COMPARECENCIA EN LA MONCLOA

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

El presidente anuncia 3.750 millones para el sector del automóvil y la apertura de fronteras para el 21 de junio. En lo político, confirma la mesa con Cataluña para julio y la preparación de las cuentas

Foto: Pedro Sánchez llega a la rueda de prensa de este 14 de junio en la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez llega a la rueda de prensa de este 14 de junio en la Moncloa. (EFE)

Comienza otro tramo de la legislatura una vez parado el primer golpe de la pandemia por el covid-19. Toca pensar en la reconstrucción económica y social, advierte el Gobierno, y en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, los que darán, si salen adelante, la llave de la estabilidad a Pedro Sánchez. Y para las cuentas del próximo año el Ejecutivo no renuncia a nada. Tampoco a la geometría variable que ha explorado en las tres últimas prórrogas del estado de alarma. Anhela compatibilizar Ciudadanos con las formaciones que facilitaron su investidura. Quiere "acuerdos transversales", porque cree que este es el momento, así que tenderá la mano a "todas" las formaciones políticas.

El presidente del Gobierno compareció [aquí en PDF] este 14 de junio en la Moncloa tras la decimocuarta conferencia de presidentes autonómicos, cuando se cumplen 90 días de la declaración del estado de alarma y a una semana de que expire. La última cumbre en esta pandemia, porque ya la siguiente será probablemente en julio, tras las elecciones vascas y gallegas, y presencial. La rueda de prensa quedó marcada, obviamente, por dos grandes anuncios, ambos adelantados a los mandatarios regionales, aunque precisados ante los medios. De un lado, la apertura de fronteras Schengen, dentro de la Unión Europea, a partir del 21 de junio, y las exteriores, a terceros países, y bajo ciertas condiciones, a partir del 1 de julio. Por otro, el lanzamiento de un plan de ayuda al sector del automóvil, dotado con 3.750 millones de euros, que se presentará este lunes en la Moncloa, y de otro paquete de medidas para impulso del turismo, que se lanzará el jueves. Asimismo, adelantó que avala la candidatura de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, para dirigir el Eurogrupo.

[Consulte aquí en PDF la intervención íntegra de Pedro Sánchez y el turno de preguntas]

Pero el objetivo a medio plazo, imprescindible para la continuidad del Gobierno de coalición, son los Presupuestos de 2021. Sánchez no concretó alianzas, pero sí abrió la baraja de pactos, prueba inequívoca de que pretende seguir labrando la relación con Ciudadanos, y la mejor prueba gráfica fue la reunión entre las dos partes, al más alto nivel, el viernes pasado en la Moncloa.

"Si en algún momento está justificado que todos pongamos de nuestra parte para aprobar unos PGE es ahora. El Gobierno tiende la mano a todos", dice


"Tenemos que ser todos muy conscientes de que el parón de la actividad económica no ha tenido precedentes. En España, en Europa y en el conjunto del país. Tenemos que absorber el 'shock' y poner en marcha el país. En ese sentido, todos tenemos que poner de nuestro lado —dijo, incluyéndose a sí mismo y a su socio de Unidas Podemos—. El Gobierno siempre ha apelado a la unidad, porque salva vidas, empresas y empleo. Creo que si [en algún momento] está justificado en un momento dado que todos pongamos de nuestra parte para aprobar unos Presupuestos es ahora, en estas circunstancias tan complejas y dramáticas. Sería una muy buena noticia para el sector productivo, para los profesionales sanitarios, para los trabajadores, para los que van a sufrir las consecuencias de esta crisis, tener unos Presupuestos amoldados a la realidad económica y social tan extraordinaria. El Gobierno tiende a la mano a todas las fuerzas parlamentarias dispuestas a echar una mano, a arrimar el hombro, para que España salga cuanto antes de esta crisis y recupere la senda de crecimiento económico y creación de empleo que teníamos hasta la emergencia de la pandemia".

"La envergadura del desafío"

'A priori', el acercamiento de Cs a la principal ley económica de todo Ejecutivo, y la que procuraría, caso de prosperar, estabilidad al bipartito, se torna muy compleja, pero el Gobierno no renuncia a sintonizar con la formación de Inés Arrimadas. Tampoco el portavoz del partido liberal, Edmundo Bal, cerró por completo esa puerta el pasado viernes tras la reunión con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Ya advirtió de que "por ahora" el Ejecutivo está cumpliendo sus compromisos con ellos, y este mismo domingo celebró la apertura de fronteras para el 21 de junio.

El Gobierno "evidentemente mirará" a las formaciones que hicieron posible la investidura, pero apuesta por "acuerdos transversales"

Pero una entente con Cs tiene la contrapartida de que incomoda a Pablo Iglesias y ahuyenta a formaciones que facilitaron la investidura, como el PNV y singularmente ERC. De ahí que Sánchez no quiera cerrar puertas a nada. O no de momento. El presidente recordó que PSOE y Unidas Podemos solo suman 155 escaños, a 21 de la mayoría absoluta. El Ejecutivo "evidentemente mirará" a aquellos partidos que apoyaron o no bloquearon su elección en enero, dijo primero, pero eso no es excluyente con que se amplíen alianzas. "Creo que es muy importante que todos los grupos parlamentarios seamos lo suficientemente conscientes de la envergadura del desafío que tenemos por delante. Si se justifica que podamos tener unos PGE este año con acuerdos transversales es este el momento. Un momento inédito", tras la mayor pandemia en el mundo en cien años.

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

"Tendremos que anteponer los intereses generales a los intereses particulares de uno u otro proyecto político. En todo caso, tenemos un acuerdo de gobierno [con Podemos] que queremos sacar adelante, hablaremos con todas las fuerzas", siguió. ¿Supondrá que algunas medidas contenidas en ese pacto con los morados tengan que quedar aparcadas en pos de esos acuerdos? "Insisto, tenemos 155 escaños. No es que tengamos que renunciar a nada, sí tendremos que complementar nuestros acuerdos de gobierno con el aporte de otros grupos que legítimamente planteen". Sánchez, eso sí, fue muy enfático al indicar que todos los partidos tendrán que poner de su parte. Se dirigía a la oposición, pero implícitamente también a su socio morado.

No dejar a nadie "atrás"

El Gobierno es consciente de que aunque ERC sea aliado prioritario, su comportamiento es siempre una incógnita, y en el otoño, coincidiendo con la más que probablemente inhabilitación definitiva del 'president' de la Generalitat, Quim Torra, puede haber un adelanto electoral que haga más complicado tender puentes con los de Oriol Junqueras. Aun así, sabe que tiene que seguir haciendo gestos. Por ello, señaló que no tendrá "problema" en celebrar una segunda reunión de la mesa de diálogo con el Govern —uno de los reclamos de ERC para su parroquia, porque JxCAT la desprecia— en julio, porque ello significará que la emergencia sanitaria está "definitivamente superada".

El presidente demanda "patriotismo" a los grupos para defender los intereses de España ante la UE. Aviso dirigido al PP, alineado con los 'halcones'

Sánchez insistió en que con un Parlamento tan fragmentado y con unas circunstancias tan excepcionales, los ciudadanos piden que sus políticos "lleguen a acuerdos", "ansían la unidad" de las fuerzas políticas. Esa "demanda" existe, vote lo que vote cada cual en las contiendas electorales. "Esta legislatura necesitará articular acuerdos transversales", reforzó, de nuevo para hacer referencia implícita a alianzas de izquierda a derecha (con Cs). El Gobierno respetará los "compromisos" adquiridos con ERC que llevaron a su abstención en la investidura, pero al mismo tiempo cree crucial la "unidad de todos" para que "los que más han sufrido la crisis no se queden atrás". Indicó que el ejemplo ha de ser la "gran conquista social" que ha supuesto el ingreso mínimo vital (IMV), convalidado esta semana en el Congreso sin ningún voto en contra. El objetivo compartido ha de ser "reconstruir y recuperar", remarcó, y en ese empeño "no sobra nadie", pero sí sobra "el insulto, el odio y la provocación".

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

Esa "unidad" es la que reclama asimismo el presidente para defender en la UE el ambicioso plan de reconstrucción que ha diseñado la Comisión Europea. El jefe del Ejecutivo reclamó a los partidos que actúen con "patriotismo" y lo apoyen de manera activa en el seno de sus respectivas familias políticas. El aviso se dirigía sobre todo al PP, que se ha alineado con los 'halcones' del club comunitario para pedir una estricta vigilancia a los países del Sur.

Sánchez intentará hacer compatible el acuerdo de gobierno con Podemos con el "aporte" de otros grupos que planteen sus demandas en los PGE

"Nadie puede soñar con sacar un beneficio dañando los intereses de España y del conjunto de los ciudadanos; así que pido responsabilidad, pido altura de miras, pido, sobre todo y ante todo, patriotismo", demandó. "Si España gana, todos ganamos. Si España pierde, no solo pierde el Gobierno de España, perdemos todos", advirtió. Y es que está en juego un plan de 750.000 millones de euros en total, de los cuales 140.000 millones podrían llegar a nuestro país, entre transferencias directas y préstamos. El Ejecutivo aspira a que ese marco impulsado por la Comisión sea aprobado por el Consejo Europeo esta semana y entre en vigor cuanto antes. La perspectiva del Gobierno es que la recuperación podrá ser más rápida porque la actitud de la UE es radicalmente distinta a la que sucedió con la crisis de 2008: entonces se aplicaron medidas de austeridad, y hoy incluso Alemania es partidaria de ayudas sin condicionalidad dura que ahogue a los países destinatarios.

La Moncloa no quiere pensar en que la UE quiera atar en corto a los Estados azotados por la covid y que ahora reciban fondos. Sánchez no habló de recortes, pero sí subrayó que su Gobierno lleva desde el primer momento "reformas" en distintos ámbitos (educación, transición ecológica, uso masivo de los ERTE para evitar despidos, digitalización...). "Lo que queremos es una respuesta inclusiva y sostenible, sostenible desde el punto de vista social, medioambiental y, lógicamente, laboral", apuntó.

"15 veces más feroz"

Las últimas comparecencias del presidente vienen indicando ese tránsito a una nueva etapa. La obligación principal, tras una evolución de la pandemia que ofrece datos incluso mejores de los que él mismo preveía (solo 48 nuevos contagios ayer en todo el país), confesó, es "volver a poner al país en marcha con total rotundidad". Pero no quiere que se olvide que el virus sigue al acecho y no ha desaparecido. La amenaza "no ha terminado", y basta con ver, señaló, lo que sucede en el continente americano. Aportó unas cifras elocuentes: el 13 de marzo, cuando anunció que su Ejecutivo declararía el estado de alarma al día siguiente, se reportaron en todo el mundo 10.000 casos nuevos y 500 muertes. Ayer sábado, se informó de 150.000 contagios nuevos en todo el mundo y 5.000 fallecidos diarios. "La pandemia es 15 veces más feroz en el mundo que hace tres meses, las víctimas mortales ayer fueron 10 veces más que el pasado 13 de marzo", ilustró. El líder socialista hace ese subrayado para recordar que ahora, a una semana de que concluya la desescalada en todo el país —Galicia estrena este lunes la nueva normalidad—, es básica la responsabilidad individual.

Los países terceros deberán tener una situación epidemiológica análoga o mejor, asumir condiciones sanitarias y actuar con reciprocidad

A continuación, Sánchez desgranó los tres pilares de su comparecencia. La vuelta al cole en septiembre, para lo que el Ministerio de Educación ha acordado con las CCAA una serie de recomendaciones —son ellas las administraciones competentes— para que el retorno a las aulas sea "en un entorno seguro y saludable". El segundo gran eje es el adelanto de la apertura de fronteras interiores, dentro de la UE, el 21 de junio, salvo con Portugal, que ha pedido retrasarlo al 1 de julio.

El 21 de junio, cuando decaiga la alarma, desaparecerá la obligación de cuarentena para los viajeros de los países del espacio Schengen. Y a partir del 1 de julio se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países "seguros", incluidos en una lista consensuada a nivel europeo. Deberán cumplirse, en este caso (la apertura de fronteras exteriores), tres requisitos. Uno, su situación epidemiológica tiene que ser análoga o mejor que la de la UE. Dos, se deberán cumplir ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino. Y tres, tendrán que actuar con reciprocidad. O sea, esos países deberán aceptar también pasajeros procedentes de la Unión Europea. "Queremos que turismo y seguridad sanitaria vayan de la mano. Turismo, sí; intercambio, sí; apertura, sí. Seguridad y salud, también", refrendó.

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

Ceremonia de Estado tras el 12-J

El plan de dinamización del turismo se presentará este jueves. Y este lunes, 15 de lunes, se vestirá de largo en la Moncloa el paquete de medidas para ayudar al automóvil, de un total de 3.750 millones de euros. Sánchez detalló que habrá financiación para la renovación del parque de vehículos —se incentivará la compra de vehículos eléctricos y se darán ayudas especiales para las familias con menos recursos—, y se beneficiarán "los empresarios, los trabajadores autónomos a través de los ahorros en combustible que comportará la renovación de su flota". El objetivo, pues, es casar este paquete millonario con la transición ecológica y el objetivo de cero emisiones en 2050, en correspondencia con el Pacto Verde europeo y con el propio Plan de Energía y Clima que redactó el Ejecutivo. "Estamos trabajando para que en el futuro tengamos mejores vehículos, más sostenibles ciudades más limpias y con un empleo de mayor calidad y con un sector mucho más competitivo", reiteró.

Aulas, automóvil e impulso al turismo. Sánchez llama a usar la "tempestad" del covid para hacer de ella una "fuerza positiva, de transformación"

Se trata de intentar aprovechar la crisis para un nuevo impulso. Sánchez, de hecho, citó el proverbio oriental que dice que "cuando soplan vientos fuertes, algunas personas se dedican a construir muros, mientras que otras construyen molinos". Tras el "vendaval" de una pandemia por coronavirus que "nadie esperaba", solo hay dos opciones, sostuvo, o ser muro o ser molino, o ser "división o ser transformación". "Podemos utilizar la tempestad que hemos vivido y convertirla en una fuerza positiva. En una fuerza de transformación" para forjar alianzas entre jóvenes y mayores, entre empresarios y trabajadores, entre fuerzas políticas, entre pueblos y territorios de España para avanzar en la recuperación.

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

Julio se abrirá, el día 1, con la apertura de la frontera de España y Portugal y con el acto, en los dos países, que presidirán el Rey y él mismo, junto al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro luso, el socialista António Costa. Luego llegarán las elecciones vascas y gallegas del 12-J y después el Ejecutivo quiere encajar una última conferencia de presidentes, esta ya presencial, centrada en la reconstrucción, y una ceremonia de Estado, presidida por Felipe VI, en homenaje a todas las víctimas del covid.

En el turno de preguntas emergió una cuestión que lleva planeando desde hace unos días, la postulación de Nadia Calviño para el Eurogrupo. El presidente dejó claro que peleará para que se haga con el cargo. Es un "honor" para España que el nombre de la vicepresidenta tercera suene "con mucha fuerza para ser candidata" a la jefatura de los ministros de Finanzas de la zona euro.

Sánchez busca a Cs sin renunciar a ERC: quiere "acuerdos transversales" para los PGE

"El Gobierno de España estaría muy interesado, lógicamente, en ese tipo de responsabilidades y durante estos días que tenemos hasta el 25 de junio hablaremos con todos los colegas para ver si madura esa candidatura pero, evidentemente, yo la veo no con buenos ojos, sino con muy buenos ojos". El Ejecutivo, pues, apostará por este primer tren que pasa, lo que de conseguirlo restaría opciones a la titular de Exteriores, Arancha González Laya, para hacerse con los mandos de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Sánchez descartó que desencadene una crisis de gobierno si Calviño es elegida, ya que precisamente para presidir el Eurogrupo es necesario ser ministro de Economía en el país. Que salga aupada sería "un reconocimiento" para su trabajo y una "muy buena noticia" para el país.

5.200 actuaciones del Ejército en residencias y una comisión de evaluación pendiente

Pedro Sánchez abordó por segunda semana consecutiva la cuestión de las residencias de mayores, uno de los epicentros del drama del covid-19. El presidente expresó el "compromiso absoluto" de su Ejecutivo con los geriátricos. "Hemos enviado hasta al Ejército" para desinfectar estos centros, recordó. 

El Gabinete de coalición , dijo, "no ha mirado para otro lado". "Durante esta crisis, desde el 18 de marzo al 17 de mayo, el Gobierno envió al Ejército a realizar 5.200 actuaciones en residencias de mayores en toda España en el marco de la operación Balmis", sostuvo. "Mayor compromiso con la seguridad de nuestros mayores me parece imposible", presumió. 

El jefe del Ejecutivo citó los textos y las órdenes ministeriales que se han elaborado en estos meses: 5, 19 y 23 de marzo, luego 4 de abril y luego "un fondo social extraordinario de 300 millones de euros que aprobó el Gobierno de España el 19 de marzo para paliar los efectos del covid-19". Fondo lanzado por la Vicepresidencia Segunda, de Pablo Iglesias, y destinado a reforzar "las plantillas de las residencias de mayores y los centros de Servicios Sociales". 

La polémica viene, sobre todo, por la no derivación a hospitales que propició la Comunidad de Madrid entre finales de marzo y principios de abril, decisión que ha quedado al descubierto por los protocolos firmados por la Consejería de Sanidad y desvelados por el diario 'infoLibre'. "La gestión de las residencias de mayores está en manos de las CC.AA. Y todos hemos sido testigos de las órdenes y contraórdenes que ha salido a la luz por parte del Gobierno autonómico en relación con los mayores en residencias de mayores y su ingreso en hospitales. Lo dejo ahí", sostuvo, culpando implícitamente al Ejecutivo de la popular Isabel Díaz Ayuso

En cualquier caso, y cree que es una reflexión compartida con todos los presidentes autonómicos, responsables de la gestión de las residencias, hay que sacar "algunas lecciones" de lo ocurrido. Lo entiende "evidente". Y por ello uno de los debates que se plantearán en la comisión de evaluación que se formará en el Congreso es "ver de qué manera podemos resolver esta situación en las residencias de mayores que a todos" ha preocupado. No se quiso comprometer con lo advertido por Iglesias: limitar la gestión privada de estos centros. 

El Gobierno quiere que la citada comisión de evaluación, que ya Sánchez enunció a finales de marzo, cuando defendió ante el Congreso la declaración del estado de alarma, se constituya en cuanto venza la sexta y última prórroga. Que sirva para "aprender de la emergencia para prepararnos mejor". 

A Sánchez se le preguntó cuál había sido la medida más difícil de tomar en esta pandemia. Fue la declaración de la alarma, dijo, por lo que supone de restricción de derechos fundamentales. ¿Y qué habría hecho distinto? Haber aprovisionado antes de equipos de protección individual para los sanitarios, o haber dotado al sistema de más respiradores para las UCI, y haber reorientado antes la fabricación para el autoabastecimiento. Cuestiones que ahora son muy "evidentes", dijo, pero que en febrero no lo eran tanto. Y para ello, para afrontar mejor futuras pandemias, será necesario el trabajo de todas las fuerzas políticas en la comisión de evaluación

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios