SEXTA Y ÚLTIMA PRÓRROGA, HASTA EL 21 DE JUNIO

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

El presidente avanza que se apoyará decididamente el sector del turismo y la automoción. Hace una cerrada defensa de Illa y de Simón y muestra su "apoyo absoluto" a Marlaska

Foto: Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa de este 31 de mayo, ya con periodistas en la sala. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa de este 31 de mayo, ya con periodistas en la sala. (EFE)

Sexta y última prórroga de un estado de alarma muy diferente a los anteriores, más "liviano" y con menores restricciones. Y, sobre todo, con más poder para las comunidades autónomas. Es la oferta que hace Pedro Sánchez para el último tramo de un mecanismo jurídico que permanece vivo desde el 14 de marzo. "Gobernanza absoluta", "plena", para los presidentes regionales en el camino final hacia una nueva normalidad que será dura y en la que será clave el apoyo a dos sectores estratégicos como el turismo y la automoción. Nueva normalidad que traerá, además, la recuperación de otros elementos claves de la legislatura, como la mesa de diálogo con Cataluña, que el Gobierno prevé retomar en julio.

El jefe del Ejecutivo compareció este domingo ante los medios, rompiendo su 'tradición' de hacerlo los sábados. Esta vez lo hizo tras la duodécima videconferencia de presidentes autonómicos y tras tener amarrada la sexta y última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio, que el Consejo de Ministros pedirá el martes y que autorizará el Congreso el próximo miércoles. Una comparecencia en la que aprovechó para hacer una cerrada defensa del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón —"Nos hacen mejores como sociedad"—, y en la que también mostró su "apoyo absoluto" al titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, protagonista y autor de un mayúsculo incendio en el seno de la Guardia Civil, cuerpo al que también reivindicó por su "profesionalidad".

La prórroga que se extenderá hasta el 21 de junio, defendió durante su intervención [aquí en PDF, será la "última y definitiva", y alumbrará un estado de alarma "muy distinto, mucho más liviano" pero "necesario" para culminar el proceso de desescalada. La gran novedad es que, en aquellos territorios que alcancen la fase 3, la autoridad competente delegada pasará a ser el presidente autonómico, y no ya el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Los mandatarios regionales serán los que decidirán los "ritmos y modalidades" de esta etapa final. También la duración de este estadio —no tiene por qué ser de 14 días, puede ser, por ejemplo de solo 10 jornadas— y el pase a la llamada nueva normalidad.

Será una alarma más "liviana" en la que el Gobierno solo se quedará la regulación de la movilidad. El 21 de junio, se permitirá desplazarse en todo el país


Este nuevo estado de alarma, pactado con ERC y PNV, vitales para que la prórroga prospere el miércoles en el Congreso, es importante en la medida en que se prevé que el 8 de junio la mitad de España pase a la fase 3. Será en esas CCAA en las que los líderes autonómicos retomarán el mando total sobre sus respectivas comunidades. Se pasará así de la "cogobernanza a la gobernanza plena de las CCAA", que son las que "ostentan las competencias en materia de sanidad", recordó. "Gobernanza absoluta", había expresado en la videoconferencia de la mañana. En las manos del Gobierno central ya solo quedará la "regulación de la movilidad". De hecho, si el Ejecutivo pide esta nueva prórroga es porque los expertos consideran que aún hay que limitar los desplazamientos entre provincias un tiempo más. Esa facultad recae en el Gobierno central a través del estado de alarma, el "único instrumento" constitucional que lo permite.

En todo caso, como tarde el 21 de junio todos los españoles podrán circular por toda España sin problema, a cualquier punto. Antes, en fase 3, los mandatarios regionales podrán autorizar, con permiso del Gobierno, la movilidad entre las provincias de las comunidades que dirigen. Por eso este domingo el aragonés Javier Lambán o el gallego Alberto Núñez Feijóo adelantaron que cuando asuman el mando permitirán a sus ciudadanos circular en el interior de su región. La Moncloa les dejará hacerlo, según confirmaron a este diario fuentes del equipo del presidente.

"Evitar cualquier tipo de recaída"

Es más, en aquellos territorios que superen la fase 3 y alcancen la nueva normalildad se podrá levantar la alarma, algo que ya contemplaba la quinta ampliación. Eso sí, para el 21 de junio, cuando vencerá la sexta prórroga en todo el Estado, habrá tres puntos del país que no hayan culminado la desescalada: la Comunidad de Madrid, casi toda Castilla y León (salvo el área de salud de El Bierzo), Barcelona y su área metropolitana y Lleida. Estos territorios arrancarán previsiblemente la fase 3 el 22 de junio, pero el Gobierno estima que "dada la evolución de la pandemia" no será necesario prorrogar más el estado de alarma.

"Debemos mantener la prudencia, seguir las normas de las autoridades sanitarias, porque el virus sigue acechando y es una amenaza gravísima", advierte

Esto quiere decir que a partir de ese momento los madrileños, pese a no haber concluido la transición, podrán desplazarse a la playa, por ejemplo. Este diseño también producirá algunas situaciones algo paradójicas, según reconoció Sánchez. Como hay partes de Cataluña más avanzadas —Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu-Aran arrancarán la etapa 3 el 8 de junio, y Girona, Catalunya Central, El Garraf y Alt Penedès progresan este día 1 a la segunda etapa—, Quim Torra podrá tomar el mando en ellas antes que en las que van más rezagadas (Barcelona y la región sanitaria de Lleida). Con Torra, relató, conversó el líder socialista este sábado para darle cuenta del contenido del acuerdo con ERC, del que el jefe del Govern discrepa radicalmente. Aunque los números ya están garantizados para el pleno del miércoles, Sánchez apeló a la "generosidad" de los grupos y agradeció "de corazón" el respaldo prestado por aquellas fuerzas, como Ciudadanos, que le salvaron las anteriores ampliaciones.

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

"No podemos relajarnos. Debemos mantener la prudencia, seguir las normas de las autoridades sanitarias, porque el virus sigue acechando y es una amenaza gravísima", subrayó el presidente, quien apeló a la responsabilidad individual para poder completar la desescalada sin dar pasos atrás. "Prudencia", pues, para "evitar cualquier tipo de recaída", porque es un "riesgo real" no solo para España, dijo, sino para todo el mundo.

El IMV, "justicia social" y "decencia"

Dado que España en su conjunto saldrá de la alarma el 21 de junio, el Gobierno prevé ir retomando sus compromisos de legislatura. "Cuanto antes". De este modo, si puede recuperarse la mesa de diálogo en julio, "mejor". Es la petición expresa de ERC. No quedó plasmado en el documento pactado con el presidente, pero la voluntad del Gobierno, expresada inequívocamente en las últimas semanas y de manera explícita, con fecha orientativa dada este domingo, está ahí. Sánchez recordó que una de las claves es que se permita la movilidad y la libre de circulación de personas en todos los territorios, algo que ocurrirá a partir del 21 de junio.

El Gobierno presentará a la UE un plan para recuperar el tejido productivo que canalizará los 140.000 millones que llegarán desde Bruselas

Sánchez incidió en que pasada la emergencia sanitaria, que ya está próxima a superarse, será fundamental encarar la reconstrucción económica y social, bajo el principio de no dejar "a nadie atrás". Y ello inspira la aprobación, el pasado viernes, del ingreso mínimo vital (IMV), que alcanzará a 850.000 hogares y más de dos millones de personas. España gana en "justicia social", proclamó, pero sobre todo en "decencia". Ello lo hiló con los fondos europeos de reconstrucción que llegarán desde Bruselas —de 750.000 millones de euros, de los cuales el país recibirá unos 140.000—, una suerte de segundo plan Marshall 78 años después. El Gobierno presentará a la UE un plan de recuperación e inversión de una magnitud sin precedentes, de esos 140.000 millones, que servirá para canalizar esas ayudas y "recuperar la actividad y el tejido productivo dañado" como consecuencia del parón obligado por la lucha contra el covid-19.

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

Dos sectores claves son el turismo, cuyo relanzamiento debe ser "inmediato", en su doble dimensión —nacional e internacional—, y la automoción, justo ahora que Nissan ha anunciado el cierre de sus plantas en Barcelona. "Esperamos a los visitantes desde el inicio del mes de julio con los brazos abiertos y con locales y hoteles seguros y preparados", mantuvo, insistiendo en que España proyectará como marcas la seguridad sanitaria y compromiso con el medio ambiente. La cuarentena, por tanto, se levantará cuando decaiga el estado de alarma para que "en el mes de julio se pueda recibir a muchos turistas extranjeros en España con garantías de seguridad, para ellos y para el conjunto de población". El segundo sector al que el Ejecutivo prestará especial atención es de la automoción, y para ello "aprobará tan pronto como sea posible" un plan para reactivarlo y que "ayudará a acelerar la transición" de la industria hacia la "fabricación y comercialización de vehículos más limpios y sostenibles".

Sánchez, durante su intervención inicial y en el turno de preguntas, defendió a cuatro miembros de su Ejecutivo. A Illa y Simón, pero también a Marlaska y al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Una reivindicación que podía leerse como un apuntalamiento de su Gabinete en un momento de cuestionamiento del bipartito. En el ojo del huracán han estado los dos últimos esta semana. Respecto al titular de Interior, y preguntado si respalda su gestión y la cadena de destituciones y dimisiones a raíz del cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, manifestó que cuenta con su "absoluto apoyo".

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

"Profesionalidad" de los atestados de la GC

Pero el Ejecutivo también reitera, añadió, su "absoluto respeto al poder judicial y a su independencia". Negaba así una hipotética injerencia de Marlaska en las investigaciones sobre la supuesta responsabilidad del Gobierno al no prohibir las marchas feministas del 8-M. Sánchez también remarcó su "plena confianza" en la Guardia Civil, y enfatizó que su "profesionalidad como institución y la de sus atestados está fuera de duda". Rehusó calificar el polémico informe del instituto armado sobre el 8-M, que apunta directamente al delegado en Madrid, el socialista José Manuel Franco. En conversación informal con los periodistas, el líder socialista defendió que Marlaska está "en su derecho" de montar su propio equipo en el ministerio.

De Illa y Simón resalta su labor sin descanso en esta crisis y que "nunca" se han dejado arrastrar por la "provocación". De nuevo pide "concordia"

Ahora justo que el Gobierno se dispone a "pasar el testigo a las CCAA", Sánchez quiso elogiar públicamente a dos personas que "encarnan las mejores cualidades de nuestro país". El primero, Fernando Simón, al que no conocía antes de esta crisis y que "designado por otro Gobierno, por otra Administración", la del PP. Contó que lo ha tratado en los "momentos más oscuros", en las "horas más extremas", y siempre le ha visto igual, "entregado a su trabajo y entregado al bien común", "pensando en el país más que en sí mismo", incluso cuando se contagió de coronavirus. "Le he visto enlazar días y noches, trabajar hasta la extenuación, soportar estoicamente el desdén de los más ignorantes, las críticas más descabelladas", "explicarse una y otra vez", reconocer "con modestia" los "límites del conocimiento científico". "Nunca, nunca, se ha dejado arrastrar por la provocación", glosó. Sobre el jefe del CCAES pesaba una posible imputación por su gestión del covid-19, imputación que la jueza del 8-M descartó este viernes. Pero también la oposición se ha abalanzado contra el doctor y ha llegado a pedir su cabeza.

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

El presidente alabó a otra persona de su equipo, al ministro Salvador Illa, al que sí conocía y del que ha descubierto, dijo, "nuevas y enormes cualidades". "Nunca ha fallado ni ha desfallecido. Si cada uno en la soledad de su casa ha sentido momentos de desaliento, de zozobra, pueden imaginarse lo que habrá pasado por el ánimo del máximo responsable de nuestra Sanidad. Pero siempre se ha mantenido sereno y firme. Siempre ha dialogado, ha cooperado, nunca ha escurrido el bulto ni ha culpado a nadie. Ha soportado las peores descalificaciones, los insultos más mezquinos. Y jamás ha perdido la compostura ni se ha permitido una sola mala palabra. Jamás ha caído en la provocación. Ni una sola vez". Era su forma de respaldar al titular de Sanidad, también muy criticado por la oposición, y blindarle cara al futuro. Su confianza en Illa está, pues, intacta.

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

Debate público "más rico"

El elogio a los dos hombres fuertes de su Gabinete en el combate contra el covid le dieron pie a recordar las lecciones de esta crisis: no permitir "nunca más" que se debilite el Sistema Nacional de Salud; no relegar "nunca" la investigación y la ciencia, y unidad. "Hemos de mantener a raya el virus de la división, de la provocación. A todos, ahora, les pido eso, concordia, comprensión, convivencia, solidaridad y empatía con los que peor lo están pasando". Sánchez recordó que desde el miércoles España vive en luto oficial y a "todos" pide que usen la enseña nacional "como una bandera de paz, de futuro, nunca de división ni mucho menos de provocación".

Sánchez pide "mantener a raya el virus de la división". Tras defender a Iglesias, dice que "lo que quiere la gente" es que los políticos se encuentren

El presidente fue preguntado por la polémica que generó Iglesias el pasado jueves en el Congreso, al acusar a Vox de querer un golpe de Estado. El vicepresidente segundo reconoció al día siguiente que aunque dijo "la verdad", se equivocó porque cayó en la "provocación" de la ultraderecha. Sánchez se agarró a esas explicaciones: el líder morado ya dijo, apuntó, que los miembros del Gobierno no han de caer "en la provocación". "El debate público tiene que ser mucho más rico. Ahora mismo, lo que quiere la gente es que nos encontremos, estamos hablando de la vida y de la salud pública y en eso no debe haber debate partidista". En su breve charla con los periodistas, confesó que no llamó a Iglesias para hablar de lo ocurrido en la Cámara Baja porque "no hizo falta".

Sánchez da "gobernanza plena" a las CCAA en la fase 3 y prevé la mesa de diálogo para julio

Con esta última prórroga del estado de alarma, el Gobierno considera que ha culminado el penoso trabajo de descenso. Sánchez impregnó su comparecencia de cierto aroma de fin de capítulo. La crisis seguirá, pero lo peor de la emergencia sanitaria ya ha quedado atrás. Y quizá decaigan sus ruedas de prensa de fin de semana, como ya apuntan en su equipo. Precisamente para significar que comienza otro paso. Lo afronta con el bloque de la investidura recompuesto, justo dos años después de la moción de censura que le llevó al poder, y con un PP arrinconado, pretende, con Vox.

Plan para la automoción "tan pronto como sea posible"

Pedro Sánchez adelantó que un sector que contará con una atención específica y los programa de estímulos es el de la movilidad y la automoción. Es un sector, dijo, "estratégico", ya que pesa un 10% del PIB y genera una importante cantidad de empleo directo e indirecto en España, y ha sido de los más castigados por la pandemia, como el turismo. "El Gobierno está trabajando en un plan de reactivación de la movilidad y el sector de la automoción, que incluirá acciones de apoyo al sector del automóvil a lo largo de toda la cadena de valor", señaló. 

Plan que el Consejo de Ministros aprobará "tan pronto como sea posible" y que busca "ayudar a acelerar la transición" de la industria hacia la fabricación y venta de vehículos más limpios y sostenibles". Sánchez hacía este anuncio tres días después de que la japonesa Nissan confirmara el cierre de sus plantas en Barcelona, lo que supondrá el despido de 3.500 trabajadores y que afectará a otros 20.000 empleos indirectos. 

Sánchez anuncia un próximo plan para estimular el sector de la automoción

El plan incluirá seis ejes de actuación y cuatro transversales. En cuanto a los primeros, el Ejecutivo prevé: 

-Renovar el parque de vehículos hacia otro más moderno y eficiente. 
-Estimular las inversiones para ganar más competitividad para fabricar vehículos en el país. 
-Fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i).
-Cambio en la fiscalidad del sector. 
-Garantizar la liquidez y la financiación de las empresas del ramo.
-Cambios en el ámbito laboral. 

¿Y cuáles son los ejes transversales?

-Plan integral de apoyo a la industria. 
-Armonización de las distintas medidas sobre movilidad. 
-Hidrógeno verde. 
-Cadena de valor para las baterías de los cohces eléctricos. 
-Uso de las tecnologías de la información para la nueva movilidad. 

Además, el Gobierno aprobará la Ley de Movilidad Sostenible, que "generará un marco regulatorio para la fabricación y comercialización de este tipo de vehículos sostenibles". Turismo y automoción, áreas "golpeadas fuertemente por la pandemia" serán prioritarias. "Y su reconstrucción tendrá otro rasgo común: la transformación hacia un modelo sostenible que permita la creación de empleo de calidad", mantuvo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios