Es noticia
Mi wifi tenía una cobertura pésima. Conseguí arreglarlo y esto es todo lo que aprendí
  1. Tecnología
¿me lo compro?

Mi wifi tenía una cobertura pésima. Conseguí arreglarlo y esto es todo lo que aprendí

¿Te quedas sin señal wifi en algún lugar de tu casa? El culpable puede estar más cerca de lo que imaginas. A continuación, te ofrecemos algunas claves para mejorar la señal wifi de tu casa sin tener que rascarte mucho el bolsillo

Foto: (EC Diseño)
(EC Diseño)

Cuando los técnicos de la fibra me preguntaron: "Oiga, ¿dónde quiere el router?", no me lo pensé mucho y contesté que en la mesa del despacho. Cuanto más cerca del ordenador donde trabajo, mejor, ¿verdad? Al día siguiente descubrí que no había señal en la cocina... ¿Qué diablos estaba pasando?

El router, un Xiaomi AX9000, no podía ser porque acabo de comprarlo, y me consta que es un buen equipo con tres bandas de conexión para dar y tomar. Además, lo estuve usando una temporada en mi apartamento viejo y daba conexión a todos los rincones. ¿Serán las antenas? ¿Será que las paredes de la casa nueva son más gruesas? ¿Será que el vecino me ha hackeado la red? Pues no. La razón por la que la señal apenas tenía alcance la tenía literalmente delante de mis narices. La búsqueda del problema me ha servido para aprender algunas cosas por el camino que quizá te vengan bien a ti también. Dentro: guía muy básica para mejorar la wifi de tu casa.

Normalmente, el principal problema de los router modernos es que su señal no llega a todos los puntos de la casa, lo que se traduce en bajones de velocidad o incluso cortes de conexión. La mejor manera de diagnosticar la señal de nuestra red es usando alguna de las aplicaciones que la monitorizan en tiempo real. Wifi Analyzer, NetSpot, y Ubiquity WifiMan funcionan bien en iOS.

Si tu móvil es Android, puedes probar con la WiFi Analyzer de Matt Hafner o con WiFi Analyzer Lite. Hay decenas de aplicaciones similares. Casi todas ofrecen lo que necesitamos aquí, que es que analicen la potencia de la señal a medida que nos movemos por la casa. Algunas hasta dibujan mapas con la intensidad de la señal en cada rincón, pero muchas de estas funciones son de pago y no hacen falta para las configuraciones básicas de nuestro hogar.

Posiciona bien tu router

Lo primero y más importante a la hora de mejorar la cobertura Wifi de tu casa es elegir un buen lugar para tu router. Para ello es buena idea usar la analogía de un altavoz. Imagina que tu router wifi es como un altavoz. Si lo metes en un armario, definitivamente su sonido no te va a llegar muy bien. Si lo pones en una esquina de una habitación, probablemente se escuche muy bien mientras estés cerca, pero su sonido comenzará a sonar amordazado a medida que salgas de la estancia, des la vuelta a la esquina o te pongas tras una pared.

¿Qué tal sonaría tu altavoz si encendieras la radio a toda pastilla en la misma habitación? Pues lo mismo pasa con las redes wifi. Las señales que emiten otros routers, como los de los vecinos, son una de las principales fuentes de interferencias, pero no la única. Los dispositivos Bluetooth tienen una tecnología llamada Frequency Hopping que les permite saltar sobre la frecuencia de 2.4GHz para mejorar su propia señal, pero que también puede llegar a interferir con las redes wifi. Lo mismo aplica a otros dispositivos que emiten ondas de radio, como los monitores para vigilar bebés o los walkie-talkies.

Foto: Imagen de un router de wifi (istock)

Una de las fuentes de interferencia que más se pasan por alto son los microondas. La frecuencia que usan para calentar la comida es de 2.4GHz, pero con una potencia varios órdenes de magnitud mayor. La estructura en forma de jaula de Faraday de los microondas evita que esta radiación salga fuera del aparato en cantidades significativas como para dañar la salud, pero las pequeñas filtraciones en 2.4GHz son devastadoras para la señal wifi sobre esa banda de frecuencia.

Finalmente, hay que tener en cuenta los obstáculos pasivos que la señal wifi no puede atravesar y debe sortear. El principal son las paredes, y el peor material desde el punto de vista del wifi es el hormigón o cemento. Los suelos a menudo están hechos de placas de hormigón u hormigón reforzado que son una barrera casi infranqueable para la señal del router. Es la principal causa de que las redes wifi se transmitan tan mal de un piso a otro en casas con varias alturas. Las paredes de ladrillo no son tan malas como el cemento, pero interfieren igualmente. Los materiales que menos bloquean la señal son la madera y el drywall o paneles de yeso.

placeholder El router de Vodafone tiene el ONT integrado y más puertos. (M. McLoughlin)
El router de Vodafone tiene el ONT integrado y más puertos. (M. McLoughlin)

Hay que tener en cuenta también los posibles elementos metálicos en las paredes que suponen un obstáculo adicional, como las tuberías. Los sistemas de calefacción por suelo radiante son una efectiva jaula de Faraday contra la señal wifi, y eso nos lleva a una fuente de interferencias que a menudo pasa desapercibida: el agua. Las grandes masas de agua son un aislante estupendo. Si tienes un acuario, no se te ocurra poner el router al lado.

También están las grandes pantallas de los televisores y monitores modernos, que hacen barreras muy efectivas contra la señal wifi. En general es muy mala idea posicionar el router al lado de uno de estos dispositivos, que es justo lo que yo hice en mi nueva casa.

Puse el router sobre la mesa y junto al monitor, pero resulta que mi monitor es curvo, lo que directamente dejó al router encerrado contra la pared. Fue alejar el router dos metros de la pantalla y la señal inundó con alegría toda la casa. Problema resuelto.

Conoce tus antenas

¿Alguna vez te has preguntado por qué los routers tienen antenas o por qué esas antenas se pueden mover? No, no están para hacer bonito. Escribir un curso acelerado sobre las antenas de los routers y cómo funcionan es algo que excede completamente la extensión de este artículo, pero hay algunos puntos básicos que conviene saber.

El primero es que las antenas normales irradian en todas direcciones, pero a veces los fabricantes diseñan antenas con una forma específica para irradiar señal de radio en una dirección concreta. Incluso aunque sean omnidireccionales, no es lo mismo poner la antena horizontal que dejarla vertical. En segundo lugar, no todas las antenas emiten en la misma frecuencia. Normalmente, hay una o varias antenas dedicadas a la banda de los 2,4GHz, y otras dedicadas a la de 5GHz. Es importante conocer qué antena hace cada cosa porque puede que hayamos posicionado mal precisamente la que más necesitamos que llegue a un rincón concreto. En esencia, la recomendación es que hay que leerse el manual de tu router para saber qué antena emite qué, y hacia dónde, y orientarlas en consonancia.

Una ventaja adicional de tener muchas antenas en el router es que el dispositivo las usa para potenciar la señal. No es lo mismo conectarse a una red 2.4GHz emitida por una sola antena que a una emitida por cuatro antenas a la vez, ni en términos de velocidad, ni de cobertura.

placeholder Cambiar el router de tu casa te puede dar una experiencia mucho mejor.
Cambiar el router de tu casa te puede dar una experiencia mucho mejor.

Otro detalle que a menudo se pasa por alto es el alcance de cada frecuencia. Los routers modernos emiten en dos frecuencias: 2.4 y 5GHz. Los nuevos routers compatibles con wifi 7 lo harán en una tercera: 6GHz. Los fabricantes suelen vender la frecuencia de 5GHz como la mejor para dispositivos que requieren mucho ancho de banda, como las consolas, y lo hacen por una buena razón. Las frecuencias a 5GHz soportan más velocidad. Lo que no dicen es que a menudo estas frecuencias tienen menor alcance y experimentan más dificultad atravesando objetos.

¿En qué se traduce esto? En que la banda de los 5GHz es estupenda si quieres conectar un dispositivo muy cercano al router, pero si lo que buscas es conectar un dispositivo desde más lejos, es mejor que lo hagas sobre la banda de los 2.4GHz. La banda de los 5GHz tiene una ventaja aparte de la velocidad, y es que suele ser una frecuencia menos utilizada, y por tanto con menos fuentes de interferencia. Si quieres conectar algo en una zona con muchas redes wifi y dispositivos electrónicos funcionando, quizá sea mejor alternativa hacerlo por 5GHz.

De todos modos, muchos dispositivos modernos como los móviles, alternan entre varias redes para buscar la mejor señal. Por ello, es buena idea que guardes en tú móvil o tableta todas las redes que emite tu router.

Cuando todo falla

Pongamos que has revisado bien la posición del router o que por algún motivo no puedes moverlo (el cable óptico llega hasta donde llega). Has revisado las antenas, has buscado y retirado obstáculos y no hay manera de que la señal llegue a una habitación concreta. Es hora de rascarse un poco el bolsillo.

La mejor solución para extender la señal wifi hasta donde no llega es usar un dispositivo repetidor. Se trata de pequeños routers que captan la señal del router principal, la amplifican y la vuelven a emitir. Normalmente se enchufan directamente a una toma de corriente, pero tienen la pega de que con ello anulan esa toma (y de que muchas tomas están situadas en rincones o zonas muy bajas de la pared).

Algunos de estos repetidores, como el TP-Link RE550, tienen hasta varias antenas para repetir la señal en diferentes frecuencias. Hay alternativas muy baratas, como el Xiaomi AC1200. Mi consejo, en general, es que optemos por un repetidor wifi de la misma marca que el router si es posible. De esa forma nos aseguraremos la compatibilidad, y podremos controlar los dos desde la misma app si se da el caso.

placeholder Vista de un router mesh de Amazon. (M. McLoughlin)
Vista de un router mesh de Amazon. (M. McLoughlin)

Si nuestros problemas con la cobertura wifi son graves, siempre podemos optar por la solución nuclear que es... instalar un segundo router. La mayor parte de routers modernos pueden funcionar como repetidores de alta potencia. Si ambos son de la misma marca, la configuración puede ser tan simple como pulsar un botón en el segundo equipo.

Otra solución muy popular es comprar un sistema de routers mes o de malla. Se trata de kits con un router principal y varios satélites que podemos repartir por otros puntos de la casa para mantener la señal. Los Amazon Eero o los Netgear Nighthawk son dos buenos ejemplos. El problema de los routers de malla es que suelen ser muy caros.

Finalmente, está mi solución favorita: recurrir a un sistema Powerline Communications o PLC. Se trata de pequeños routers que usan los cables eléctricos de tu casa para transmitir señal. Conectas el emisor al router y lo enchufas a una toma de corriente. Luego buscas una toma de corriente en el rincón a donde necesites enviar la señal y conectas el receptor. Algunos receptores hasta emiten su propia red wifi local. Los Devolo Powerline 8578 son un buen ejemplo, pero hay muchos más.

placeholder
Amplificar TP Link
Compra en Amazon (-15%)
DESCUENTO 8%
placeholder
Amplificador Xiaomi
Compra en Amazon por 30€
placeholder
Extensor malla Eero
Compra en Amazon (-20%)
PRECIO MÍNIMO
placeholder
Sistema mesh Netgear
Compra en Amazon
placeholder
Devolo amplificador LAN
Compra en Amazon

___________________

El Confidencial elabora estas reviews, comparativas y guías siguiendo un criterio estrictamente editorial. El equipo detrás de ¿Me Lo Compro? tiene en cuenta tendencias, actualidad del sector, interés de la audiencia, así como criterios de calidad y precio para la elección de los productos y servicios que analiza. Las muestras han sido facilitadas por las compañías de manera temporal, sin ningún tipo de contrapartida, compromiso de publicación o beneficio de cualquier otra naturaleza. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de estos enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico. El sistema de afiliación y la publicidad programática son las únicas vías de monetización de la sección ¿Me Lo Compro?, además de las suscripciones al periódico que generan estos contenidos. En ningún caso se publican contenidos o análisis patrocinados.

Cuando los técnicos de la fibra me preguntaron: "Oiga, ¿dónde quiere el router?", no me lo pensé mucho y contesté que en la mesa del despacho. Cuanto más cerca del ordenador donde trabajo, mejor, ¿verdad? Al día siguiente descubrí que no había señal en la cocina... ¿Qué diablos estaba pasando?

¿Me lo compro?
El redactor recomienda