CUMBRE DE LA OTAN EN LONDRES

Sánchez: "El acuerdo con ERC siempre será dentro de la Constitución y será público"

El presidente del Gobierno garantiza que si hay un pacto con los republicanos siempre quedará dentro de los márgenes de la ley. Anuncia una ronda de negociaciones con todos tras ver al Rey

Foto: Pedro Sánchez, con el primer ministro esloveno, Marjan Sarec, en la cumbre de la OTAN de este 4 de diciembre en Londres. (Reuters)
Pedro Sánchez, con el primer ministro esloveno, Marjan Sarec, en la cumbre de la OTAN de este 4 de diciembre en Londres. (Reuters)

"No hemos llegado a ningún acuerdo con ERC, pero sí le puedo garantizar dos cosas. Lo primero, el acuerdo va a estar siempre dentro del marco de la legalidad democrática, de la Constitución española. Y en segundo lugar, será público".

Es el compromiso explícito que este miércoles contrajo Pedro Sánchez desde Watford, al noroeste de Londres, adonde viajó ayer para asistir a la cumbre por el 70º aniversario de la OTAN. De nuevo, como ocurriera el pasado lunes en Madrid, en el marco de la conferencia del clima (COP25), la situación política nacional y, en concreto, su investidura, se situó en el centro de su breve comparecencia ante los medios (once minutos, cinco turnos de preguntas). También en un primer momento de esta rueda de prensa volvió a apelar al "conjunto de fuerzas políticas", porque todas ellas, dijo, tienen la responsabilidad de ayudar a que se forme Gobierno en España cuanto antes. "No se puede desentender nadie", advirtió.

Pero esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en la cumbre del clima, sí citó a ERC. "Las negociaciones con ERC están encaminadas a conseguir el desbloqueo en la formación de Gobierno de nuestro país, toda vez que ha habido otras fuerzas políticas, PP y Ciudadanos, que se han desentendido absolutamente de que se pueda formar Gobierno en nuestro país. El marco de las conversaciones es, como es obvio, la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Es verdad que no hemos llegado a ningún acuerdo", pero si este pacto se cierra, y ahí no dio fechas, se atendrá al marco de la Carta Magna y de la legalidad y "será público", en aras de la "transparencia", prometió. Se trasladará por tanto ese pacto al conjunto de la sociedad española, "como no puede ser de otra manera".

"Las conversaciones con distintas fuerzas van bien, y van bien porque son discretas. Es un principio esencial para llegar a buen puerto", señala


Lo cierto es que ahora mismo no hay apenas detalles de esas conversaciones con ERC. Ayer mismo se reunieron por segunda vez los dos equipos negociadores, encabezados por Adriana Lastra y Gabriel Rufián, y tras su encuentro, de dos horas y medias, ambas formaciones emitieron un comunicado conjunto —cada uno con su logo, eso sí— en el que expresaban su acuerdo para "activar la vía política" que permita canalizar el "conflicto político" en Cataluña, "buscando los instrumentos necesarios para su encauzamiento".

¿Cuál será el formato?

Los republicanos quieren una mesa entre gobiernos, mientras que los socialistas hablan de utilizar la comisión bilateral Generalitat-Estado, recogida en el Estatut, foro que a los de Oriol Junqueras les parece insuficiente para hablar del encaje de Cataluña. Probablemente se busque una fórmula intermedia, pero ninguno de los dos partidos ha anticipado cuál sería. No lo hizo tampoco Sánchez desde Londres, aferrándose a la necesaria reserva para proteger las negociaciones, sobre las que sí quiso arrojar gran optimismo. "Las conversaciones con distintas fuerzas parlamentarias van bien, y van bien porque son discretas. Es un principio esencial para llegar a buen puerto como para tener los apoyos parlamentarios suficientes", subrayó.

El presidente vuelve a arrojar presión sobre PP y Cs, que siguen en el "bloqueo" y "amarrados a la ultraderecha". Les pide que ayuden a la gobernación

Su mensaje buscaba tranquilizar a su partido y a aquellos que recelan de ese entendimiento con ERC, cuya abstención es necesaria para que su Gobierno de coalición tejido con Unidas Podemos eche a andar. En ese sentido, enfatizó una segunda vez que el PSOE siempre ha sido "claro y meridiano", porque es una fuerza que "defiende la Constitución" y cualquier acuerdo que firme "estará dentro de ese paraguas, en el marco constitucional". No dijo, por tanto, ni cómo se escenificaría ese pacto con ERC, ni si se rubricará en Barcelona o si el PSOE retornará a la imagen de Pedralbes de hace casi un año. Ni un detalle de esos avances entre las dos delegaciones.

Sánchez: "El acuerdo con ERC siempre será dentro de la Constitución y será público"

El presidente sí adelantó que después de la ronda de contactos que emprenderá el rey Felipe VI con las fuerzas políticas, y que previsiblemente arrancará la próxima semana, después del puente, él mismo, cuando reciba el encargo del monarca, hablará "con todas las fuerzas políticas". "Y me gustaría que otras fuerzas políticas asumieran su responsabilidad para desbloquear la situación después de dos elecciones generales en las que los españoles han dicho que quieren ser gobernados por el PSOE".

El "conflicto político" que desborda Cataluña

En ese punto, el jefe del Ejecutivo en funciones volvió a apelar a todos los partidos, porque la investidura y la gobernabilidad "no depende solo del PSOE y de Unidas Podemos", porque solo suman 155 escaños, a 21 de la "cifra mágica" de la mayoría absoluta. Y entonces, a diferencia de lo que hiciera el lunes, cuando fue más implícito, sí se refirió a PP y Ciudadanos. Pablo Casado, a su juicio, tendrá que resolver la "contradicción" de autoproclamarse "partido de Estado", y advertir de que no quiere que los independentistas "condicionen" la investidura del presidente, y al tiempo continuar "amarrado" a Vox. Y Ciudadanos, en su opinión, tendrá que preguntarse si quiere "seguir siendo un apéndice de la derecha y la ultraderecha" o bien prefiere "contribuir a la estabilidad y gobernación de nuestro país". "Después de dos elecciones generales, hay dos partidos a la derecha, PP y Cs, que continúan en el bloqueo y les pido que hagan una reflexión: tienen que facilitar la gobernación en nuestro país". A los partidos que están "dispuestos" a facilitar su reelección, entre los cuales estaría ERC, les reclama "generosidad y responsabilidad".

Ábalos señala que se trata de buscar "cauces de expresión para que nadie tenga que recurrir a situarse fuera del ordenamiento jurídico"

Sánchez estaba, pues, arrojando más presión a PP y Cs. De manera más directa a como lo hiciera el lunes. Intentando forjar el relato de que si opta por ERC es porque las derechas se han "desentendido", se han borrado del mapa, por mucho que proclamen que el Ejecutivo no puede depender de los secesionistas.

Sánchez: "El acuerdo con ERC siempre será dentro de la Constitución y será público"

Respecto al futuro y eventual acuerdo con ERC, tampoco dio más detalles uno de los negociadores, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. El también ministro de Fomento señaló que se trata de abordar un "conflicto político" que desborda Cataluña y que afecta a la "propia institucionalidad del Estado". De modo que "es hora" de asegurar que la vía unilateral, la empleada por los separatistas en 2017, ha "fracasado". Como es hora asimismo, añadió, de buscar "cauces de expresión para que nadie tenga que recurrir a situarse fuera del ordenamiento jurídico".

"No es cuestión de hacer ninguna negociación política en el sentido de plantearse cesiones y concesiones basadas en la reciprocidad", apuntó Ábalos. Lo que pretenden es "encontrar un cauce, al menos, de situar el conflicto en un modo adecuado, no negándolo". Respecto a los tiempos, el ministro insistió en que el PSOE desea que el pleno de investidura llegue cuanto antes, antes incluso de Navidad. "Si ha de producirse, no hay necesidad de demora", apuntó, para añadir que ERC "no ha pedido" ningún plazo concreto.

La otra vía de diálogo abierta es con JxCAT. Adriana Lastra, la vicesecretaria general socialista, despachó este miércoles con la portavoz del partido de Carles Puigdemont, Laura Borràs, y la diputada Míriam Nogueras. Pero después no hubo ninguna declaración, ni ningún comunicado. Solo se emplazaron para una segunda reunión, todavía sin fecha. Pero para el PSOE el agente fundamental es ERC, porque los ocho diputados de JxCAT son insuficientes para garantizar por sí mismos la reelección del líder y su precio es más alto que el que pueden poner los republicanos.

"Cumplir" con la OTAN

Sánchez, en Londres, fue preguntado por las reuniones que mantuvieron en los últimos días los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, con Junqueras en la prisión, y también por la petición de moderación que la patronal, por su parte, pide al futuro Gobierno. El presidente respondió que no le "corresponde opinar" sobre lo que afirmen organizaciones autónomas. Pero sí comparten todas ellas, añadió, el "anhelo" de que haya un nuevo Ejecutivo pronto.

El líder socialista no comenta las palabras ni de los sindicatos ni de la patronal: subraya que todos comparten el "anhelo" de que haya Gobierno ya

Los periodistas también le inquirieron por el papel de España en la OTAN y por la petición de EEUU a los aliados para que hagan más esfuerzos financieros en Defensa. Aquí el presidente insistió en que el país necesita un Gobierno para echar a andar la legislatura y para que haya nuevos Presupuestos que permitan acometer esos "compromisos". "Tenemos que cumplir con nuestras obligaciones como aliados", abundó. El líder socialista defendió que el mandatario estadounidense, Donald Trump, le mostró su "agradecimiento profundo" por la colaboración del Ejército español en la OTAN y también en el marco de la colaboración bilateral. Le habían preguntado incluso si la presencia de los morados en el Ejecutivo puede suponer un cambio en la orientación de las políticas de Defensa o de vinculación con la Alianza Atlántica. Sánchez dio a entender que no, al afirmar que su propuesta de Presupuestos caminaría en la "senda" de cumplir los compromisos contraídos con la organización.

Sánchez: "El acuerdo con ERC siempre será dentro de la Constitución y será público"

El PSOE "ya asumió sus responsabilidades" por los ERE

Pedro Sánchez pudo ser preguntado, por primera vez desde que salió la sentencia del caso ERE, muy dura contra su partido. Su respuesta fue la previsible: el PSOE "ya asumió sus responsabilidades antes" de que se conociera el fallo de la Audiencia de Sevilla. 

Era la estrategia seguida por su propia dirección: desligarse de un caso que estalló mucho antes de que él llegara a la secretaría general del PSOE y advertir de que todos los dirigentes condenados abandonaron sus cargos y su militancia. La sentencia condenó a los expresidentes andaluces y del PSOE José Antonio Griñán y Manuel Chaves a penas de prisión e inhabilitación por prevaricación y malversación, en el primer caso, y de inhabilitación por prevaricación, en el segundo. 

"Mucho antes de que se conociera la sentencia de los ERE, el PSOE ya asumió sus responsabilidades políticas y no hay nada más que añadir", concluyó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
77 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios