Cómo elegir el cerebro de tu ordenador: todo lo que debes saber sobre procesadores

Los hay asequibles para la oficina y para casa y superpotentes para jugar y trabajar con vídeo. Es muy sencillo elegir el que más se adapte a nuestras necesidades

Foto: Escondidos en el interior del ordenador, sin ellos no se entiende el funcionamiento del ordenador. (Pixabay)
Escondidos en el interior del ordenador, sin ellos no se entiende el funcionamiento del ordenador. (Pixabay)

Son desconocidos para el usuario medio, pero sin ellos no podríamos hacer varias tareas a la vez sin que el ordenador se nos quedara bloqueado. O simplemente ponerlo en marcha y que se iniciaran el sistema operativo y los programas. Para un uso intenso, es necesario saber escoger. Hablamos de los procesadores, un elemento interno del ordenador extraño para muchos pero sin el cual no se entendería su funcionamiento. Para seleccionar uno hay que tener en cuenta algunas variables que vamos a explicar a continuación.

Los conceptos que más te encontrarás a la hora de elegir o ver descrito un procesador son el número de núcleos y la frecuencia. Los núcleos son las unidades independientes de procesamiento. Lo normal es que un ordenador comercial, de los que usamos en casa o en la oficina, no tenga más de 10 núcleos. Los hay que superan esa cifra, pero quedan lejos de las necesidades del usuario medio.

Mientras tanto, el concepto de frecuencia se refiere a la velocidad a la que trabajan los transistores del procesador. No es un valor que haya que tener muy en cuenta si, de nuevo, somos un usuario medio. Otro concepto que se suele escuchar es el de hilo o Hyperthreading en el caso de procesadores de Intel: el funcionamiento del núcleo se divide en dos hilos. Lo suyo sería que en nuestro ordenador tuviéramos dos hilos por núcleo.

Los dos elementos más importantes para escoger un procesador son los núcleos y la frecuencia de procesado

La memoria caché también es un concepto muy importante a la hora de elegir procesador. Es una memoria muy volátil y siempre preparada para que el procesador funcione. Cuanto mayor sea el número, mejor funcionará el procesador. Lo habitual en ordenadores comerciales es que esté entre 2MB y 8MB. Hablando de memoria etérea: la memoria RAM también es otro concepto importante, ya que los procesadores tienen un espacio para esta hasta un cierto límite.

En cambio, no conviene que el número sea tan alto si hablamos de TDP (Thermal Design Power): a menor valor, menos se calentará el procesador y menos energía consumirá (no nos conviene que se caliente demasiado el terminal). Si vas a una tienda a preguntar o le pides consejo a tu amigo el informático, te puede interesar la refrigeración del procesador, con el fin de que este no se caliente más de lo debido y con él todo el dispositivo. Y no queremos freírlo antes de tiempo…

Intel es conocida en todo el mundo por sus procesadores. (Visualhunt)
Intel es conocida en todo el mundo por sus procesadores. (Visualhunt)

Por último, de TDP pasamos a GPU, el componente gráfico del procesador, que lo ayuda sobremanera cuando hay que ejecutar muchos gráficos, como sucede en los videojuegos. Para un uso básico del ordenador o un juego que no necesite de demasiado grafismo podemos servirnos de la GPU que viene con el procesador.

Los mejores procesadores

Y una vez repasados los conceptos básicos, vamos a ver cuáles son los mejores procesadores del mercado. Se divide en dos grandes empresas, Intel y AMD. Sin necesidad de saber mucho sobre núcleos, memoria RAM o hilos, con los nombres comerciales de cada uno de ellos nos bastará para reconocer las características que a ellos van asociados.

Por ejemplo, de Intel tenemos los clásicos Celeron, sinónimo de procesadores baratos y de dos hilos y dos núcleos (los hay también del doble) que están bien para la oficina, el uso casero, ver vídeos o disfrutar de juegos sencillos que no necesitan más potencia. Con una memoria caché de 2 MB tienes los modelos G3900 (39 euros) y G1840 (35 euros). Están integrados en numerosos portátiles de uso personal, como un barato modelo Asus de 15,6 pulgadas e Intel Celeron N3060 (299 euros).

De características parecidas son los Pentium, mientras que los Core i3 tienen dos núcleos y cuatro hilos, es decir, algo mejor para un gran uso del ordenador sin necesidad de gastar mucho dinero, aunque se suben de precio con respecto a los Celeron. Con una velocidad de 3,3GHz está el Intel Pentium G4400 (59 euros). Si te puedes permitir algo más, de hasta 3,9GHz, tienes el Intel Pentium Core i3-7100, por 119 euros. Para algunos, sobre todo si se tienen en cuenta la relación calidad-precio, los mejores procesadores del mercado son ahora de la gama Pentium.

Si puedes gastarte un poco más de dinero, algunas buenas opciones son el Intel Core i5 6400, que se sube a los 179 euros con su frecuencia de 3,3 GHz y su memoria caché de 6MB, y el Intel Core i7 6700K, todo un prodigio de caché de 8MB y frecuencia de 4,2GHz por 333,45 euros. El primero es de cuatro núcleos y cuatro hilos, mientras que el segundo se divide en el normal (cuatro núcleos y ocho hilos, muy parecido al anterior) y superior (de seis a diez núcleos). Mientras tanto, en esta gama tenemos uno ideal para juegos, el Intel Core i5-7600K: su frecuencia de 3,8GHz y su posibilidad de soportar 4K a 60Hz te saldrán por 274,02 euros.

Sin el procesador no se pueden ejecutar las funciones principales de un ordenador. (Visualhunt)
Sin el procesador no se pueden ejecutar las funciones principales de un ordenador. (Visualhunt)

Si nos centramos en los Intel Core i7, están presentes en ordenadores de alta gama, como por ejemplo los de la marca Asus, que tienen hasta 16GB de memoria RAM (1.353,68 euros). Más asequible, con 8GB de memoria RAM e Intel Core i5, encontramos un modelo gris o rosa por 899 euros.

Por su parte, AMD también tiene procesadores para todos los bolsillos y necesidades. Destacan, en general, por sus bajos precios en contraste con la alta calidad que ofrecen; de hecho, muchos opinan que son los que mejor relación calidad-precio tienen. El Sempron es su producto más barato, pero tiene hasta cuatro núcleos; su frecuencia es muy reducida, pero suficiente para poco trabajo. De funcionalidades parecidas es el Athlon, que puede servir incluso para disfrutar de juegos sencillos.

Los procesadores de AMD destacan por el bajo precio en contraste con la alta calidad que atesoran

Sin embargo, si queremos empezar a rendir más a la hora de jugar y queremos apostar por la casa AMD, debemos hacerlo por algo mayor. Por ejemplo, un APU, que destaca por sus núcleos gráficos. Una opción es el A4-6300, de dos núcleos de 3,7-3,9GHz y una TDP de 65 W, a partir de los 68 euros.

Si tenemos algo más de presupuesto podemos tirar la casa por la ventana y hacernos con un FX 6300, de seis núcleos y una excelente frecuencia de 3,5GHz por 89 euros, o un FX8300 de ocho núcleos, cuyo precio ya se sube a los 115 euros.

Gama alta: lo más de lo más

Hay un paraíso de los procesadores, allí donde están los de mayor rendimiento, velocidad suprema y núcleos para dejar boquiabierto al usuario más exigente. En él hay productos como los Ryzen, la marca de gama alta de AMD. Si necesitas mucha potencia para tu ordenador y puedes pagar por muchos hilos, este es tu producto. Ryzen es una recién llegada al mercado, pues AMD anunció sus primeros modelos a finales de 2016 y estos se han puesto a la venta ya en 2017.

Así, por unos 354,75 euros está el modelo Ryzen 7 1700, con una frecuencia de procesamiento de 3,7 GHz, con la friolera de ocho núcleos y 16 hilos. Además, la caché es de 16MB. Según los que lo han probado, destaca por su función en tareas como el vídeo o el renderizado en 3D. Además, tiene incluido un disipador, un elemento para reducir la temperatura del dispositivo.

Descúbrete ante esta caja: estás ante el todopoderoso procesador Ryzen (Amazon)
Descúbrete ante esta caja: estás ante el todopoderoso procesador Ryzen (Amazon)

Puede que Ryzen haya llegado todavía un poco temprano para tu ordenador o tus necesidades, pero seguro que encontrarás una opción que no te desagrade entre todos los modelos que te hemos presentado. Instálalo o compra un ordenador acorde y ¡a ejecutar se ha dicho!

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios