ENTIDADES COMO SABADELL SUBEN UN 14%

La subida de tipos 'encubierta' del BCE y el IRPH disparan el valor de la banca

Los analistas ven la reactivación de estímulos del BCE, tomados en su conjunto, como positiva para los bancos y se han lanzado a comprar: su valor de mercado sube 11.000M en la semana

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi. Foto: Reuters.
El presidente del BCE, Mario Draghi. Foto: Reuters.
Adelantado en

El comportamiento de los bancos en bolsa esta semana ha vuelto a poner de manifiesto dos cuestiones fundamentales: el mantra de compra con el rumor y vende con la noticia funciona casi siempre y el diablo está en los detalles. Tanto con la opinión del Abogado General de la UE sobre el caso del IRPH como con la reactivación de los estímulos monetarios por parte del Banco Central Europeo, los bancos reaccionaron primero a la baja y luego, tras una lectura más sosegada, invirtieron la tendencia y cerraron fuertemente al alza.

Con todo, las entidades bancarias del Ibex 35 han cerrado esta semana bursátil con subidas acumuladas del 9%, con algunos, como Banco Sabadell, subiendo un 14,14% en cinco días. Esto ha llevado a los seis bancos a cerrar con una capitalización bursátil conjunta de 136.000 millones de euros, 11.000 millones por encima de la del viernes de la semana pasada.

La subida más fuerte se produjo después de la reunión del BCE. Cuando no se habían cumplido las dos de la tarde del jueves, el sector financiero español reaccionaba con una caída a plomo al comunicado de la institución, en el que anunciaba un nuevo recorte de la facilidad de depósito de 10 puntos básicos hasta el -0,50%. Se trataba de la primera rebaja que hacía desde que en marzo de 2016 dejó los tipos de interés que aplica al dinero que dejan las entidades europeas a su recaudo en el -0,40%.

No eran buenas noticias para la ya maltrecha cuenta de resultados de todo un sector, que viene sufriendo en sus márgenes los estragos de una década de tipos cero o negativos. Sin embargo, Mario Draghi no da puntada sin hilo y en su penúltima reunión al frente de una histórica presidencia de la institución europea ha decidido salir por la puerta grande. Y es que la rebaja de tipos del jueves es en realidad es un trampantojo de una subida encubierta de los mismos y, una vez saboreado el plato, los inversores se han dado cuenta del engaño.

La exención por jerarquía

La clave está en la introducción del 'tiering' (jerarquización) con un múltiplo de 6 veces aplicado al exceso de liquidez que ayudará a las entidades, en tanto que alrededor de 800.000 millones de euros en depósitos quedaran exentos de la nueva facilidad de préstamo al -0,50%, lo que puede ahorrar a los bancos de la Eurozona 4.000 millones de euros.

“Lo que ha hecho el BCE realmente es subir los tipos de interés y esto les da a los bancos un balón de oxígeno para que no se descapitalicen”, ha asegurado Pedro Pablo García, director de Asset Allocation de Mutua Activos durante la última Round Table de Cotizalia, que cumple su XXIV edición y cuyas claves se publicarán el próximo martes en El Confidencial. “La prueba es que el euríbor se está viendo presionado al alza y los bancos han reaccionado con fuertes subidas”.

Los bancos españoles son, junto a los italianos, los principales usuarios de los TLRTOS, con 300.000 millones en conjunto, que acaparan el 92% del total del TLTRO II. Por este motivo, aunque la caída de las expectativas de ingresos para los bancos europeos no se detendrá, el mercado sospecha que debería disminuir gracias a estas medidas de “inmunización” aprobadas por el BCE para compensar el recorte de la tasa de depósito.

Así, según las estimaciones de los analistas de Bloomberg Intelligence, “suponiendo un exceso de reservas de 1,8 billones de euros, un cargo de 50 puntos básicos habría aumentado el daño en 2.000 millones de euros, hasta un total de 9.000 millones de euros para los bancos europeos”, explican en su último análisis del sector bancario del continente. Sin embargo, con las nuevas reglas de 'tiering' estiman que “aproximadamente la mitad de ese exceso de liquidez estará exenta de las tasas de depósito negativas” y esto, junto con una mayor aceptación de una implementación del TLTRO III, la carga real para los bancos puede caer desde los 7.000 millones de euros al año que sufrían hasta ahora, a menos de 4.000 millones de euros anuales.

Fuertes rebotes en bolsa

Buenas noticias, por tanto, para los bancos que se han trasladado a su cotización en bolsa. Y es que en definitiva, lo que ha hecho Draghi -y lo ha hecho en contra de la postura de los halcones del BCE- ha sido dar una de cal al sector para frenar su descapitalización, en tanto que, como afirmó durante su comparecencia, son transmisores de las políticas monetarias del regulador y no se les puede estar constantemente atacando.

A esto hay que sumar que el mercado había descontado una mayor bajada de los tipos de interés de la que ha sido, con lo que los inversores que se habían quedado en la retaguardia han entrado de lleno. El viernes, Caixabank y Sabadell se dispararon al cierre un 7,3% y un 7,9% respectivamente, mientras que Bankinter sumó un 3,6%; Bankia, un 3,7%; BBVA, un 2,9% y Santander, un 2,5%.

El caso del IRPH fue similar, si bien afectó sobre todo a las entidades más expuestas, como Caixabank, Sabadell y Bankia. El Abogado General de la UE debía responder a dos preguntas: si el índice IRPH puede ser abusivo y bajo qué condiciones. A la primera dijo que sí y a la segunda respondió con unos requisitos de transparencia relativamente laxos.

Lo primero fue recibido con alegría por los clientes y con duros retrocesos bursátiles en el mercado. Lo segundo, que solo se podía detectar una vez leída con detenimiento la conclusión del Abogado General, provocó la euforia de los bancos y los inversores, que se lanzaron a comprar acciones y revirtieron las pérdidas para convertirlas en números verdes.

La banca ha sido el sector más castigado del verano. Tanto es así que desde el 15 de julio, antes del inicio de presentaciones de resultados semestrales, hasta el viernes de la semana pasada, los bancos del Ibex 35 había caído de media un 19%. Un castigo que es más doloroso en el caso de los medianos si se atiende al YTD, con desplomes del 29% en el caso de Bankia, el 25% para Caixabank y entre un 13,5% y un 15% para Bankinter y Sabadell.

La opinión de los inversores

Ahora, los inversores se debaten entre un rebote dentro de la espiral bajista que arrastra al sector y una oportunidad para entrar si la caída en V del jueves marcó por fin su suelo. En este sentido, mientras que Marc Garrigasait, gestor de Koala Capital, explicaba a Cotizalia que “esto es un rebote desde unas valoraciones muy bajas casi no tengo duda", pero apostillaba que "si va a durar una semana o dos meses eso ya no lo sé", Jose Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, defendía que “los bancos ofrecen rentabilidades obscenas” y defiende que es uno de los sectores por los que hay que apostar a partir de ahora.

Sea como fuere, está claro que el BCE ha marcado un punto de inflexión respecto a su postura sobre los bancos y, aunque Draghi les instó a enfocarse más en los costes y en la tecnología para elevar su rentabilidad, el mensaje que ha lanzado es que desde la institución van a velar por paliar los efectos adversos de unas políticas hiperexpansivas que van a quedarse todavía un largo periodo de tiempo, y así lo ha recogido el mercado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios