Hasta que se tramite el suplicatorio

Puigdemont podrá volver sin ser detenido si se avala el dictamen de Luxemburgo

Se le conferiría inmunidad inmediata, lo que obligaría a permitir su desplazamiento a España, su entrada en el Congreso para jurar su cargo y el ejercicio de la función de eurodiputado

Foto: El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

Efecto dominó. Las conclusiones del abogado general del tribunal de Luxemburgo sobre la inmunidad de Oriol Junqueras son demoledoras para los intereses de la Justicia española en el caso de Carles Puigdemont. El dictamen, no vinculante y sobre el que trabajará el Tribunal de Justicia de la UE en las próximas semanas, asume por completo los argumentos que la defensa del 'expresident' ha ido esgrimiendo ante distintas instancias y tendrá, en caso de avalarse, indudables efectos sobre su actual situación.

Tantos que le conferirían una inmunidad inmediata por su elección como eurodiputado y obligarían a permitir su desplazamiento a España sin detención posible, su entrada en el Congreso de los Diputados para jurar el cargo del Parlamento Europeo y el ejercicio de esta función. Al menos durante un tiempo más o menos breve que arrancaría después de que el juez Pablo Llarena instara el suplicatorio ante el Parlamento Europeo, figura que implica pedir permiso parlamentario para proceder penalmente contra uno de sus miembros.

Puigdemont podrá volver sin ser detenido si se avala el dictamen de Luxemburgo

Curiosamente, los efectos sobre Junqueras —si estas conclusiones son asumidas— son menos claras. El abogado general defiende que era inmune desde el momento en el que fue elegido para el cargo en abril, pero da por superada la especial protección de la que gozó entonces una vez que ya se ha dictado sentencia firme y se le ha condenado por inhabilitación en octubre. Las repercusiones, sean más directas o provoquen la apertura de un escenario de probabilidad, abren la puerta a la incertidumbre en torno a la asunción de las responsabilidades penales de los principales líderes del 'procés'. Desde el equipo de defensa de Puigdemont se acogieron a las conclusiones con alegría. "La argumentación nos da la razón en todos los litigios abiertos ante distintas instancias sobre esta cuestión", indican fuentes cercanas al 'expresident' a El Confidencial.

Y es que la guerra legal que abrió el 'expresident' tiene ahora más visos que nunca de acabar saliendo como él reclamaba. Pasando por paralizar la euroorden que ya se tramita en Bélgica para que sea extraditado a España.

De las elecciones a la condena del 'procés'

Hay que echar atrás unos meses. Abril. Otras elecciones que se creían ya superadas pero que ahora dejan sentir sus efectos. Tras los comicios, la Junta Electoral Central activó el acto formal de recogida de actas en el Congreso de los Diputados que debe acompañarse del acatamiento de la Constitución mediante jura o promesa. Puigdemont dudó si acudir en base a esa misma inmunidad que ahora el abogado general le reconoce. No lo hizo. En su lugar, compareció su abogado Gonzalo Boye, que aportó varios documentos en su nombre: un juramento de la Constitución española del 'expresident' ante un notario belga y un poder notarial para que las credenciales fuesen entregadas al letrado.

La JEC consideró tanto en su caso como en el de Junqueras que el trámite indispensable no estaba cumplido y declaró los dos escaños del Parlamento Europeo vacantes. Y se abrió la caja de los truenos. Puigdemont tiene planteadas hasta siete apelaciones, demandas y recursos sobre esta cuestión. Un paso del TJUE en la dirección que indica en sus conclusiones el abogado polaco Maciej Szpunar avalaría sus tesis también ante la Justicia española. Es necesario recordar, además, que fue el propio tribunal del 'procés' el que se dirigió a Luxemburgo y que uno de esos recursos mencionados fue presentado por el mismo 'expresident' ante esta misma instancia.

Las conclusiones

Algo está claro. En este segundo 'round' de la cuestión prejudicial sobre el alcance de la inmunidad de Oriol Junqueras, ambos salen ganando. Si el TJUE 'compra' la tesis, el de ERC tendría puente de plata para conseguir una futura condena por vulneración de sus derechos ante Estrasburgo. Puigdemont, por su parte, gozaría de un plazo, más o menos largo, para moverse libremente.

Según la opinión del abogado general de la UE, no vinculante pero que el Tribunal de Justicia de la UE sigue en la mayoría de las ocasiones, la "adquisición del mandato parlamentario de los diputados europeos resulta únicamente del voto de los electores y no puede estar supeditada al ulterior cumplimiento de formalidad alguna". Considera que la prestación del juramento o de la promesa de acatar la Constitución española "no constituye una etapa del proceso de elección al Parlamento Europeo en España y que este proceso debe considerarse concluido con la proclamación oficial de los resultados".

Se muestra especialmente contundente en cuanto a la protección del tránsito de los eurodiputados, que lo son, insiste, desde su elección. Y clava, aquí, el caso de Puigdemont: "Las autoridades nacionales del Estado miembro en el que el diputado en cuestión ha resultado electo están obligadas a abstenerse de adoptar cualquier medida que pueda obstaculizar esos trámites y a suspender las medidas que ya estén en curso, salvo que hayan obtenido la suspensión de la inmunidad por el Parlamento".

El que así se pronuncia es Maciej Szpunar, polaco, nacido en 1971, que lleva desde octubre de 2013 desarrollando su puesto como abogado general de la UE tras una larga carrera antes de llegar al alto tribunal de Luxemburgo. Szpunar ya ha estado en los titulares españoles antes por otras conclusiones, como cuando recomendó al TJUE que sentenciara que el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) no era transparente. La decisión final no está tomada, en cualquier caso. El capítulo final podría llegar a mediados de diciembre.

El Parlamento

La decisión que se tome entonces abrirá un indudable incendio en el Parlamento Europeo. La inmunidad existe, según esta tesis, pero no es algo que no se pueda perder. Si las autoridades nacionales, en este caso el Tribunal Supremo, solicitan a la Eurocámara su suspensión, el presidente de la institución, David Sassoli, tendrá que informar ante el Pleno que ha recibido dicha petición, y remitirla a la comisión de Asuntos Jurídicos.

Ante dicha comisión parlamentaria Puigdemont podría ser oído, a la vez que los eurodiputados que la conforman pueden pedir toda la información o explicación que consideren necesarias. Finalmente, y a puerta cerrada, la comisión parlamentaria aprueba un documento en el que recomienda a la Eurocámara suspender o mantener la inmunidad, algo que se vota, por mayoría simple, en el siguiente Pleno del Parlamento Europeo.

Los números indican que, en caso de llegar a este punto, la Eurocámara podría decantarse con cierto margen a favor de suspender la inmunidad

Aunque siempre hay voces discordantes, PSOE, PP y Ciudadanos mantienen a sus familias políticas, los socialdemócratas, populares europeos y liberales, en línea con las tesis del Gobierno. A eso hay que sumar que Vox arrastra votos de la familia de los conservadores europeos, entre los que se ha visto reforzado gracias a los buenos resultados en las elecciones generales.

En cambio, sectores dentro de los propios liberales, como el PNV, e incluso algunos sueltos dentro de los socialistas, así como los socios belgas de Puigdemont, la N-VA, que comparte grupo con Vox, votarían a favor de mantener la inmunidad. A ellos se unirían los bloques de Los Verdes, donde se integra ERC, y de la Izquierda Unitaria Europea, familia a la que pertenece Unidas Podemos.

Los números indican que, en caso de llegar a este punto, el Parlamento Europeo podría decantarse con cierto margen a favor de suspender la inmunidad del líder independentista huido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios