Es noticia
Menú
Este súper dice ser el más barato de España: lo logra copiando la receta de un millonario chino
  1. Tecnología
HAN LEVANTADO 2,6 MILLONES DE FINANCIACIÓN

Este súper dice ser el más barato de España: lo logra copiando la receta de un millonario chino

Buo es un sistema de compras colectivas para la cesta semanal que ya funciona en Barcelona y pronto en Madrid. La idea importa el modelo de Pinduoduo, que ha revolucionado el comercio 'online' de alimentos en China

Foto: Pasillo de un supermercado. (EFE/J.I. Roncorini)
Pasillo de un supermercado. (EFE/J.I. Roncorini)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Este viernes, millones de españoles sintieron una nueva punzada en el órgano más sensible del ser humano: la cartera. El Instituto Nacional de Estadística confirmó que la inflación en julio estuvo, un mes más, descabalgada, por encima del 10%. Es innegable cómo para muchos los lineales del supermercado se han convertido en un muro de las lamentaciones ante el que quejarse por el alza de los precios de los últimos meses. Con este panorama, decir que eres el súper más barato de España es como echarle un chuletón de kilo a una jauría de perros hambrientos: todos van a querer hincarle el diente. Esa es la carta de presentación de Buo, una 'startup' que lleva semanas funcionando en Barcelona y aterrizará, si nada se tuerce, este año en Madrid con un modelo que quiere darle una vuelta de calcetín a eso de hacer la compra 'online'.

¿Cómo pretenden hacerlo? Igual les suena eso de las compras colectivas, en que cientos o miles de particulares se unen para conseguir un mejor precio del que obtendrían comprando a un minorista cada uno por su cuenta. En España hemos visto operaciones de este tipo para rascar un descuento en cosas como la factura de electricidad e incluso carburantes de la mano de algunas organizaciones de consumidores.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño.

Ahora Buo quiere exportar eso a un terreno donde no se había visto aún, el de los supermercados. Para entender cómo llegan hasta aquí, hay que entender de dónde vienen los padres de la criatura, Borja Solé, Carlos Costa y Ruben Villar, fundadores de la 'startup' catalana Rounded Technologies. En 2020 pusieron en marcha una primera plataforma bautizada como Pulpo para permitir a los usuarios ahorrar en su tarifa de HBO o Netflix al 'emparejarlos' con otros usuarios interesados en la misma suscripción. Este proyecto consiguió recaudar hasta 600.000 euros de los inversores para impulsarla.

La idea suena perfecta sobre el papel, pero a la hora de la verdad no conseguía convertirse en un fenómeno de masas. "Nos dimos cuenta de que nos costaba mucho escalarlo por las particularidades que tiene ese negocio. Entonces, empezamos a preguntar a nuestros amigos en qué querían ahorrar", cuenta Carlos Costa a Teknautas. "Nos dijeron que querían recortar gastos en la factura de la luz y organizamos una compra colectiva con Holaluz, pero no terminó de cuajar. También nos dijeron que en combustible, pero el de los carburantes es un mercado complicado, con muy pocos márgenes", recuerda. "En general, nos decían que ahorrar en sus suministros diarios, y ahí decidimos intentarlo con la alimentación"

Costa explica que es un "paso natural", porque al final tienen "la tecnología para agrupar a la gente" a la hora de comprar o adquirir algo en la red. "Al final, el 'core' de nuestro negocio es el ahorro en sus múltiples formas", remata el cofundador. "Es el momento perfecto para poner en marcha algo así, teniendo en cuenta los tiempos que han venido tras el covid y con la inflación".

placeholder Los fundadores de Buo. (Cedida)
Los fundadores de Buo. (Cedida)

El funcionamiento para el usuario es sencillo. Se descarga la aplicación, se da de alta y se une a los grupos que le interesen. Ahí se encontrará con otros usuarios interesados en ese mismo producto y cuando alcanzan el límite establecido se realiza la operación. "A las empresas les interesa vender a volumen, pero tú o yo no queremos comprar 100 botes de Nutella de golpe. Esa es nuestra palanca, a través de la plataforma conseguimos que un particular pueda beneficiarse del precio ajustado de comprar a volumen", cuentan.

Costa explica que a día de hoy tienen ya cerca de 500 referencias en su catálogo. "Obviamente, habrá gente que se conecte y todavía no esté todo lo que busquen", remata. "Pero nuestros planes pasan por ir aumentando las posibilidades de la cesta de la compra. Incluso con frescos, que plantean ciertos retos con el tema de la refrigeración".

Empezaron con 'ahorros' en suscripciones de Netflix o HBO. Ahora, con alimentación

Desde Buo, insisten en marcar distancias con el 'quick commerce', ese negocio que está atravesando su peor momento en España con los ERE de Gorillas y GoPuff y los despidos y cierres de parte de sus tiendas en Getir. "Nuestro cliente no es el cliente que pide a las 12 de la noche tres cervezas. Son compras más planificadas. Un perfil bastante habitual que tenemos es gente de unos 40 años que compra cosas como pañales", remata Costa, que asegura que se pueden ahorrar más de 100 euros de media cada mes aprovechando estas compras conjuntas gracias a descuentos, que cifra hasta un 40% superiores a los de las cadenas tradicionales. De momento, no existe compra mínima.

Otra de las diferencias que marcan con las empresas que prometen entregar la compra en 10 minutos es que ellos no se ocupan del 'delivery'. "Hemos creado una red de puntos de entrega, para hacerlo sostenible. Llevar seis Coca-Colas a casa, no". De momento, en Barcelona (la ciudad donde han empezado) cuentan con medio centenar de locales donde los usuarios pueden recoger su pedido. Costa, Solé y Villar han recaudado ya otros dos millones de financiación para impulsar esta idea. Entre sus inversores están los fundadores de Glovo, que les ayudaron con las operaciones en su etapa inicial en la Ciudad Condal.

El modelo de Pinduoduo

Aunque en España el modelo de Buo es nuevo, no está haciendo más que importar una idea que ha triunfado en China y cuyo fundador ya es una de las mayores fortunas del país. "Estamos replicando el modelo de Pinduoduo, una empresa que llevamos años estudiando. Hemos visto que el modelo se ha replicado con éxito en Brasil o en países del sudeste asiático, pero hasta aquí no había llegado".

Pinduoduo es una empresa fundada en 2015 por Collin Hang, un extrabajador de empresas como Google o Microsoft, que al cumplir 40 años decidió lanzar su propia empresa de 'comercio electrónico'. Cinco años más tarde y gracias al aumento exponencial de la demanda producida por el coronavirus, este empresario se convirtió, según la revista 'Forbes', en la tercera fortuna de China, con un patrimonio estimado en 38.700 millones de dólares.

placeholder Colin Hang, fundador de Pinduoduo. (Reuters/Yin Linquid)
Colin Hang, fundador de Pinduoduo. (Reuters/Yin Linquid)

Tal ha sido su éxito durante la pandemia que la plataforma incluso ha llegado a superar en usuarios activos a Alibaba, el conocido como Amazon chino. Lo logró en el cierre de 2020, cuando aseguró que tenía 788 millones de cuentas activas frente a las 779 de que informó la empresa de Jack Ma. A pesar de eso, los márgenes del negocio de Pinduoduo parecen mucho menores que los de su rival. En el primer trimestre de este año, Alibaba cerró con 37.000 millones de facturación frente a los 4.000 de esta compañía. Hang, por cierto, se retiró del cargo para dedicarse a la filantropía e investigación hace meses y fue sustituido como presidente por el que hasta entonces había sido el CEO, Chen Lei.

Cuando un usuario busca un producto en Pinduoduo, que cotiza en el Nasdaq, puede comprarlo individualmente, pero también tiene la opción de unirse a grupos de compra o crear el suyo propio compartiendo el enlace para conseguir descuentos que pueden ser de hasta el 90%. Esto le ayudó a crecer en su mercado natal atrayendo riadas de usuarios, especialmente entre las clases con menor nivel adquisitivo, y hacer frente a la mencionada Alibaba como JD.com. Una de las ventajas, explican desde la propia compañía, es que los vendedores no tienen que ser grandes marcas, sino que cualquier pyme o particular puede participar en su modelo. A día de hoy, por ejemplo, se ha convertido en el mayor distribuidor agrícola del país, a pesar de que ya trabaja otros géneros y categorías.

Este viernes, millones de españoles sintieron una nueva punzada en el órgano más sensible del ser humano: la cartera. El Instituto Nacional de Estadística confirmó que la inflación en julio estuvo, un mes más, descabalgada, por encima del 10%. Es innegable cómo para muchos los lineales del supermercado se han convertido en un muro de las lamentaciones ante el que quejarse por el alza de los precios de los últimos meses. Con este panorama, decir que eres el súper más barato de España es como echarle un chuletón de kilo a una jauría de perros hambrientos: todos van a querer hincarle el diente. Esa es la carta de presentación de Buo, una 'startup' que lleva semanas funcionando en Barcelona y aterrizará, si nada se tuerce, este año en Madrid con un modelo que quiere darle una vuelta de calcetín a eso de hacer la compra 'online'.

Compras Inflación Supermercados
El redactor recomienda