La banca española apurará la nueva barra libre del BCE para ganar más de 800 millones
  1. Empresas
ronda inaugural del tltro II

La banca española apurará la nueva barra libre del BCE para ganar más de 800 millones

El BCE estrena este miércoles su nuevo programa de financiación bancaria. Esta vez no sólo ofrecerá dinero a largo plazo, sino que incluso pagará intereses a las entidades

placeholder Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi./REUTERS
El presidente del BCE, Mario Draghi./REUTERS

La banca española va a apurar al máximo el nuevo y ventajoso programade financiación a largo plazo que el Banco Central Europeo (BCE) estrena esta semana. Con esta iniciativa, que responde a las siglas en inglés TLTRO II, la institución presidida por Mario Draghi no sólo ofrecerá a las entidades privadas europeas otro cauce donde obtener recursos abundantes,baratos y a muy largo plazo -cuatro años-, sino que incluso terminará pagando intereses a los bancos que utilicen este dinero para reactivar el crédito al sector privado. De hecho, las entidades españolas aspiran a recibir más de 800 millones de euros si, como parece, se vuelcan en esta nueva ronda de liquidez y la traducen en más préstamos.

La propuesta del BCE es clara: las entidades le pueden pedir una cantidad máxima equivalente al30% de los préstamos al sector privado, exceptuando los créditos hipotecarios, que tuvieran a 31 de enero de 2016, menos el dinero que acumulen de otras operaciones de financiación a largo plazo que el BCE realizó en 2014 (TLTROI).Este requisito conduce a que, con las cuatro rondas trimestrales con las que quiere desplegar elTLTRO II entre junio de 2016 y marzo de 2017,el BCE podría inyectar hasta 1,7 billones de euros, según los cálculos del think tank Bruegel. De este volumen, a los bancos españoles les corresponderían 208.000 millones.

El BCE se compromete a pagar intereses a los bancos como incentivo para que hagan lo que, en realidad, representa la esencia de su negocio: prestar dinero

A partir de ahí, el BCE define otra condición: si entre febrero de 2016 y enero de 2018los bancos elevan su volumen de créditos en un 2,5% sobre el nivel de partida que les asignará el BCE, la entidad presidida por Mario Draghi les pagará un interés, que se calculará por la diferencia entre el tipo oficial y el de depósito. Como el primero está ahora en el 0% y el segundo se encuentra en el -0,40%, en estos momentos les pagaría un 0,40%.En el caso de los bancos españoles, hacerse con el máximo -208.000 millones- y cumplir la condición de elevar el crédito a los hogares y las empresas podría traducirse en unos ingresos de 832 millones de euros. O lo que es lo mismo, el BCE no sólo está dispuesto a pagarles -a ellos y a todos los bancos europeos-, sino que se ofrecerá a hacerlo por algo que a su vez generará más ingresos para los bancos y que representa la base de su negocio: prestar.

La duda: ahora o en varias fases

Asumiendo esta premisa, y lo difícil que se ha puesto el negocio bancario precisamente por los bajos tipos dictados por el BCE, las entidades españolas no están dispuestas a dejar pasar la ocasión. Fuentes del sector aseguran que "los bancos españoles se van a volcar", puesto que este programa aber la puerta a unos futuros ingresos que pueden contrarrestar los efectos que generan los tipos de interés negativos, la presión regulatoria y la llegada de nuevos competidores tecnológicos.

Sólo hay una duda: si lo harán desde el principio, con la ronda inaugural estaba convocada para este miércoles -puede hacer sus peticiones hasta la mañana del jueves-y cuyo resultado desvelará el BCE esteviernes, o si irán repartiendo sus peticiones en las cuatro subastas que se celebrarán en junio, septiembre ydiciembre de 2016 y marzo de 2017. Fuentes financieras aseguran que Bankia o Banco Sabadell, por ejemplo, refinanciarán el dinero del TLTRO I y habrán pedidocada una en torno a 11.000 millones de euros. En el caso deotras entidades, en cambio, no está tan claro si se volcarán en esta primera operación o si esperarán a las siguientes, aunque la sensación general que traslada el sector es que "es una buena oportunidad y conviene aprovecharla".

Haciendo hueco

Previendo la llegada de esta primera ronda del TLTRO II, las entidades europeas aceleraron la devolución anticipada del dinero recibido con las operaciones del TLTRO. En particular, ya han comunicado que devolverán 368.000 millones de euros el 29 de junio. En el mercado, este movimiento se interpreta como un anticipo de las intenciones que tienen las entidades, cuya demanda conjunta en esta primera ronda del TLTRO II se estima entre los 400.000 y los 550.000 millones de euros. La previsión media recogida por Bloommberg se sitúa en los 420.000 millones.

Los bancos, por tanto, van a aprovechar fundamentalmente el arranque del TLTRO II para refinanciar el dinero del TLTRO I a unas condiciones más ventajosas que, en última instancia, incluso pueden traducirse en cobrar intereses si se aumenta el crédito. Una de las clavesdel éxito o fracaso de esta maniobra anunciada por Draghi el pasado 10 de marzo residirá en si los bancos sólo refinancian ese dinero, en cuyo caso el BCE no estaría creando dinero nuevo, o si se envalentonan y piden cantidades mayores, supuesto en el que sí estaría creando dinero y generando la expectación de que en efecto las entidades están dispuestas a filtrarlo en forma de más crédito. Si se alcanzan esos 420.000 millones, la primera ronda se saldaría con una creación neta de 50.000 millones de euros.

La clave residirá en si la banca se limita a refinanciar el dinero del TLTRO I o en si pide más dinero nuevo al BCE. ¿El problema? Que ya sobra mucha liquidez

En este sentido, otro matiz fundamental radica en que a las entidades no les falta dinero. Todo lo contrario: le sobra. Los datos ofrecidos por el BCE muestran que el exceso de liquidez existente en la Eurozona supera los 800.000 millones de euros.

El TLTRO II representa el tercer programa de financiación bancaria a muy largo plazo que el BCE lanza bajo la batuta de Draghi. Entre finales de 2011 y comienzos de 2012 suministró a la banca un billón de euros en dos rondas de préstamos a tres años, que respondían a las siglas LTRO. Como las entidades dedicaron buena parte de este dinero a invertirlo en deuda pública, en vez de a reactivar el crédito al sector privado, en 2014 volvió a la carga con otro programa de financiación a largo plazo, pero esta vez condicionada a que el dinero se emplear para dar crédito a las empresas y los hogares y bajo las siglas TLTRO. Mediante las siete rondas que ha llevado a cabo con este programa ha inyectado más de 400.000 millones de euros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mario Draghi Banco Central Europeo (BCE) Banca Eurozona Créditos
El redactor recomienda