Sepultados bajo los escombros, se intuye lo que queda del coche y la moto de Antonio. Sobre su garaje ha caído un camión de 15 toneladas cargado de arena. Cuando sus vecinos le avisaron, lo primero que pensó era que su madre se encontraba dentro de la vivienda.

Por suerte, en ese momento la casa estaba vacía. Era primera hora de la mañana cuando el camión que intentaba subir por esta pronunciada cuesta del Camino de los Almendrales, en Málaga, perdía el control y acaba empotrado en la vivienda.

Han necesitado dos grúas para sacarlo. Tras su paso se apreciaban los importantes daños materiales que ha dejado el siniestro y que, incluso, ha afectado a la estructura de la propiedad.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios