El goloso 'regalo de divorcio' del hijo de Pujol a su exmujer para comprar su silencio
  1. España
  2. Cataluña
UN 'PELOTAZO' DE 4,8 MILLONES DE EUROS

El goloso 'regalo de divorcio' del hijo de Pujol a su exmujer para comprar su silencio

Pujol Júnior pagó a su esposa con un terreno rústico que apenas tenía valor y un mes antes de su recalificación, su ex lo vendió y ganó el 2.215,71%

Foto: El goloso 'regalo de divorcio' del hijo de Pujol a su exmujer para comprar su silencio
El goloso 'regalo de divorcio' del hijo de Pujol a su exmujer para comprar su silencio

El divorcio nunca es agradable, aunque a veces ese trámite puede endulzarse con un buen acuerdo entre las partes. Eso es lo que hicieron Jordi Pujol Ferrusola y su esposa, Mercè Gironès, a comienzos de este siglo. Las relaciones entre ambos estaban prácticamente rotas y el clan Pujol controlaba negocios multimillonarios en Cataluña (y fuera). Corría el año 2000 cuando el avispado hijo mayor del presidente de la Generalitat viajaba a Andorra y abría una cuenta con 307 millones de pesetas. Según el gestor bancario, Josep Maria Pallerola, Pujol Ferrusola, alias 'Júnior', le entregó también un papel manuscrito del entonces presidente catalán, Jordi Pujol i Soley, en el que afirmaba que el dinero era de este. El 4 de mayo de 2001, Pujol i Soley se reconocía en otro documento como propietario de la cuenta 63.810 y establecía que “en el caso de mi defunción, todo lo que haya en la mencionada cuenta tiene que pasar a la señora Marta Ferrusola Lladós”.

El propio Pallerola reconocía que todo podía deberse a una treta (también lo reconocieron así los miembros de la familia ante el juez) para ocultar ese dinero a Mercè Gironès, empeñada en no romper su matrimonio sin recibir una compensación. Fuentes que vivieron de cerca los episodios de amor/odio de la pareja relataron a este diario que “ella le pedía una fuerte suma de dinero, pero los Pujol no estaban dispuestos a dársela. En alguna ocasión, incluso había corrido la voz de que pensaba acudir a la prensa con detalles de los negocios de la familia”. Y como Mercè sabía que su exmarido manejaba cantidades millonarias en paraísos fiscales, los Pujol trataban de escamotearle su dinero.

Fuentes que vivieron de cerca los hechos relatan que ella le pedía "una fuerte suma de dinero", pero los Pujol "no estaban dispuestos a dársela"

Otras fuentes conocedoras del caso señalan a El Confidencial que por aquellas épocas eran frecuentes “las peleas y dramas a la italiana. Júnior sabía que tenía que resolver ese problema, pero también sabía que Mercè no estaba por traicionarle. Lo que tenía claro era que acabaría llegando a un acuerdo económico con ella, aunque no tenía prisa. Su exmujer le exigía una parte económica y el derecho de uso de una serie de bienes y, al final, Jordi accedió a un acuerdo, pero exigió un plan de aplicación del mismo y diseñó un sistema de pago para no dejar en evidencia sus negocios”.

Así fue como dio con el modo de compensar a su ex con una propina millonaria para que no armase más ruido: en el año 2002, adquirió dos terrenos en lo que se conocía como la milla de oro de la localidad costera de Palamós, en la Costa Brava, por 217.000 euros. Al menos esa era la cantidad que aparecía en las escrituras. Las fuentes citadas aseguran que la cantidad pagada fue, al parecer, más elevada.

Recalificación del terreno

Lo cierto, sin embargo, es que Mercè Gironès firmó un contrato privado de opción de compra con la compañía Aglomerats Girona el 4 de octubre de 2005, es decir, tres años después de la compra. Pero el precio se había disparado… oficialmente: la operación ascendía a 4.808.096,58 euros. Un ‘pelotazo’ en toda regla. El 26 de julio de2006, se firmó la venta definitiva y las tierras dejaban de estar en manos de la ex. Aglomerats Girona lo incorporó a la sociedad Promopalamós, controlada por el grupo Copisa. El representante de las dos compañías implicadas,David Ruiz, reconoció ante la UDEF que estas sociedades estaban “interesadas en comprar un terreno en el Triángulo de Oro de Palamós. Los terrenos todavía no se habían calificado, se decidió hacer una opción de compra y finalmente se firmó esta en octubre. En el mes de noviembre, el Ayuntamiento de Palamós aprueba provisionalmente el plan”. En resumidas cuentas: Pujol Júnior pagó a su esposa con un terreno rústico que apenas tenía valor y un mes antes de su recalificación, su ex lo vende y gana el 2.215,71%. El desamor, una vez más, parece ser más caro que el amor.

Mercè Gironés tuvo conocimiento de que el precio de su terreno se había pagado por debajo del precio de otro terreno e incluso llegó a protestar por ello

Lo cierto es que el precio de venta no estaba hinchado. El metro cuadrado se había pagado a 525 euros. Un terreno adyacente se vendió a mediados de 2006, unos días antes de la operación de Mercè Gironès, a un precio de 656 euros por metro cuadrado. Y otra parcela, a 529 euros el metro cuadrado, según las escrituras que obran en poder de la UDEF, a las que ha tenido acceso este diario. Es más, según una de las fuentes consultadas, Mercè Gironès tuvo conocimiento de que el precio de su terreno se había pagado por debajo del precio de otro terreno e incluso llegó a protestar por ello. “Se pilló un rebote de narices, porque pensaba que la habían toreado. Y a punto estuvo de reclamar por vía formal un aumento del precio de venta”, señala esta fuente. A este respecto, no deja de ser curioso que el grupo Copisa pagase en total más de 5,3 millones de euros (durante unos tres años) a la compañía Project Marketing Cat, propiedad de Jordi Pujol Ferrusola, sin “aparente contraprestación”, según recoge un auto del juez Ruz.

Pero no hay que olvidar que Júnior era íntimo amigo del director general de Copisa, Xavier Tauler, apodado 'El Seco', con quien había trabado amistad desde que en la adolescencia compartiesen colonias de verano. Tauler fue también quien le ayudó a esconder su flotilla de coches de lujo, acogiéndolos en una nave de la propia Copisa.

Tras el regalo de los terrenos a su ya exesposa, el hijo del presidente catalán sondeó el mercado para que alguna 'empresa amiga' se los comprase

Fuentes conocedoras de los intríngulis de la operación señalan a El Confidencial que, tras el regalo de los terrenos a su ya exesposa, el hijo del presidente catalán sondeó el mercado para que alguna ‘empresa amiga’ se los comprase. Según manifestaron esas fuentes a este diario, llamó a la puerta de FCC y de Isolux, con las que también mantenía fuertes vínculos (ambas, al igual que hacía Tauler, le pagaban cantidades millonarias por supuestos asesoramientos de los que no ha quedado ninguna constancia; de ahí que los investigadores sospechen que lo que realmente se pagaban eran comisiones a cambio de obtener contratos públicos). Al final, fue la compañía del amigo de la adolescencia la que le echó un cable y Jordi Pujol Ferrusola pudo calmar el furor de su exmujer haciéndole una oferta que no pudo rechazar.

UDEF Familia Pujol-Ferrusola Marta Ferrusola Copisa Divorcio
El redactor recomienda