Dos agendas y un ‘garganta profunda’ arrinconan a los Pujol y señalan a Artur Mas
  1. España
  2. Cataluña
con REUNIONES DE CONSTRUCTORES Y POLÍTICOS

Dos agendas y un ‘garganta profunda’ arrinconan a los Pujol y señalan a Artur Mas

Están repletas de información, con reuniones entre políticos y constructores y en más de una de esas citas sale el actual 'president'. La UDEF trabaja con ellas tras requisarlas en los últimos registros

Foto: Dos agendas y un ‘garganta profunda’ arrinconan a los Pujol y señalan a Artur Mas
Dos agendas y un ‘garganta profunda’ arrinconan a los Pujol y señalan a Artur Mas

Dos agendas repletas de información y un 'garganta profunda' son las principales bases de la Policía para cercar a la familia Pujol, según ha podido saber El Confidencial de fuentes solventes. Las dos agendas fueron encontradas en unode los domicilios recientemente registrados por orden del juez de El Vendrell Josep Bosch. En ellas, se detallan reuniones de empresarios con políticos de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) desde el año 2010 en adelante.

Algunas fuentes sitúan las agendas en casa del consejero delegado de Copisa, Xavier Tauler, uno de los empresarios bajo sospecha y amigo íntimo de Jordi Pujol Ferrusola. En ellas, figuran días y horas en que se reunía con otros empresarios y con políticos. En algunos casos, se anota también el motivo de las reuniones (por ejemplo, hablar de una obra determinada) y luego se especifican las reuniones del empresario con socios para darles cuenta del resultado de sus conversaciones.

Fuentes cercanas a las investigaciones señalaron a este diario que constan algunas reuniones con el propio Artur Mas y con Germà Gordó. En aquel tiempo, Gordó era el gerente de Convergència y de la Fundación CatDem, que depende de este partido. Sin embargo, no constan reuniones con Daniel Osàcar, tesorero, aunque sí con su sucesor, Albert Viloca, actualmente encarcelado. “Hay mucho material porque el ejecutivo lo anotaba todo y lo guardaba”, señalan a El Confidencial fuentes cercanas al caso. La labor de los investigadores ahora será determinar si las reuniones con políticos o con personal de la Administración tiene relación directa con adjudicaciones de obras públicas. Copisa es una de las empresas más favorecidas por adjudicaciones de obras públicas en las últimas dos décadas y es también la segunda en el ránking de donativos a la Fundación convergente. Según ‘El País’, entre 2008 y 2013, este holding entregó a los convergentes un total de 580.000 euros.

Fuentes cercanas a Tauler señalan a este diario que el alto cargo de Copisa “no conocía a Osàcar, por lo que poco le podía haber pagado, como dicen”. También señalan que “las donaciones a la Fundación no eran la contrapartida de adjudicaciones de obras públicas, ya que los donativos se hacían siempre por las mismas fechas y, aproximadamente, por el mismo monto, año tras año, mientras que los precios de las obras oscilaban mucho. Y es fácilmente comprobable ver cómo y cuándo se hacían pagos. En cuanto hagan un esquema, comprenderán que no se corresponden con comisiones ilegales”.

De lo que no queda ninguna duda, sin embargo, es de que quien ha manejado los hilos del holding constructor ha sido Xavier Tauler, que incluso llegó a ayudar a esconder la flotilla de coches de lujo de Jordi Pujol Ferrusola.

Amigos desde siempre

Tauler entró en 1991 en Copisa como encargado de obra para hacer un tramo de la C-32 en Palafrugell. Su vinculación con los Pujol le valió pasar de ‘project manager’ a director general de la compañía en un abrir y cerrar de ojos, cuando el capital mayoritario de la firma pertenecía a un holding francés. Juntamente con Jordi Pujol Ferrusola, maniobró para que la ONCE comprase la constructora por unos 1.600 millones de pesetas y la vendiese luego en pocos años por casi 6.000 millones a la familia Cornadó. Su amistad con el hijo mayor de Jordi Pujol le viene porque compartían escuelas de verano desde los 4 años.

Esa amistad les llevó, según relataron ambos ante el juez, a pactar una comisión de entre el 1 y el 4% de los negocios que Jordi Pujol Ferrusola facilitase a Copisa. De este modo, el hijo mayor de los Pujol llegó a cobrar casi 3,6 millones de euros en comisiones por supuestas asesorías en negocios de México y África. Tanto el juez como la Policía creen que ese dinero se pagó por las obras adjudicadas en Cataluña, ya que no existe contrato ni informe alguno de asesoría sobre las supuestas asesorías. En su primera declaración ante el juez, Tauler dijo que sus negocios con Jordi Pujol Ferrusola comenzaronen 2004 y que le pagaba por “prestar información y asesoramiento” a través de las sociedades Iniciatives Marketing i Inversions (IMI) y Project Marketing CAT, ambas del hijo del ‘expresident’. Su relación, no obstante, venía de mucho antes, igual que sus maniobras conjuntas para hacer negocios.

Hay otra verdad incontrovertible: tanto en el caso del 3% como en el de los Pujol hay nombres de empresarios y de empresas comunes, así como operaciones sospechosas y similares. De ahí que testigos e imputados transiten de uno a otro caso de manera fluida. Uno de los salpicados por el ‘caso del 3%’ (que se sigue por el juzgado de El Vendrell y que culminó con el registro de la sede de Convergència y la detención de su tesorero), además, está colaborando con la Policía que investiga a los Pujol y es conocido como el ‘garganta profunda’, que ha estado filtrando documentación e información sensible ante la posibilidad de acabar en la cárcel. Al parecer, en estos momentos se había apartado ya de la primera fila de los negocios de la construcción, en los que habría tenido voz y mando desde los años 90.

Las informaciones aportadas no sólo hacen referencia a las actividades de su holding, sino a maniobras y adjudicaciones oficiales a empresas de la competencia. Entre otras cosas, ha detallado minuciosamente cómo se comportaba el lobby constructor en Cataluña y desgranó ante los agentes el ‘quién es quien’ en el sector, así como el papel de cada uno de los altos ejecutivos de las constructoras durante las últimas dos décadas. Esta colaboración con la Policía viene teniendo lugar desde hace varios meses y ha provocado una gran preocupación en el gremio de las constructoras.

Jordi Pujol Ferrusola Familia Pujol-Ferrusola Justicia
El redactor recomienda