Algún día todos tendremos este portátil: 15 días de trabajo con un PC con pantalla flexible
  1. Tecnología
LENOVO THINKPAD X1 FOLD

Algún día todos tendremos este portátil: 15 días de trabajo con un PC con pantalla flexible

Lenovo ha creado un interesante portátil capaz de servir como tablet, equipo de sobremesa o 'notebook'. Sin embargo, su precio y algunos aspectos hacen que sea mejor esperar

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Si hay algo que realmente resulte sorprendente de ver para el común de los mortales es una pantalla de un dispositivo electrónico doblándose sobre sí misma y seguir funcionando como si nada. Un hito tecnológico que lleva años cocinándose en la trastienda y se convirtió en un producto comercial al alcance de más bien pocos de la mano de fabricantes como Samsung o Huawei, que a principios del pasado año sacaron al mercado los primeros móviles En este 2020 Lenovo ha querido llevar la idea un paso más allá y ha creado un PC con un panel así capaz de convertirse en una generosa tablet de 13,3 pulgadas, un notebook con el que trabajar en cualquier lugar o incluso en un 'equipo' de sobremesa. He pasado casi 15 días trabajando con este ThinkPad X1 Fold. El resumen de mi experiencia es que aquí el formato plegable tiene mucho más sentido y es más aprovechable que en un teléfono móvil.

Foto: Foto: EC.

Probablemente con el paso de los años, todos o casi todos acabemos trabajando con un portátil así (hay quien lo llama tablet o convertible) pero aún queda tiempo para eso. ¿Por qué? Lo primero por el precio desorbitado que tiene. No hay que olvidar que el bolsillo es el órgano más sensible del ser humano. Este equipo fue anunciado en enero a un precio por encima de los 3.000 euros, aunque ha sido corregido hasta situarse en 2.800. El que se deja ese dineral en un equipo lo hace por la potencia y las posibilidades que ofrece a la hora de trabajar, con la salvedad de los 'early adopters', esos entusiastas de la tecnología para los que el presupuesto no suele ser problema alguno.

Pero a la hora de la verdad son pocos. Al ThinkPad X1 Fold le ha ocurrido lo mismo que al Samsung Galaxy Fold. Tras años investigando, han tenido que afrontar el abaratamiento para poder llevarlo al mercado. Las primeras hornadas son demasiado caras y lo mejor es esperarse dos o tres años, por lo menos, a que los fabricantes dominen y avancen para crear modelos más asequibles. Porque la versatilidad y portabilidad, aunque apreciadas, no cotizan tan alto.

placeholder La bisagra del Thinkpad X1 Fold. Foto: M. Mcloughlin
La bisagra del Thinkpad X1 Fold. Foto: M. Mcloughlin

Este PC sirve para hacerse una idea de por donde van los tiros. Es una hito tecnológico sin lugar a dudas, pero eso no significa que haya cosas que pulir para que se convierta en un aparato ideal y sobre todo muy habitual.

Cuando lo ves doblado, a simple vista puede parece una de aquellas agendas que eran tan cotizadas en otros tiempos y tan socorridas como regalo de Navidad. La funda de piel negra no se puede quitar e incluye una suerte de caballete desplegable para cuando uno quiere apoyar la pantalla abierta en una mesa y trabajar con un teclado bluetooth.

Sobre este diseño 'ejecutivo' poco más que comentar. En los bordes tiene cuatro altavoces estéreo compatibles con Dolby Atmos, colocados de tal forma que el sonido no salga penalizado indiferentemente del modo en el que uses la máquina. Una de las pegas del equipo es que solo tiene dos puertos USB tipo C y nada más. Es algo hacia lo que cada vez se mueve la industria. Sería deseable al menos uno clásico, pero es entendible que en este formato eso sea imposible. No tiene jack para auriculares, pero si uno es tan modernete como para dejarse el dineral que cuesta a día de hoy, no se va a comprar unos cascos inalámbricos para dejarse de cables. Cuenta con ranura para microSIM, compatible tanto con 4G como con 5G (non stand alone y sub-6). Completan la carta de conectividad el Wifi 6 y el Bluetooth 5.1.

Bienvenidos a '¿Me lo compro?'

Bienvenidos a ¿Me lo compro?, nuestros análisis a fondo de los 'gadgets' más deseados del momento. Cada semana analizaremos nuevos dispositivos y, sobre todo, los compararemos entre sí para que puedas responder al instante a esa pregunta que a veces nos quita el sueño: ¿qué móvil, TV, portátil, auriculares... me compro? Podrás preguntarnos lo que quieras sobre cada producto, la idea es ayudarte a tomar mejores decisiones y... de paso, ahorrarte tiempo y dinero. Si estás detrás de un nuevo ordenador, puedes mandarnos tus dudas a teknautas@elconfidencial.com y te responderemos cuando sea posible.

Puedes ver el resto de nuestras pruebas en este enlace.

Este ordenador, tablet, PC, convertible o como tenga usted a bien llamarlo pesa menos de un kilo. Sus medidas lo convierten en algo cómodo de llevar en la mano o en un bolso, como quien lleva un libro gordo camino al trabajo para amenizar el trayecto con una lectura. En este sentido, Lenovo se las ha ingeniado para crear un teclado finísimo y compacto (que incluye Pen) que se pueda guardar dentro del ThinkPad X1 Fold cuando va plegado. Carga inalámbricamente cuando está adherido, pero también cuenta con un microUSB, algo que queda raro a estas alturas de la película. También es cierto que no he necesitado cargarlo por cable.

placeholder Equipo de sobremesa. Foto: M. Mcloughlin
Equipo de sobremesa. Foto: M. Mcloughlin

Es un teclado que puedes unir magnéticamente a la parte inferior convirtiendo el PC en un portátil pequeño con el que contestar a unos mails o redactar un texto en una cafetería, en el AVE o en el avión.

También se puede conectar por Bluetooth cuando estás trabajando en el despacho y quieres aprovechar las trece pulgadas para utilizarlo remotamente. A mí particularmente me ha resultado mucho más cómodo que el virtual, a pesar de tener teclas algo más pequeñas. Aunque la experiencia no es equiparable a un teclado y un trackpad tradicional, lo cierto es que era bastante efectivo. A esto hay que sumarle el lápiz óptico, que te puede servir para abrir cajas de texto, copiar y seleccionar palabras fácilmente y controlar otras cosas como la reproducción. El mayor inconveniente es que el teclado (necesario para aprovechar al máximo sus posibilidades) cuesta 200 euros adicionales.

placeholder Con el mini teclado se convierte en un Notebook. Foto: M. Mc
Con el mini teclado se convierte en un Notebook. Foto: M. Mc

Cuando quieres utilizarlo sin el teclado puede optar por una sola vista o dividir la pantalla en dos. Se puede partir la vista tanto en horizontal como en vertical, algo que se agradece cuando lo utilizas en formato libro para leer páginas webs o echar un ojo a las redes sociales.

Sobre la pantalla decir que esta OLED ofrece resolución 2K con un formato de 4:3. Hay varios puntos a destacar. Por una parte, en términos de color. Soporte todo el espectro sRGB y el de Adobe RGB. En el caso de DCI-P3, el 95%. ¿Qué diantres significa esto? Pues que la reproducción de colores es muy buena y realista, tanto para consumir contenido multimedia, como para navegar por internet o echar una partida a un juego.

Solo se distorsiona un poco la reproducción en la parte del pliegue, pero no me parece nada destacable. En brillo cumple, no es excelente pero tampoco una catástrofe. Un detalle bastante trabajado es de los ángulos de visión, buenos y amplios, así como la arruga que se forma al utilizarlo en 90, 45 o 135 grados. Está muy disimulada. Está ahí, pero se ve mucho menos que en otras ocasiones. Cuando estiras la pantalla plenamente es imperceptible a excepción de que la rebusques inclinando bastante el aparato. Se nota el trabajo acumulado en este sentido.

El apartado del diseño y del mecanismo de doblaje lo resuelve muy bien

Es cierto que los marcos son más gruesos de lo deseable, que le dan incluso un aspecto algo tosco. Pero las necesidades del formato obligan a que sean así y estén hechos de goma para poder estirarse y plegarse con el mecanismo. La bisagra funciona bastante bien: le falta algo de fluidez, pero trasmite bastante robustez desde el primer momento. No hay que olvidar esa sensación de cierta fragilidad que uno tenía cuando plegable aquel primer Galaxy Fold. Es más, la sensación que me trasmite es que es duradero y que el 'hardware' es realmente resistente.

La cámara de 5 megapíxeles, que viene equipada con un sensor de infrarrojos, está colocada en uno de los bordes de la pantalla. Lo cierto es que funciona bastante bien, incluso con poca luz, para el reconocimiento facial, pero se queda corta para las videollamadas. Solo maneja 720p de resolución lo que tus Zoom o tus Microsoft Teams se ven ligeramente lavados y con algo de ruido incluso cuando la luz empieza a flojear mínimamente.

El principal problema no es el exterior. Es el interior. Más concretamente, un software que no está limado al cien por cien. Microsoft estaba trabajando en una versión de Windows optimizada para este tipo de aparatos, aunque finalmente llegará en 2021. Este aparato se ha adelantado y se nota. Eso ocurrió también al principio con Android, donde muchas apps no estaban refinadas para trabajar y mostrarse correctamente en paneles plegables.

Ahí es cosa del fabricante. Y Lenovo ha resultado la papeleta más o menos, aunque hay cosas que pulir. A veces no es del todo cómodo y el software se siente encajonado. Otras veces hay fallos que, aunque no son graves, pueden resultar algo cansinos.

placeholder Lenovo se ha encargado de adaptar Windows, aún no preparado para algo así. Foto: M. Mc
Lenovo se ha encargado de adaptar Windows, aún no preparado para algo así. Foto: M. Mc

Vistas en vertical que se quedan así aunque gires la pantalla, a veces cuando quieres ajustar la proporción de las ventanas de la multitarea tienes que arrastrar dos o tres veces para que lo haga, programas que abres cuando tienes el teclado colocado y la muestra a toda la pantalla, lo que obliga a cerrarla y volverla a abrir.... En una ocasión, tras quitar el teclado, se me quedó todo en la proporción de media pantalla. Tras darle varias vueltas, cerrarlo y abrirlo, conseguí que todo volviese a funcionar apagando y volviendo a encender. Son fallos casuales producto de que Windows 10 aún no está pensado para estos formatos y que le dan a este producto un aire un tanto conceptual.

¿Por qué es mejor esperar?

El rendimiento no es malo. Pero tampoco es brillante. No es una bestia parda, pero no pretende serlo. Monta un Intel Core i5-L16G7, que jalona con 8GB de RAM y hasta un 1TB de memoria SD. Para tareas del día a día está suficientemente dotado (textos, ofimática, edición de fotos), como otros portátiles notablemente más baratos. He podido manejar varias ventanas y navegadores repletos de pestañas abiertas. Es cierto que el arranque y la puesta en marcha de ciertas cosas se demora un poco más, pero no es ningún infierno.

placeholder Plegada parece una agenda antigua. Foto: M. Mc
Plegada parece una agenda antigua. Foto: M. Mc

Sufre cuando se cargan sus espaldas tareas más pesadas. Obviamente no es un portátil pensado para el 'gaming' o para tareas como edición de vídeo. Lo puede hacer, pero tarda en deglutir esto La batería tiene una capacidad de 50W. Esto le da para unas ocho horas de duración, según las cifras del fabricante. Yo no he llegado nunca a esa autonomía. Mi sensación es que ronda un tiempo cercano a las 6 horas controlando un poco el brillo y haciendo un uso normal del equipo. Es un guarismo un tanto corto y que debe ser, junto al software (esto ya es más cosa de Microsoft), una de las siguientes cosas a mejorar en siguientes entregas. Teniendo en cuenta que este es un equipo pensado para gente que se mueve de un lado para otro, que necesita hacer cosas rápido y en cualquier lugar, estos son detalles importantes que pulir

¿Por qué digo que no es el momento de comprarlo? Primero por el precio. Lo aleja de la mayoría de personas. Lo positivo es que ha mostrado las posibilidades de un portátil con esta tecnología. Es un trabajo ímprobo. Sinceramente estoy convencido de que si hay un futuro mayoritario para las pantallas flexibles se aproxima más a esto que al de los móviles. Creo que el día de mañana los equipos que tengan capacidad para adaptarse a cualquier escenario será la norma: que nos sirva para disfrutar de un espacio amplio de trabajo en nuestra oficina, nos haga las veces de equipo idóneo para un viaje de trabajo y lo podamos utilizar como tableta mientras vemos la televisión.

Lenovo Pc Tecnología Portátiles ¿Me lo compro?