Destrozar con un martillo la pantalla de un ordenador o un cristal, ya es posible en Ammán, Jordania. Es la nueva sala de la rabia en la que las personas acuden a desestresarse y desahogarse rompiendo cualquier tipo de objeto. Además, también pueden lazar vasos de cristal contra la pared y ponerle nombre a su "rabia" escribiendo en una pizarra los motivos del estrés que llevan acumulado. También hay hueco para las parejas, ya que pueden lanzarse objetos pero siempre con una pared de por medio. De esta forma, los participantes aseguran que se van a casa "relajados y muy felices"

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios