reunión de jxcat en bruselas

Puigdemont quiere entrar en la foto y carga contra el posible acuerdo entre ERC y PSOE

Junts per Catalunya carga contra cualquier acuerdo entre ERC y PSOE que no incluya a la formación de Puigdemont en una solución para Cataluña

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra (2i), la portavoz de JxCAT en el Congreso, Lausa Borrás (i), el presidente del grupo parlamentario Andrés Batet (d) y el expresident Carles Puigdemont (2d). (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (2i), la portavoz de JxCAT en el Congreso, Lausa Borrás (i), el presidente del grupo parlamentario Andrés Batet (d) y el expresident Carles Puigdemont (2d). (EFE)

Cualquier solución que el PSOE y ERC negocien para Cataluña en el marco de la investidura de Pedro Sánchez tiene que tener en cuenta a la principal fuerza política del Parlament y que también controla la presidencia de la Generalitat: la formación del expresidente catalán Carles Puigdemont. Esa es la conclusión de la reunión de Junts per Catalunya que se ha celebrado este lunes en Bruselas y que ha quedado tremendamente descafeinada, con el partido completamente fuera de juego y del tablero de los acuerdos para la formación de un futuro Gobierno.

Puigdemont quiere entrar en la foto y carga contra el posible acuerdo entre ERC y PSOE

“Difícilmente se llegará a ninguna solución efectiva dejando al margen al principal grupo independentista”, ha asegurado Laura Borràs, que ha comparecido junto a Albert Batet después de que Puigdemont y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, hayan cancelado su rueda de prensa menos de una hora antes de su celebración. “Hacemos énfasis en el reconocimiento de las instituciones y el respeto institucional”, ha insistido la política catalana. “Somos y queremos formar parte de la solución política”, ha añadido.

La formación posconvergente no señala a ERC por negociar con PSOE, y, según ha explicado Borràs, no hacen uso de términos como “traidores”. Pero sí deja caer que cada formación tendrá que dar las explicaciones de los acuerdos a los que llega o deja de llegar. “No utilizamos esta terminología de traidores o no, cada uno toma sus decisiones dependiendo de los compromisos con sus electores, nosotros tenemos claros cuáles son nuestros compromisos, que no íbamos a dar nuestros votos a cambio de nada”, ha asegurado Borràs.

La negociación entre ERC y PSOE incomoda porque deja fuera del marco a los de Puigdemont, y hoy han dejado claro que ese escenario no es ni siquiera una opción, porque no puede llegarse a una solución para Cataluña sin ellos. Preparando también el terreno desde una perspectiva interna, JxCAT deja claro que no van a dar sus votos “a cambio de nada”, dejando caer un poderoso mensaje, que no significa llamar “traidores” a ERC, pero que lo acerca: si los de Puigdemont no votan a favor o se abstienen en la investidura es porque el PSOE no ha prometido lo suficiente, y en ese caso podrán acusar a ERC precisamente de regalar sus votos.

Sobre si la formación de Puigdemont se cierra completamente a una negociación por la investidura, Borràs ha asegurado que “hay un escenario en el que JxCAT se plantearía algo que no fuera un ‘no’ a Sánchez”: si vieran “la disposición del PSOE a no cronificar el conflicto, sino a buscar soluciones”.

Las condiciones de los independentistas no han cambiado: consideran necesario la libertad de los políticos condenados y el reconocimiento al derecho de autodeterminación, algo que, en palabras de la política catalana, son “mínimos democráticos”. “¿Quiere el PSOE cumplir los derechos humanos? Es difícil decir que no, pero pueden decir que no”, ha asegurado Borràs, que ha señalado que “ante una situación de represión: democracia, democracia y más democracia”.

Puigdemont, candidato permanente

Otro de los temas que se han abordado durante la reunión de este lunes tiene que ver con la situación interna de Cataluña y la perspectiva de unas nuevas elecciones. “Tenemos la voluntad de acabar la legislatura”, ha asegurado Batet, que, sin embargo, sí ha reconocido que habría un escenario en el que se harían inevitables unos comicios: si Torra acabara inhabilitado por el proceso abierto por el Tribunal Supremo catalán por un posible delito de desobediencia por negarse a retirar de la fachada de la Generalitat los carteles de apoyo a los políticos condenados en el juicio del ‘procés’.

Por otro lado, Borràs ha señalado que Puigdemont sigue siendo el candidato permanente de JxCAT en caso de que se celebrara cualquier elección en Cataluña. El expresidente de la Generalitat, ha explicado la portavoz de la formación en el Congreso de los Diputados, está pendiente de lo que pueda decidir el Tribunal de Justicia de la UE respecto al alcance de la inmunidad en el caso de Oriol Junqueras, y si eso puede abrir la puerta a que Puigdemont ocupe su escaño como eurodiputado.

En cualquier caso, un miembro del Parlamento Europeo puede perder su inmunidad de forma bastante rápida: la Eurocámara puede iniciar un procedimiento por el cual el eurodiputado, tras un voto en la comisión de Asuntos Jurídicos y otro en el Pleno, acaba perdiendo dicha inmunidad a petición de las autoridades de un Estado miembro.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios