Torra ve ahora insuficiente la llamada de Sánchez y exige la "autodeterminación"
  1. España
  2. Cataluña
PP y Vox critican los contactos con JxCAT

Torra ve ahora insuficiente la llamada de Sánchez y exige la "autodeterminación"

PP y Vox acusan a Sánchez de querer contactar con todos los presidentes autonómicos para justificar su llamada a Torra, quien exige ahora "bilateralidad" y algo más que "gestos vacíos"

Foto: Torra ve ahora insuficiente la llamada de Sánchez y exige la "autodeterminación"
Torra ve ahora insuficiente la llamada de Sánchez y exige la "autodeterminación"

Tras el encargo del Rey, Pedro Sánchez prometió que convocaría a Pablo Casado e Inés Arrimadas un encuentro que ha agendado para este próximo lunes— y que llamaría a Quim Torra y a todos los presidentes autonómicos para "compartir con todos ellos el deseo de poder contar cuanto antes con un Gobierno". Sin embargo, para el presidente de la Generalitat, la llamada que parecía tan anhelada y necesaria es ahora insuficiente para solucionar el conflicto en Cataluña, porque a su juicio lo necesario es respeto institucional, bilateralidad, reconocimiento de los sujetos políticos y una propuesta para "dar salida a la autodeterminación y el fin de la represión".

"El problema no es una llamada", destacan fuentes de Presidencia después de que se generara una fuerte polémica en torno a la negativa de Sánchez a cogerle el teléfono a Torra el pasado mes de octubre, y a pesar de que el Govern haya insistido en varias ocasiones en la necesidad de que ambos presidentes mantengan una conversación.

Aunque Sánchez anunció su intención de llamar a partir de la semana próxima a Torra —con quien se negó a hablar por no condenar la violencia tras los disturbios callejeros que siguieron a la sentencia del juicio del 'procés'—, según las citadas fuentes lo que consideran necesario es que todo el mundo esté "a la altura del momento político y encarar el conflicto con valentía y coraje, y no con gestos vacíos y estériles".

El mismo término ha utilizado la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, quien sí vería "un gesto" en que el presidente catalán fuera el primero en esa ronda de contactos. "El tema no se soluciona con una llamada dentro de la ronda a los 17 presidentes de las comunidades. Reclamamos respeto institucional y por tanto pedimos que se aborde el diálogo entre gobiernos desde una bilateralidad, es decir, que se reconozca esta bilateralidad entre Cataluña y el resto del Estado", ha defendido en declaraciones a los periodistas.

De hecho, después de que Torra haya llamado en reiteradas ocasiones a Sánchez sin recibir respuesta, Budó cree que debe ser Torra quien decida si atenderá a Sánchez cuando este contacte con él en la ronda de llamadas.

"Estoy segura de que el presidente Torra siempre atiende a todas las llamadas y, si le llama el presidente del Gobierno del Estado, estoy segura de que la atenderá, pero en todo caso es una opinión personal mía porque lo conozco y porque sé la manera de actuar del presidente de Cataluña", ha dicho.

Budó cree que debe ser Torra quien decida si atenderá a Sánchez cuando este contacte con él en la ronda de llamada

Este mismo jueves la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha asegurado que el hecho de que Sánchez descuelgue el teléfono al presidente de la Generalitat "es una cuestión de mínimos".

Los contactos, una excusa para recibir a Torra

La futura llamada a Torra dentro de una ronda de contactos de 17 presidentes autonómicos ha soliviantado los ánimos en el PP y en Vox, que han acusado al candidato socialista de "blanquear" sus negociaciones con el independentismo y de haber organizado esa ronda de contactos para justificar y poder tener "bilateralidad" con el presidente de la Generalitat sin que "huela tanto".

Para el líder del PP, Pablo Casado, la ronda de contactos que anunció ayer Sánchez no es nada más que una "comparsa" para tener "bilateralidad" con Torra, "vestir algo que sigue quedando al desnudo". Aún así, el líder del PP ya ha recalcado en varias ocasiones que en ningún caso apoyará una investidura de Sánchez, pero se ha mostrado dispuesto a llegar a acuerdos con el PSOE en asuntos clave y sellar pactos de Estado, facilitando así la gobernabilidad.

En la misma línea se ha expresado el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, quien ha acusado al candidato socialista de querer "blanquear" al president de la Generalitat, "del que presumía no cogerle el teléfono", porque es "una exigencia de ERC". En una entrevista en Onda Cero, Maroto ha asegurado que tras "blanquear" a ERC y aceptar que un Gobierno reconozca "el término conflicto político", el PSOE ahora pretende hacer lo mismo con JxCat.

La reunión con Casado es para Maroto una excusa para poder recibir también a Bildu y a Torra: a su juicio, Sánchez ha metido a todos los partidos en la ronda y "a todos los presidentes autonómicos" para que "no huela tanto".

El rechazo ha sido total por parte de Vox, quienes se han negado a sentarse con el PSOE mientras "negocia con los enemigos de España". Así lo ha expresado el líder del partido de ultraderecha, Santiago Abascal, en un mensaje en su cuenta de Twitter. "No vamos a contribuir al blanqueamiento de Bildu, ni del comunismo bolivariano ni del golpismo. Nos tendrán enfrente", ha sentenciado.

ERC asegura que pidieron al PSOE un "gesto"

La portavoz y secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, ha asegurado que en las negociaciones que los republicanos mantienen con el PSOE sobre la investidura pidieron a los socialistas que Sánchez llamara a Torra como "gesto". "Le pedimos al PSOE que se tenían que respetar las instituciones catalanas y de sus máximos dirigentes y que hacía falta una llamada al presidente como gesto", ha afirmado Vilalta, en una entrevista en 'Nació Digital'.

Foto:  El Rey propone a Sánchez como candidato a la investidura a la espera del apoyo de ERC

Vilalta ha defendido que en la negociación con el PSOE sobre la investidura están hablando sobre cómo establecer una mesa de negociación sobre el conflicto catalán y que debería estar encabezada por Torra: "Estamos pidiendo que se puedan reconocer las instituciones, los máximos responsables de estas instituciones, como es, obviamente, el presidente de la Generalitat, y que pueda liderar y encabezar, cuando sea necesario, los contactos para construir esta vía política".

La dirigente republicana ha destacado que han constatado en el PSOE "un cambio en la voluntad de enfocar" la situación en Cataluña, pero ha reconocido que siguen siendo escépticos y que en las reuniones sobre la investidura ha habido algunos momentos de tensión porque hay diferencias evidentes entre ambos partidos.

En este sentido, ha sostenido que "es duro negociar con quien de algún modo consideras que es cómplice de la situación" en Cataluña, pero que la alternativa no debe ser criticarse mutuamente a través de los medios de comunicación, sino sentarse y buscar una solución. Ha insistido en la necesidad de seguir dialogando para solucionar el conflicto porque considera que negociar con el Estado es la "vía más rápida" para conseguir la libertad de los presos soberanistas.

Calvo: "Es una decisión del presidente"

Esta versión de los hechos ha sido contradicha por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Carmen Calvo, quien ha defendido que la llamada a Torra no es a petición de ERC, sino "una decisión del presidente" y ha añadido que en la libertad de los presidentes está "si van o no", pero recalca que "todos serán convocados".

Quim Torra Pedro Sánchez PSOE Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda