Es noticia
15 días con el mejor portátil para llevar siempre encima: el truco de un PC ligero, pero gigante
  1. Tecnología
¿buscas algo enorme que no pese?

15 días con el mejor portátil para llevar siempre encima: el truco de un PC ligero, pero gigante

15,6 pulgadas y 990 gramos de peso. Los LG Gram son imbatibles si quieres un equipo manejable, pero hay que tener en cuenta otros detalles. Lo diseccionamos a fondo

Foto: Si no necesitas excesiva potencia y lo encuentras en una buena oferta, es el portátil ideal para llevar siempre encima. (Kote Puerto)
Si no necesitas excesiva potencia y lo encuentras en una buena oferta, es el portátil ideal para llevar siempre encima. (Kote Puerto)

Te enamoras del LG gram SuperSlim la primera vez que lo sacas de la caja. Se te olvidan especificaciones y precios, e incluso un acabado externo sencillo como el que presenta, queda eclipsado por su ligereza. En el momento que lo levantamos en el aire con una mano reconocemos que estamos ante una máquina brutal para ser disfrutada en movilidad.

De manera muy resumida lo presentamos como un portátil de 990 gramos, con pantalla OLED de 15,6" y procesador Intel de 13ª generación. El envoltorio es perfecto y los ingredientes pintan muy bien, pero la realidad es que hay aspectos mejorables y hay necesidades que es posible que el delgado gram no cubra. Estamos aquí para despejar cualquier duda.

No sé si mi báscula de cocina está bien calibrada, o si es muy fiable, ya que en ella el peso es incluso inferior al que LG marca de manera oficial. Sea como sea, lo que han conseguido es impresionante, y que se acentúa cuando tenemos entre manos un dispositivo que por diagonal es considerablemente grande.

Ser liviano y delgado es la especialidad de la familia gram, pero en este modelo LG se ha pasado este particular juego. ¿Cómo? Utilizando en el chasis una aleación de magnesio y carbono, que es tan resistente como el aluminio pero permite confeccionar piezas más delgadas y ligeras.

placeholder Auténtico peso pluma manteniendo una diagonal de 15,6 pulgadas. Imbatible. (Kote Puerto)
Auténtico peso pluma manteniendo una diagonal de 15,6 pulgadas. Imbatible. (Kote Puerto)

Desde el punto de vista del diseño no tiene ningún rasgo que llame la atención, todo lo contrario, ya que es muy sobrio y parco en detalles. El color Neptune Blue acompaña en esta sensación, pero el resultado final es el de un dispositivo elegante, para nada barato. Dejar claro que no es un convertible, ya que la pantalla no es táctil y las bisagras solo pueden llegar a un ángulo máximo de apertura de unos 130 grados. La tapa puede abrirse con una sola mano.

Hemos llegado hasta aquí obviando el dato de la delgadez: entre 10,9 y 12,5 milímetros. Es el LG gram más fino. Es fácil entender que con 0,9 kilos y una diagonal de 15,6 pulgadas, la sensación de tenerlo en la mano es parecida a la de llevar una carpeta. Las conexiones son reducidas, dejando para la parte derecha un puerto de audio-combo junto a un USB 3.2 Gen 2.

En la izquierda hay dos USB 4 que son Thunderbolt 4. Todos son de tipo USB-C, sirven como salida DisplayPort, y soportan Power Delivery. En lo que respecta a la conectividad inalámbrica, tenemos WiFi 6E y Bluetooth 5.1. Como era de esperar, si no hay espacio para un USB de tipo A, tampoco lo hay para un puerto Ethernet. Por fortuna son ausencias fácilmente solucionables con un hub.

placeholder Es lógico echar en falta puertos en un portátil así, por fortuna, un 'hub' nos soluciona el problema con facilidad. (Kote Puerto)
Es lógico echar en falta puertos en un portátil así, por fortuna, un 'hub' nos soluciona el problema con facilidad. (Kote Puerto)

En el rango de precios en el que se mueve este portátil es normal encontrarse con paneles espectaculares, que ofrecen la calidad de un teléfono móvil de gama alta en una pantalla mucho más grande. Pero eso no le quita ningún mérito al gram, ya que un panel OLED en 15,6 pulgadas es una opción estupenda para la mayoría de usos que le vamos a dar al dispositivo.

Los contenidos lucen muy vivos en esta pantalla, gracias a la naturaleza del OLED, pero también por su buen nivel de brillo (400 nits), y un revestimiento que elimina gran parte de los reflejos. Para los más exigentes, comentar que cubre con garantías los espacios DCI-P3 y AdobeRGB.

¿Una pantalla para juegos? Aunque su refresco se queda en solo 60 Hz, la tasa de respuesta es muy buena y los contenidos se muestran fluidos. Jugar en este gram está más condicionado por el hardware interno que por el panel.

placeholder Una pantalla fantástica para ver series, pelis y fotos. También lucen bien los juegos, aunque para disfrutarlos falte potencia. (Kote Puerto)
Una pantalla fantástica para ver series, pelis y fotos. También lucen bien los juegos, aunque para disfrutarlos falte potencia. (Kote Puerto)

Al margen de la calidad, el tamaño nos permite trabajar muy cómodamente y disfrutar de contenidos multimedia, algo que es muy difícil de encontrar en portátiles que priorizan en la movilidad. En este aspecto no tiene rival, o al menos yo no lo conozco.

Si nos ponemos exigentes hay cosas mejorables. Para empezar, la resolución Full HD, que es algo justa para la diagonal y precio del portátil de LG. La segunda cosa que cambiaría es el formato 16:9, ya que son multitud los equipos que se han pasado a 16:10, unas proporciones mucho más aprovechables por las aplicaciones.

Es justo comentar que la primera vez que encendí el ordenador la pantalla se veía —para mi gusto— horrible, demasiado contrastada y oscura. Eso se debe a un modo que LG ha creado para mejorar la definición de los textos en OLED. Es tan fácil como desconectarlo en el LG Smart Assistant y comenzar a disfrutar de una gran pantalla.

En el LG gram SuperSlim nos encontramos con un hardware actual, como prueba su procesador Intel de 13ª generación. Peinando un poco el mercado comprobamos que hay dos opciones, una con chip Intel Core i5-1340P, que es la que nos ocupa, y un más potente Core i7-1360P. En ningún caso vamos a obtener una estación de trabajo para editar vídeo o una máquina gaming decente.

El rendimiento es inferior a lo que esperamos en un portátil de su precio, pero agradecemos a LG que en su configuración mínima no haya una opción de acceso más asequible para atraer a más público —ocurre con otros portátiles—, ya que el Core i5 con gráfica Intel Iris Xe es lo mínimo que debemos exigir. La marca no nos deja equivocarnos con esto.

De hecho estamos ante un portátil certificado como Intel EVO, lo que nos asegura un buen funcionamiento en la mayoría de tareas. El sistema se muestra fluido, al igual que la navegación web, así como aplicaciones ofimáticas, incluso juegos sencillos. Subiendo el nivel de exigencia, he instalado Photoshop para editar las imágenes de este artículo, con una pantalla externa, y no he encontrado limitaciones.

placeholder Intel EVO asegura que este equipo es más que decente. No destaca en rendimiento puro y duro, sí en autonomía. (Kote Puerto)
Intel EVO asegura que este equipo es más que decente. No destaca en rendimiento puro y duro, sí en autonomía. (Kote Puerto)

Lo que no podemos es cargarlo con juegos exigentes, ni está diseñado para que le pidamos un rendimiento alto y constante durante mucho tiempo. Pero debemos recordar que estamos ante un portátil que tiene la movilidad como prioridad, y con su delgadez es complicado inventar un sistema de refrigeración milagroso.

Me ha gustado la gestión de los modos de funcionamiento. Con una combinación de teclas (“Fn" + "Q") cambiamos entre cuatro niveles que suben o bajan la potencia de manera efectiva, al tiempo que adaptan los ventiladores al uso. Solo notaremos “ruido” en el modo más potente.

En lo que respecta a memoria, nuestra unidad cuenta con 16 GB de RAM (LPDDR5, soldada a placa) y 512 GB en formato SSD. Se agradece que LG haya dejado espacio para un segundo SSD de tipo PCIe 4.

Terminamos con la autonomía, aspecto en el equipo puede presumir de buenos números en el escenario Windows. LG habla en sus cifras oficiales de 12 a 14 horas de vida con una carga completa y modos de ahorro a tope, con el brillo a mitad de potencia. Con un uso real y sin pensar en el consumo, subimos fácilmente a las 8 horas de uso. Me gusta el adaptador de 65W, tiene el tamaño de uno para móvil y carga el portátil en poco más de 100 minutos.

placeholder Si eres un amante de los teclados numéricos, o le vas a sacar rendimiento en tu actividad, aquí tienes uno. (Kote Puerto)
Si eres un amante de los teclados numéricos, o le vas a sacar rendimiento en tu actividad, aquí tienes uno. (Kote Puerto)

Hay teclado numérico. No sé si LG ha querido ir de sobrada a la hora de introducir elementos en un dispositivo compacto o ha pensado en los usuarios que aman este método entrada de datos, pero en el liviano portátil hay espacio para estas teclas extra, sin por ello dejar de contar con un tamaño correcto para el resto.

Si lo hubiera diseñado yo, no lo hubiera puesto y dejaría más centrado lo que consideramos como teclado principal. En todo caso funciona bien, con un recorrido de teclas algo corto, pero es algo previsible teniendo en cuenta la excesiva delgadez. No falta la retroiluminación en las teclas, que ofrece muy buena visibilidad a oscuras y apagado automático si no lo estamos usando. Es interesante conocer que hay bastantes teclas de función y accesos directos útiles ideados por LG para la gestión del sistema.

En lo que respecta al touchpad, es pequeño pero con un tacto suave y una precisión muy alta. Agradezco que lo hayan dejado justo en el centro, ya que es habitual moverlo para que quede justo debajo de la tecla espaciadora.

placeholder Una pena no haber contado con una cámara web mejor, cada día es más importante poder lucir bien en videollamadas. (Kote Puerto)
Una pena no haber contado con una cámara web mejor, cada día es más importante poder lucir bien en videollamadas. (Kote Puerto)

No podemos obviar que las videollamadas se han convertido en un método de comunicación bastante normalizado, en especial si hablamos de entornos profesionales. Contar con una buena cámara web es básico y en un dispositivo de este precio deberíamos pedirle algo más. Es cierto que su sensor de 2,1 megapíxeles puede registrar vídeo en formato Full HD, pero no es especialmente sensible a la luz y será necesario iluminar bien la escena para que nos vean con calidad. Hay dos micros a cada lado de la cámara que están al nivel en calidad.

Lo que sí valoramos positivamente es toda la parafernalia necesaria (sensor de infrarrojos) para conseguir la autenticación vía Windows Hello. Es importante ya que el portátil no dispone de sensor de huellas.

En lo que respecta a los altavoces estéreo (2x2W), consiguen un sonido aceptable, pero en un dispositivo de este precio nos gustaría algo más contundente, especialmente en graves. Aunque se lo podemos perdonar ya que es portátil muy delgado. El sistema está certificado como Dolby Atmos y cuenta con unos perfiles que son interesantes de tocar para ajustar a nuestro gusto.

placeholder En LG Smart Assistant, vas a encontrar las principales configuraciones y perfiles de uso. Sencillo y bien presentado. (Kote Puerto)
En LG Smart Assistant, vas a encontrar las principales configuraciones y perfiles de uso. Sencillo y bien presentado. (Kote Puerto)

No me quiero extender demasiado con el software, pero estamos ante un portátil con Windows 11 Home de una gran firma, por lo que podemos esperar una buena ración de aplicaciones que sobran. La realidad es que LG ha introducido muchas herramientas, pero no me parecen nada intrusivas y la experiencia es similar a la de usar un Surface.

De hecho hay aplicaciones interesantes como LG Security Guard, con la que podemos bloquear el portátil cuando no estemos delante de él, o avisarnos si alguien cerró la tapa. Comportamientos parecidos en base a la cámara web los podemos conseguir con LG Glance by Mirametrix, también incluida.

También me ha parecido útil y bien planteada la aplicación de gestión general del portátil, llamada LG Smart Assistant: perfiles de uso, teclado, pantalla, puertos, etc. Otra aplicación llamativa es PCmover Professional, que nos ayudará a realizar un trasvase de un ordenador antiguo al nuevo gram.

placeholder Un portátil de 990 gramos, con pantalla OLED de 15,6 pulgadas y procesador Intel de 13ª generación. (Kote Puerto)
Un portátil de 990 gramos, con pantalla OLED de 15,6 pulgadas y procesador Intel de 13ª generación. (Kote Puerto)

Olvidándonos de lo que nos va a costar comprarlo, y pensando en un uso no muy exigente del equipo, que es el que le dará el 95% de los usuarios, el LG gram SuperSlim convence. Termina por brillar si la actividad se va a realizar en movilidad por su excelente portabilidad y gran autonomía.

Pero no es barato, el mejor precio al que lo hemos podido encontrar ronda los 1400 euros. La exclusividad se paga y es una realidad que el portátil cuenta con algunas características no igualadas por la competencia. Entre sus iguales podemos nombrar al Lenovo ThinkPad X1 Carbon G11, el Acer Swift Edge, o el Galaxy Book3 Pro. En el ecosistema Apple, se enfrenta con un MacBook Air 15.

Curiosamente sus peores enemigos los tiene en casa, con toda una familia LG gram especializada en ofrecer mucho en el formato más reducido. Invirtiendo algo más tenemos otros modelos que ofrecen especificaciones que pueden ser más interesantes. Si nuestro presupuesto es alto y nos gusta la filosofía gram, podemos irnos hasta un espectacular Style, algo más gordito y las pegas del SuperSlim solucionada.

Si te ha interesado el LG gram SuperSlim:

placeholder
LG gran Superslim
Compra en la tienda de LG

Una alternativa que nos dejó muy buen sabor de boca en Me Lo Compro:

placeholder
Apple MacBook Air 15 M2
Compra en Amazon
DESCUENTO 10%
Foto: Foto: El Confidencial.

___________________

El Confidencial elabora estas reviews, comparativas y guías siguiendo un criterio estrictamente editorial. El equipo detrás de ¿Me Lo Compro? tiene en cuenta tendencias, actualidad del sector, interés de la audiencia, así como criterios de calidad y precio para la elección de los productos y servicios que analiza. Las muestras han sido facilitadas por las compañías de manera temporal, sin ningún tipo de contrapartida, compromiso de publicación o beneficio de cualquier otra naturaleza. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de estos enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico. El sistema de afiliación y la publicidad programática son las únicas vías de monetización de la sección ¿Me Lo Compro?, además de las suscripciones al periódico que generan estos contenidos. En ningún caso se publican contenidos o análisis patrocinados.

Te enamoras del LG gram SuperSlim la primera vez que lo sacas de la caja. Se te olvidan especificaciones y precios, e incluso un acabado externo sencillo como el que presenta, queda eclipsado por su ligereza. En el momento que lo levantamos en el aire con una mano reconocemos que estamos ante una máquina brutal para ser disfrutada en movilidad.

¿Me lo compro?
El redactor recomienda