. El Ejecutivo, incidió, también ha acordado con empresarios y sindicatos —el último pacto, la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre—. "Imponer o acordar, esa es una de las grandes diferencias".

Frente al "recorte de 8.000 millones de euros" que Mariano Rajoy hizo durante la crisis, el Gobierno de coalición, subrayó, ha reservado 9.000 del total de 16.000 millones de euros a la sanidad, más otros 2.000 para la educación, para garantizar una vuelta al cole con "todas las garantías sanitarias y de accesibilidad y de igualdad de oportunidades". Además, dijo, el ingreso mínimo vital, ya convalidado por el Congreso sin votos en contra, ayudará a 850.000 hogares y reducirá la pobreza infantil.

Foto: "No podemos llegar a septiembre así": el temor a un rebrote fuerza el pacto político

Aceleración de los cambios

Los populares, a juicio del presidente, también plantean "bloqueo a los avances y transformaciones" necesarias. Así, el covid "ha acelerado muchos de los cambios" precisos, como la digitalización o la transición ecológica. Sánchez defendió entonces la reorientación de la industria española para proveer a la población general y a los profesionales de respiradores, mascarillas y demás material sanitario, como también cree importante la relocalización de empresas y la "defensa del sector industrial" en España y en Galicia.

"La fórmula del PP para las crisis es sálvese quien pueda. Frente a ello, un Gobierno firme, con una clara voluntad de no dejar a nadie atrás", subraya

"En definitiva, lo que nos jugamos el 12-J en Galicia es qué respuesta damos a la crisis. Está claro que la del PP la sabemos, la hemos sufrido durante ocho años y la estáis sufriendo desde hace 11 años aquí en Galicia. La fórmula del PP para responder a las crisis es sálvese quien pueda. Frente a ello, la postura de un Gobierno firme, con una clara voluntad de no dejar a nadie atrás. ¡O sálvese quien pueda o no dejar a nadie atrás, o el PP o el PSdeG!", clamó, advirtiendo de la disyuntiva a la que, para los socialistas, se enfrentan los votantes en apenas dos semanas. Sánchez defendió entonces que se necesitan "gobiernos comprometidos en Madrid y en Santiago de Compostela" y por ello, dijo, "hay que votar a Gonzalo como presidente de la Xunta". Para que este sea un "aliado" del Ejecutivo central "en todos los retos y desafíos por delante".

Hubo otro reproche al PP, que sí viene repitiendo el Gobierno en estas últimas semanas: que no levante la bandera de los intereses de España en Europa. Sánchez recriminó a Casado que exija "condicionalidad" para que Bruselas libere el importante caudal de ayudas para la reconstrucción. El presidente exigió al PP que se sitúe "al lado de los intereses de España y no enfrente". "Si perdemos, pierde Galicia y pierde España", avisó.

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, junto al candidato a la Xunta y secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, este 27 de junio en el Xardín do Posío (Rúa do Progreso) de Ourense. (Andrés Fraga | Flickr PSOE)
El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, junto al candidato a la Xunta y secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, este 27 de junio en el Xardín do Posío (Rúa do Progreso) de Ourense. (Andrés Fraga | Flickr PSOE)

El PSdeG está convencido de que una buena parte de su resultado el 12-J se juega en la participación. Por eso Sánchez pidió una movilización de la izquierda similar a la que se dio en las generales del 28 de abril y del 10 de noviembre o en las municipales y europeas del 26 de mayo. Caballero, por su parte, hizo una llamada masiva a las urnas para abrir una "nueva página de cambio y de progreso" en Galicia frente al "relato de mentiras" de la derecha. Para frenar el abatimiento por las encuestas, el candidato y secretario general insistió en que el cambio es "posible", y ha de hacerse, advirtió, de la mano del PSdeG, porque Galicia "no tiene una mayoría ni un sentimiento nacionalista". "No soy nacionalista, soy galleguista. No rupturista, sino reformista".

Caballero llama a la movilización para abrir una "nueva página de cambio y de progreso" en Galicia frente al "relato de mentiras" de la derecha

El candidato pidió levantar "un muro de contención" contra la ultraderecha en las elecciones del 12-J, frente a un Feijóo que está "dispuesto" a pactar con Vox. Por ahora, las encuestas, tampoco la del CIS, no pronostican la entrada de la ultraderecha en el Parlamento gallego, ni tampoco de Ciudadanos.

Idoia Mendia, este 27 de junio en el acto electoral del día en Vitoria con las presidentas de Navarra y La Rioja, las socialistas María Chivite y Concha Andreu. (EFE)
Idoia Mendia, este 27 de junio en el acto electoral del día en Vitoria con las presidentas de Navarra y La Rioja, las socialistas María Chivite y Concha Andreu. (EFE)

El presidente entrará este domingo en campaña en Euskadi. En San Sebastián, junto a la candidata del PSE-EE y baronesa autonómica, Idoia Mendia. Y el próximo fin de semana regresará a ambas comunidades. Su intención es protagonizar un tercer acto en los dos territorios antes del 12-J, pero está sujeto a su agenda institucional, en España y en la UE.

Pedro Sánchez Ourense PSE PSE-EE Santiago de Compostela Mariano Rajoy Ciudadanos Barómetro del CIS BNG Fuerzas Armadas Partido Popular (PP) Pandemia Pablo Casado PSdeG PSOE Gonzalo Caballero Alberto Núñez Feijóo Elecciones País Vasco 2020 Elecciones Galicia 2020 Coronavirus Idoia Mendia
El redactor recomienda