COMPARECENCIA TRAS EL CONSEJO EUROPEO

Sánchez llamará a Torra el martes y vuelve a Pedralbes al hablar de "seguridad jurídica"

El presidente conversará a las 9:15 del día 17 con el jefe del Govern. Recupera el lenguaje de hace un año y en concreto rescata una expresión que generó polémica por no aludir a la Constitución

Foto: Pedro Sánchez conversa con los presidentes de Francia y del Banco Central Europeo, Emmanuel Macron y Christine Lagarde, este 13 de diciembre en Bruselas. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con los presidentes de Francia y del Banco Central Europeo, Emmanuel Macron y Christine Lagarde, este 13 de diciembre en Bruselas. (EFE)

Pedro Sánchez sigue haciendo gestos con el independentismo. Guiños que le puedan facilitar su investidura. Apenas unas horas después de que Oriol Junqueras, líder de ERC, haya concedido una entrevista en la que habla de la obligación de que haya mesa de negociación entre Gobiernos como condición para darle su abstención, el presidente en funciones retornó al discurso de Pedralbes de hace un año, hablando de “seguridad jurídica” y no expresamente de Constitución. Un acomodo de su lenguaje previo a su llamada, el próximo martes, a Quim Torra. Contacto que se producirá a las 9:15.

“Creo que el diálogo debe ser el método para resolver conflictos políticos, como el que se vive ahora mismo [en Cataluña], y el marco debe ser la seguridad jurídica que emana de las leyes democráticas que tenemos. Por tanto, diálogo y seguridad jurídica en el marco de las leyes democráticas. Ese será el planteamiento que hagamos y que estamos haciendo a ERC y que he hecho público en numerosas ocasiones”, aseguró Sánchez en Bruselas, al término del Consejo Europeo, tras ser preguntado por las declaraciones de Junqueras en 'La Razón', por las cuales no se mostró sorprendido: “Es la posición que ha expresado ERC desde las elecciones”.

[Consulte aquí en PDF la comparecencia de Pedro Sánchez en Bruselas]

Y aunque el presidente señalaba que era el planteamiento "público" que lleva defendiendo en las últimas semanas, lo cierto es que hay matices. Desde el 10-N, desde que cerró un preacuerdo de coalición con Unidas Podemos y confió su investidura a la abstención de ERC, ha ido aparcando el tono durísimo de la campaña para recuperar, él y su partido, el discurso más flexible de antaño, que alcanzó su mayor expresión en la Declaración de Pedralbes, en Barcelona, hace prácticamente un año. Entonces el presidente se reunió con Torra, y sus respectivos equipos, por otro lado, aunque hubo la foto conjunta que era tan codiciada por el soberanismo. Y ya entonces el texto acordado por ambas partes hablaba de "conflicto" para definir la situación en Cataluña y de "seguridad jurídica", expresión menos conflictiva para el independentismo y que se concibió como una concesión. El Gobierno se afanó en aquel momento en recalcar que la "seguridad jurídica" no puede ser otra cosa que la Constitución y las leyes.

Sánchez: "El diálogo debe ser el método para resolver conflictos políticos, y el marco debe ser la seguridad jurídica que emana de las leyes"


Pero en este momento en el que la investidura de Sánchez pende de un hilo, y donde importan los matices y las palabras, este nuevo paso es muy significativo. El presidente ya había abandonado la expresión "crisis de convivencia" y abrazado, tras el 10-N, "crisis política", y posteriormente el partido, tras sus tres reuniones con ERC, ha reflejado en sus comunicados, ha hablado de "conflicto político". En sus últimas comparecencias, además, remarcaba que aunque no podía dar detalle de las negociaciones con los de Junqueras, los españoles podían estar tranquilos de que el acuerdo, si llegaba, estaría dentro del marco de la Constitución y de la ley. Este viernes, parecía dar por hecha esa mesa de diálogo entre gobiernos que apoya, además, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, pero como en sus anteriores comparecencias, evitó las concreciones y los detalles.

Fuentes de la Moncloa apuntaron que las conversaciones con ERC "avanzan", pero en el Ejecutivo y en el PSOE no se fijan plazos, aunque siguen sin descartar por completo que la investidura pueda llegar antes de fin de año.

Respeto a la decisión del TJUE

Este mismo jueves, Sánchez explicó a su entrada en el Consejo Europeo que se ha celebrado en los últimos dos días en Bruselas, que mantendría un diálogo con todos los presidentes autonómicos, y que Quim Torra, presidente de la Generalitat, sería al segundo que llamaría después del lendakari, Iñigo Urkullu, siguiendo el criterio de antigüedad de los estatutos.

"Me llama la atención que quien reclama diálogo critique el diálogo con él y el resto de presidentes, cuando el diálogo es inclusivo, no excluyente"

Sin embargo Torra criticó la decisión de Sánchez de mantener un diálogo con todas las comunidades autónomas por igual. “Me llama la atención que quien reclama diálogo critique el diálogo con él y el resto de presidentes autonómicos”, aseguró el presidente del Gobierno en funciones, que, además, señaló que el “diálogo es inclusivo, no excluyente”. El tono empleado con Torra no tenía nada que ver con el usado hacia Junqueras. Era su manera de mostrar cercanía hacia él, de marcar diferencias entre uno y otro líder político. Y eso que el jefe de ERC había roto el compromiso no escrito de no hacer declaraciones públicas que puedan enturbiar las conversaciones.

Poco después de su comparecencia, fuentes de la Generalitat avanzaron que el Gabinete de Sánchez se había puesto en contacto con la oficina del 'president' para concertar la llamada. Será el próximo martes cuando el líder socialista hable con Torra. En el despacho de este ofrecieron las 8:00 de la mañana, "dada la agenda del 'president". Desde la Moncloa confirmaron pasadas las 23:30 de este 13 de diciembre que la charla tendrá lugar a las 9:15 del día 17. Parece evidente que Torra quería ser el primero en esa ronda, por la vía de los hechos, porque el contacto con Urkullu se había previsto sobre las diez de la mañana. En el Gabinete de Sánchez, cerca de la medianoche de este sábado, no ratificaban la hora de la conversación con el lendakari.

Sánchez llamará a Torra el martes y vuelve a Pedralbes al hablar de "seguridad jurídica"

Además, hubo otro gesto del presidente hacia los independentistas. Durante la rueda de prensa, y en respuesta a los periodistas, se comprometió a mantener la inversión en infraestructuras del 18%, que ya estaba reflejada en el proyecto de Presupuestos que se tumbó en febrero, y a reformar el sistema de financiación autonómica. No obstante, recordó, el cambio del modelo no depende solo de él, sino también de las propias comunidades.

La visita de Sánchez a Bruselas llega una semana antes de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decida sobre el alcance de la inmunidad de Junqueras como eurodiputado electo. “Siempre hemos sido claros: hemos respetado las resoluciones de los tribunales en España y también en Luxemburgo”, contestó sucintamente.

Informe al Consejo de Estado

Sánchez insistió en su crítica a Pablo Casado, líder del Partido Popular, al que acusa de situarse junto a la extrema derecha en el bloqueo a su Gobierno. “Me llama la atención la posición del PP: consejos doy que para mí no tengo. Les dice a Navarra Suma y a Ciudadanos que se abstengan, se podría abstener el PP”, señaló el presidente del Gobierno.

El recurso al TC contra la última resolución soberanista del Parlament sigue "en estudio", para no enturbiar las negociaciones con ERC

En Madrid, en la Moncloa, compareció tras el Consejo de Ministros la portavoz en funciones, Isabel Celaá. De nuevo otro gesto a los independentistas: el recurso contra la última resolución soberanista del Parlament, aprobada el 26 de noviembre, sigue congelado. El argumento del Ejecutivo, alegó Celaá, es que sigue "en estudio" esa impugnación, pese a que antes de las elecciones del 10-N el Gobierno recurría rápidamente al Tribunal Constitucional para llevar mociones de la Cámara catalana, como señal de su dureza contra el independentismo. Ahora se tienta más la ropa y no quiere que nada entorpezca su diálogo con ERC, cuya abstención es fundamental para la investidura de Sánchez.

Isabel Celaá, ministra portavoz en funciones, este 13 de diciembre en la Moncloa. (EFE)
Isabel Celaá, ministra portavoz en funciones, este 13 de diciembre en la Moncloa. (EFE)

El Gobierno sí ha pedido informe al Consejo de Estado para que dictamine si cabe recurso contra la resolución que respaldó la Asamblea de Madrid antes del 10-N, a instancias de PP, Cs y Vox, que demandaba la ilegalización de los partidos separatistas que atenten contra la unidad de España.

¿Qué decía Pedralbes?

El 20 de diciembre de 2018, el Gobierno y el Govern pactaron una declaración en la que ya se hablaba de "conflicto" y de "seguridad jurídica". Fue en su reunión en el palacio de Pedralbes, en Barcelona. Su literalidad es la siguiente: 

"[Los dos gobiernos] coinciden en la existencia de un conflicto sobre el futuro de Cataluña. A pesar de que mantienen diferencias notables sobre su origen, naturaleza o sus vías de resolución, comparten, por encima de todo, su apuesta por un diálogo efectivo que vehicule una propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana.

»Por ello, y con el objetivo de garantizar una solución, deben seguir potenciándose los espacios de diálogo que permitan atender las necesidades de la sociedad y avanzar en una respuesta democrática a las demandas de la ciudadanía de Cataluña, en el marco de la seguridad jurídica.

»La vía del diálogo requerirá del esfuerzo de todas las instituciones, de los actores políticos y de la ciudadanía. Ambos gobiernos se comprometen a trabajar para hacerlo posible". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios