La amenaza del adelanto electoral en Cataluña enturbia la investidura de Sánchez
  1. España
LOS 'COMUNS' ALERTAN DE ESTE RIESGO

La amenaza del adelanto electoral en Cataluña enturbia la investidura de Sánchez

Los posconvergentes abordaron en su reunión en Bruselas con Puigdemont la posible inmunidad de su líder y el hecho de que esto le permitiese "hacer campaña en Cataluña"

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonès (c), y la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó, durante la sesión de control al Gobierno catalán. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonès (c), y la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó, durante la sesión de control al Gobierno catalán. (EFE)

Las negociaciones entre PSOE y ERC para facilitar la investidura de Pedro Sánchez comienzan a encarrilarse, según manifiestan desde ambas formaciones, pero la lentitud con la que avanzan y, sobre todo, la sombra cada vez más alargada de un posible adelanto electoral en Cataluña hacen rebajar estas expectativas. El botón de la convocatoria de comicios catalanes está en manos de Quim Torra y desde su formación niegan que se esté planteando pulsarlo para dificultar a los republicanos su abstención. Sin embargo, en las últimas horas, los dos socios del Govern han llevado a la esfera de lo público su guerra soterrada, con amenazas poco veladas que dejan un fuerte aroma a precampaña.

Si desde JxCAT negaban este miércoles en los pasillos del Congreso que se hablase del adelanto electoral durante la reunión de cargos del partido en Bruselas con Carles Pugidemont, fuentes de su dirección reconocían que sí habían conversado sobre la posible inmunidad de su líder y el hecho de que esto le permitiese "hacer campaña en Cataluña", como avanzó este diario. Las luchas partidistas en el bloque independentista, con declaraciones cruzadas, presiones y posiciones cada vez más alejadas, no hacen otra cosa que incrementar las dudas sobre la investidura de Sánchez. Los posconvergentes no niegan las consecuencias que tendría en el actual Govern que cada socio anunciase un voto distinto en la investidura, dejando entrever que una hipotética ruptura sobre esta cuestión trascendental aumentaría las posibilidades de adelantar comicios.

Foto: Carles Puigdemont. (EFE)

Especialmente dura con los republicanos fue la portavoz de JxCAT en el Congreso, Laura Borràs, durante su comparecencia tras acudir a Moncloa para entrevistarse con el Rey en el marco de la ronda de consultas para la investidura. Tras señalar, en contraposición al equipo negociador de ERC, que su grupo sigue en el no a Sánchez porque “no se ha movido ni un ápice”, insistiendo en la figura de un relator para la mesa de diálogo, advirtió a los republicanos de que "no pueden dejar al margen al partido que ostenta la presidencia de la Generalitat". Reprochó también a ERC que "publicite" el préstamo de un senador para que tuvieran grupo propio en el Senado, en referencia a un tuit de Joan Tardà. Siguiendo con el distanciamiento, aseguró que la decisión de retirar la moción sobre la autodeterminación en el Parlament se habría producido por la petición de ERC, aclarando que se trataba de posponerla.

Borràs ratifica su no a la investidura de Sánchez tras su reunión con Felipe VI

El líder de los 'comuns' en el Congreso, Jaume Asens, subió el tono respecto a ERC y JxCAT este miércoles, apelando a que se abstengan porque "si estás en contra de algo, es porque tienes una alternativa mejor", y la única alternativa "nos acerca al precipicio de Vox". Con cierto pesimismo, lanzó una señal de alerta considerando que "cada día que pasa sin Gobierno es un día más para que los enemigos del Gobierno se organicen", insistiendo en que "el tiempo juega en nuestra contra". En esta línea, concluyó que "las luchas descarnadas entre ERC y JxCAT" dan oxígeno "a la derecha y extrema derecha".

La posibilidad de que se convoquen unas elecciones en Cataluña no quedó fuera del discurso de Asens. Así, aseguró que "cuanto más cerca estén unas posibles elecciones, más aumentarán los incentivos para esa competencia partidista y descarnada entre ERC y JxCAT". Es por ello que volvió a incidir en que "el tiempo puede ser un factor de distorsión".

Más allá de la investidura, la estabilidad de la legislatura sigue recayendo en el denominado bloque de la moción de censura. El propio Asens reconocía que "el diálogo no se va a terminar ahora, tiene que ser fluido y continuo", por lo que entiende que existen ya los elementos necesarios para cerrar un acuerdo entre PSOE y ERC si el Gobierno está dispuesto a dialogar y posteriormente seguir discutiendo sobre la fórmula concreta de la mesa de diálogo. Los republicanos, si bien contemplan una negociación en dos fases, antes y después de la investidura, exigen ahora garantías y compromisos para dicha mesa de diálogo.

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra (2i), la portavoz de JxCAT en el Congreso, Lausa Borrás (i), el presidente del grupo parlamentario Andrés Batet (d) y el expresident Carles Puigdemont (2d). (EFE)

Cataluña es y seguirá siendo el nudo gordiano de la política española, y Pablo Iglesias volvía a reconocer hace unos días que le gustaría entenderse con ERC, no solo en Madrid sino también en Barcelona y Cataluña. "El bloque de la moción de censura", en el que incluye a ERC, al PNV y a EH Bildu, y que en junio de 2018 aupó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno, "está llamado a asumir la responsabilidad de la dirección del Estado", aseguraba en un acto en el Congreso la pasada semana, al que acudió para hablar del libro que publicó hace un año y que escribió junto al periodista Enric Juliana.

La estabilidad de la legislatura dependería, según los morados, de que saliese adelante una coalición progresista y plurinacional en Cataluña. Aseguraría mayorías necesarias para legislar y principalmente para sacar adelante los Presupuestos. Acuerdos cruzados seguramente no exentos de una gran complejidad. Republicanos y socialistas ya han hecho guiños para preparar un hipotético deshielo, aunque siguen en posiciones antagónicas en lo territorial.

Consciente de las dificultades, pero también de las dos pulsiones que conviven en ERC, Iglesias empujó durante su diálogo con Juliana en el Congreso hacia las posiciones más pragmáticas: "Necesitamos una ERC con un estilo que se parezca más al de [Joan] Tardà". Ahora mismo, el 'vicepresident' Pere Aragonès negocia con los 'comuns' su apoyo a los Presupuestos de la Generalitat y Colau hace lo propio con los republicanos para que respalden las cuentas municipales. La investidura es el telón de fondo de ambos escenarios y quizás una primera piedra para conformar nuevas mayorías en Cataluña.

Pedro Sánchez PSOE Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Quim Torra
El redactor recomienda