maneja una red mundial de trapicheos

Jordi Pujol Jr.: las claves que le llevan a la cárcel por "delincuente y mentiroso"

La primera pieza del castillo de los Pujol Ferrusola ha caído. El primogénito, el 'hereu', ya está en Soto del Real sin fianza

Foto: Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)

Delincuente y mentiroso. Así se califica a Jordi Pujol Ferrusola en los documentos judiciales que ahora le han llevado a prisión sin fianza. El 'modus operandi' no puede ser más corrupto. El ‘dinamizador económico’, como a él le gusta calificarse, es, en realidad, un ‘tiburón’ de los negocios que se come a sus rivales. Es impetuoso, provocador, marrullero y pretencioso. Una joya, vamos. Fue el perfecto cocinero que ensambló a la perfección los intereses crematísticos de su bolsillo y los avatares de la política, miembro de una saga que dominó la economía y la política de la comunidad durante las últimas décadas. Y de tanto caminar por el filo de la navaja, acabó cortándose. Tras años de hacer la ‘cobra’ a la cárcel, acabó entre rejas, acusado por miles de documentos comprometedores. Ayer cayó el principal ‘tiburón’ catalán de los negocios a la carta. Cayó el principal símbolo de la corrupción. El hijo mayor de los Pujol Ferrusola. Estas son las claves de su llegada a Soto del Real.

Mentir en sede judicial

“Desde que comenzaron las investigaciones en torno a su persona, ha venido realizando un progresivo proceso de descapitalización de todos los activos patrimoniales y financieros que se le podían atribuir –dice uno de los autos que el juez José de la Mata ha redactado-. Faltando claramente a la verdad en sus declaraciones en sede judicial, donde negó tener cuentas en varios lugares que la documentación ha demostrado que sí tenía, realizó una clara operación de blanqueo para alzar bienes del alcance de la justicia, comprando una ‘shell company’ en Panamá, traspasando todos sus saldos a ésta en Andorra para luego transferir todo el dinero (2.435.000 euros) a México. Justificó esta operación mediante la devolución de un préstamo más los intereses, habiendo aportado en Andorra unos documentos que, sin embargo, estaban desfasados temporalmente respecto a los términos del supuesto préstamo, y faltando por contemplar dónde se invirtieron los 6 millones de euros que le prestó el ciudadano mexicano Bernardo Domínguez Moreno”.

Jordi Pujol Jr.: las claves que le llevan a la cárcel por "delincuente y mentiroso"

Ésta es sólo una de las operaciones realizadas por Jordi Pujol Ferrusola merecedora de ser investigada. El juez, en sus autos, es contundente: Pujol Júnior “habría descapitalizado gran parte de sus sociedades derivando parte del patrimonio de la misma a su mujer, que constituyó Iriguem 2012, estimando que tuvo carácter espurio dado que algunos cheques librados en pago no se llegaron a compensar”. Así, trataba de camuflar un casoplón en el mejor barrio de Barcelona que vale más de 6 millones de euros. Además, en 2014, “inmerso en pleno procedimiento judicial, donó a su hija Núria 558.000 euros que ésta utilizó para comprar el único bien inmueble propiedad de Iniciatives Marketing i Inversions (Imisa), la sede de la calle Ganduxer”. Esta empresa es la principal compañía con la que opera Pujol Júnior. Y resulta que la única propiedad de la compañía la compra la hija del jefe… con el dinero de su padre, claro.

Dinero que "desaparece" de sus empresas

Pero no es sólo eso: de sus empresas han ‘desaparecido’ ingentes cantidades de dinero. En un primer informe realizado a finales de 2016, la UDEF cuantificaba en 14,6 millones de euros el dinero que presuntamente había escamoteado el primogénito de los Pujol desde el inicio de la causa en su contra. En un último informe fechado hace escasas semanas, esa cifra llega ya a casi 30 millones de euros, entre los que se encuadrarían grandes partidas dinerarias de empresas bajo su control que habrían enviado remesas a otras sociedades ubicadas en México o en paraísos fiscales. Según algunas fuentes, parte de su patrimonio oculto se encontraría ahora en algún paraíso fiscal del Pacífico.

Comisionista de la Generalitat

¿Y cómo ha hecho su fortuna el avispado ‘dinamizador económico’? Según los informes policiales, Pujol Júnior ha estado cobrando comisiones de empresas constructoras con importantes adjudicaciones de la Generalitat. Esos cobros provienen ya de los años 90, cuando su padre, Jordi Pujol i Soley, era el todopoderoso ‘president’. Entre las compañías que le pagaban se encontraban Emte, FCC, Copisa, Isolux o el grupo de Gustavo Buesa. Ya lo dice el auto de prisión: jamás se aportó el más leve indicio que justificase los millones de euros que esas compañías le pagaban por supuestos trabajos de asesoramiento o consultoría.

Cuando el 21 de octubre de 2015 el exconsejero delegado de Copisa, Xavier Tauler, fue detenido en el marco del ‘caso 3%’, en su domicilio particular los agentes encontraron “una tabla en la que figuran varias mercantiles beneficiarias de contratos de construcción de obras civiles entre las que se encuentra Copisa que conseguirían la adjudicación de obras a través de la intermediación de dos empresas propiedad de Jordi Pujol Ferrusola (Imisa y Project Marketing Cat), circunstancia por la que esta última facturaría a la primera en concepto de asesoramiento e intermediación una cantidad que oscila entre el 1,5 y el 3% del total de la obra”.

Asimismo, se encontró un manuscrito “en el que se hace referencia a la posible mecánica operacional para la firma de los contratos mercantiles, según la cual un individuo llamado JPF (a juicio de los investigadores, Jordi Pujol Ferrusola), se pondría en contacto con Tauler para conocer la existencia o no de interés por su parte para el cierre de operaciones. Si la operación era del ámbito comercial de Tauler, él la estudiaba y se ponía en contacto con determinadas personas, mientras que si no lo era, Tauler dirigía a Pujol Ferrusola con el responsable del área en cuestión, que bien a través del propio Tauler o directamente, cerraban la operación”. Tauler y Pujol eran amigos desde la infancia, ya que ambos pasaban juntos los veranos en la localidad de Premià de Dalt.

Pero además, hacía otros negocios por su cuenta, al margen de las comisiones que cobraba a las adjudicatarias de obra pública: compró el equipo de rugby Perpignan USAP y lo mantenía gracias a un convenio con TV3 impuesto por su padre ‘president’. Así, los catalanes pagaron durante años a un equipo de rugby francés mientras la Santboiana, uno de los mejores clubes de este deporte, se moría de hambre cerca de las instalaciones de la televisión autonómica. También compró la compañía Ambulancias San Patricio, hizo que su padre ‘president’ le concediese la adjudicación del servicio público de ambulancias en tres comarcas de la provincia de Tarragona y vendió la empresa unos meses más tarde con unas plusvalías del 300%.

Esconder el dinero

En el extranjero, los Pujol, tras saberse investigados, comenzaron a canalizar sus activos a través de firmas de Panamá y Belice. Pero desde México, Júnior diversificaba sus inversiones en toda Centroamérica y los Estados Unidos, donde tiene importantes negocios relacionados con la distribución de café. En concreto, se hizo con importantes paquetes accionariales de Tabacos Nicarao y de Deschiss, la principal distribuidora mexicana de café en los EEUU, en la que llegó a tener el 4% del capital y en la que invirtió, al menos, 1,5 millones de dólares.

En Europa, Pujol Ferrusola se sirvió de una red de empresas (Bandtridge Holdings Ltd, de Reino Unido, Bantridge States Inc, con sede en Estados Unidos, y Bantridge Stablishment, con sede en Liechtenstein), para mover dinero. Según uno de los informes policiales, las empresas de Pujol Imisa y Project Marketing Cat utilizaban a esas sociedades para “repatriar y blanquear los capitales fuera de España, percibidos con ocasión de las comisiones ilegales generadas y cobradas a sociedades como FCC y Emte, que son las compañías que hasta la fecha se ha averiguado han pagado mediante transferencias de divisas dinero a esa empresa [se refiere a Bantridge Holdings], justificándolo mediante la emisión de facturas falsas en España”.

También se investigan pagos millonarios de Pujol Júnior a empresas argentinas para hacerse con Puerto Rosario. El ‘dinamizador económico’ pagó en 2005 desde Andorra más de 4,4 millones de euros a una cuenta Suiza (que luego hizo llegar el dinero a Argentina) y otro millón de euros a una cuenta de Uruguay que estaba a nombre de la sociedad argentina Villa Hermosa.

Inmuebles en Croacia y casinos en Cataluña

En Croacia, los Pujol invirtieron en operaciones inmobiliarias junto a la familia Suqué y otros empresarios (entre ellos, Francesc Robert, gran amigo andorrano de Pujol Ferrusola y exdirector de la TV andorrana, que también participó en la compra del Perpignan USAP), lo que podría comportar una operación de blanqueo de capitales a gran nivel. Artur Suqué es el propietario de Inverama, la empresa que controla los casinos de Cataluña. Hasta hace poco, Inverama era la propietaria de todos los casinos catalanes por obra y gracia del ‘president’ Jordi Pujol. Actualmente sólo hay un único casino que no pertenece a esta familia. Según uno de los informes que manejaban los investigadores, los Pujol tienen, bajo mano, el 15% del negocio del juego de Cataluña.

Jordi Pujol Jr.: las claves que le llevan a la cárcel por "delincuente y mentiroso"

Pujol Ferrusola también controla la sociedad Kvadrat Grandja, con sede en Dubrovnik, también dedicada a negocios inmobiliarios o, como consta en el registro croata, “construcción general de edificios”. En Kvadrat, coincidía con su exmujer, Mercè Gironès; con Carmen Mateu, esposa de Artur Suqué, el propietario de los casinos; con Lluís Badia, exdirector del Puerto de Tarragona (a quien había embarcado también en la aventura de la compra de Puerto Rosario, en Argentina); con María Cinta Iriarte; y con José María Huguet, con negocios de construcción en el área de Tarragona. Para hacer llegar el dinero a la inmobiliaria, se valían de la sociedad Angel Business & Financial Corporation (controlada por Francesc Robert, aunque no era socio) y por otras instrumentales en el país adriático, Kvadrat Doo o Sandarevo. Todo ello, según los informes policiales, “arrojan indudablemente suspicacias de la existencia de delitos subyacentes”.

Una red mundial de trapicheo

También está bajo sospecha la sociedad dominicana Documento on Time, en la que también tiene intereses el empresario Xavier Plana Bassols, titular de una cuenta en Andorra y que ocupó puestos de responsabilidad en la compañía La Seda de Barcelona (en la que, por supuesto, coincidió con Jordi Pujol Ferrusola y que fue, durante una década, una especie de retiro dorado para los altos dirigentes de Convergència). Asimismo, se investiga el desvío de dinero a las sociedades Niles Spring Corporation, de Miami (a la que transfirió 200.000 dólares) y la compañía Avanti Alliance, a la que desvió casi 300.000 dólares en dinero negro y 1.131.131 euros procedentes de España. A través de esta compañía, realizó inversiones en los Estados Unidos desde el año 2010.

En México, se investigan sus inversiones en Casa de Cambio Monex, un negocio puesto en marcha hace más de una década. Además, se sospecha de otras inversiones en el juego a través de Comercializadora Grupo Kaklaab, “que pueden ligarse a la inversión en el negocio de los casinos con un socio, Carlos Riva Palacio Magaña, que además tenía cuentas en Andorra, intercambiando traspasos con Jordi Pujol Ferrusola”.

Júnior podría haber utilizado al menos a otras nueve compañías que operan alrededor del mundo (Dart Engineering Ltd, Formica Ltd, Lesire Corp, Safety Assets Corp, Parador Investimentos e Servicios LTS, Ipromar Ocean, Ahaner Investments Ltd, Hutton Overseas y Conter Securities Bayrose Investments) y que le habrían ayudado a camuflar los 30 millones de euros que ha movido desde que se conocía la investigación sobre sus negocios. Los investigadores han detectado “movimientos ingentes de salida de dinero a muchas jurisdicciones, destacando aquéllas que son o han sido consideradas como paraíso fiscal, o en su defecto territorio off-shore como Panamá, Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo, Uruguay, Islas Vírgenes Británicas, etcétera”.

Uno de los informes realizados relata que tenía un fiduciario en Londres que le montó la estructura de las sociedades Bandtridge, Herbert Arthur Rainford, pero “habría contratado los servicios de otros profesionales fiduciarios para que manejasen sus capitales en todo el mundo, como es el ciudadano suizo Charles de Bavier”. Éste, por ejemplo, le buscó inversiones en Dinamarca y Jordania, además de variados negocios al otro lado del Atlántico.

Guerra sucia contra la investigación

En la actualidad, algunas compañías vinculadas a Jordi Pujol Ferrusola han estado moviendo dinero de unos paraísos fiscales a otros. Esas empresas, juntamente con otras vinculadas a destacados independentistas catalanes, han pagado, al parecer, onerosas investigaciones para intentar viciar el sumario de los Pujol. Fuentes bien informadas apuntan a El Confidencial que, en total, podrían haber pagado 5,5 millones de euros en informes para desacreditar las investigaciones realizadas hasta ahora y acumular, al mismo tiempo, informaciones sensibles con las que amenazar al Estado español.

Las fuentes señalan, asimismo, que ahora se investigan movimientos de dinero en Paraguay, donde al parecer algunas de esas compañías tienen cuentas y desde las que pagan en la actualidad servicios de investigación en una especie de ‘guerra sucia’ que mantienen, a caballo entre los intereses personales y la política. Ahora, después de que Jordi Pujol Ferrusola haya sido enviado a la cárcel sin fianza, comienza una nueva historia: el clan Pujol ya no se siente intocable y el patriarca ya no preguntará: "¿La UDEF' ¿Y qué coño es la UDEF?"

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios