Un menor de dos años es rescatado milagrosamente tras caerse de un quinto piso en la provincia de Jiangsu, al este de China.

El niño se escapó de su casa por la ventana y se agarró al aparato del aire acondicionado hasta que cayó al suelo.

Los vecinos del edificio que se percataron en seguida de la tremenda travesura del pequeño, colocaron colchones en el suelo para amortiguar la caída.

Sin embargo, los reflejos de un vecino, fueron más que suficientes para atrapar al niño con sus manos mientras caída.

Tras comprobar que el pequeño estaba sano y salvo, la policía elogió el comportamiento desinteresado de su salvador, quien se lesionó un brazo al coger al niño.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios