declaración ante el juez

Una familia en entredicho: así gestionó Pujol Ferrusola el legado de su abuelo

El hijo mayor del 'expresident' detalla durante tres horas y media los movimientos que hizo durante 10 años con el dinero que su abuelo Florenci Pujol dejó a la familia

Foto: Jordi Pujol Ferrusola, a su llegada a la Audiencia. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola, a su llegada a la Audiencia. (EFE)

El hijo mayor de Jordi Pujol Soley y Marta Ferrusola, Jordi Pujol Ferrusola, compareció ayer ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata a petición propia. Quería explicar fundamentalmente cómo gestionó el legado de 140 millones de pesetas en dólares que su abuelo Florenci Pujol Brugat dejó en herencia a toda la familia. Y se explayó. Durante tres horas y media, lanzó sus argumentos y respondió a todas las preguntas que le hicieron el instructor de la causa y los abogados de las defensas. No tanto a las del fiscal anticorrupción, Fernando Bermejo, que apenas intervino en el interrogatorio para pedir una aclaración.

Pujol Júnior contó que llevaba todos los movimientos anotados en un Excel que intervino la Policía. En el documento, recordó ayer, él detallaba las retiradas de dinero y los ingresos realizados en relación con los fondos heredados. En concreto, todas estas entradas y salidas repetían el mismo modelo a lo largo del tiempo. El primogénito y gestor del dinero sacaba una parte y años después volvía a ingresar ese mismo montante más una determinada suma, lo que parece claro que la pauta indicaba -según dijo él mismo en su declaración- que invertía determinadas cantidades, le daban una rentabilidad y luego las volvía a meter en la cuenta. Posteriormente, la rentabilidad la repartía entre los hermanos. 

Estas prácticas las estuvo repitiendo durante 10 años, aseguró el mayor de los Pujol. En concreto, desde dos años después de recibir la herencia (la cobró en 1990 y la empezó a mover en 1992) hasta el año 2000, cuando cerró el penúltimo ingreso y dividió las ganancias resultantes. Tan solo un último fleco alargó la gestión de los fondos hasta 2004. Se trata de un depósito a 10 años que vencía en el citado ejercicio y que fue repartido por Pujol Jr. en cuanto venció.

Una familia en entredicho: así gestionó Pujol Ferrusola el legado de su abuelo

Las rentabilidades fueron llegando en el último periodo, por lo que el reparto de los fondos entre sus hermanos también se hizo en la época final, argumentó Pujol Ferrusola, que concretó que comenzó a distribuir el dinero de 1998 hasta 2004, cuando llegó el mencionado ingreso del depósito a 10 años.

Gran parte de las inversiones, concretó el mayor de los Pujol, se hicieron a través de Banca Andorrana. La entidad financiera adquiría deuda pública del Estado español y de otros estados y la vendía a sus clientes, entre los que se encontraba Pujol Ferrusola, según explicó el propio primogénito de la familia ayer ante el juez De la Mata.

El declarante se negó a explicar los movimientos posteriores a 2007, porque entiende que por entonces ya se había liquidado el dinero procedente del legado. Rechazó tajantemente haber cobrado comisiones ilegales en cualquiera de sus negocios y explicó la misma versión que su padre sobre el dinero que había en la cuenta de la Banca Reig: que habían fingido que el depósito estaba a nombre de su padre para evitar que la mujer de Jordi Jr., Mercè Gironès, le reclamaba su contenido en el contexto de la separación que ambos estaban tramitando.

Sobre este último punto, tanto Pujol Soley como Pujol Ferrusola mantuvieron la tesis de que entre ambos crearon tres documentos creados con una "vida efímera" y el único fin de hacer creer a Gironès que el propietario de la cuenta era el 'expresident', cuando la realidad -según han declarado padre e hijo- es que era del vástago.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

En concreto, se trata de un documento fechado el mismo día de la apertura de la cuenta en 2000 y firmado por Pujol Ferrusola, quien explica en ese papel que él no es dueño de los fondos, sino su padre. Junto a este, otro manuscrito de Pujol Soley un año después apunta en la misma línea, que el propietario de la cuenta es el padre. Este último añade además que, en caso de defunción, el dinero debía pasar a Marta Ferrusola, la mujer del 'expresident'.

Además de estos dos documentos, ayer durante la declaración de Pujol Ferrusola apareció un tercero, otro manuscrito que escribió el declarante con el fin de indicar a su gestora, Pallerola, que le enseñara el primer texto a Gironès para que supiera que el dinero no era suyo, sino de su padre. El novedoso documento, según fuentes jurídicas, lo pilló la Policía en casa de Pujol Jr. durante uno de los registros realizados.

Los tres fueron elaborados únicamente con el fin de evitar que Gironès se hiciera con el dinero, pero en el fondo no dejaban de ser un intento de falsear la realidad con unas maniobras de las que el padre de la familia admitió no sentirse "orgulloso" en su declaración ante De la Mata el pasado miércoles. Así lo han reconocido, de hecho, tanto Pujol Soley como el propio Pujol Ferrusola. 

Una familia en entredicho: así gestionó Pujol Ferrusola el legado de su abuelo

Esta línea de defensa trata de desvincular al 'expresident' de la investigación que se sigue en el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional y que rastrea los movimientos financieros en España y el extranjero de Pujol Ferrusola. De hecho, el propio Jordi Jr. argumentó que lo que realmente acredita la propiedad de la cuenta corriente de Banca Reig son las "cartulinas de apertura", que están a nombre del hijo mayor de la familia. 

El juez De la Mata imputó a Pujol Soley el pasado 30 de diciembre al entender que existían indicios de que había participado en la supuesta trama organizada que conformaban padres e hijos y en la que cada uno cumplía un papel. Según el magistrado, tanto el 'expresident' como su mujer, Marta Ferrusola, podrían haber incurrido en un delito de blanqueo de capitales.

"Los miembros de la familia han dispuesto de importantes cantidades de dinero a través de cuentas bancarias abiertas en Andorra, en las que figuran como titulares cada uno de los hermanos y Marta Ferrusola, siendo Jordi Pujol Soley el beneficiario real último de otra de las cuentas", aseguró De la Mata, quien se refirió en concreto al citado depósito de Banca Reig. "Pujol Soley es titular real de los fondos existentes en la cuenta, que fueron ingresados en efectivo y de los que dispuso hasta finales de 2010, con idéntica intención de ocultación, utilizando a persona interpuesta y escondiendo también su origen", añadió el juez.

"Dicho patrimonio -continuó el magistrado- no consta que se justifique con los ingresos ordinarios que hubiere obtenido por razón del cargo público que ostentó durante 23 años como presidente de la Generalitat". De la Mata habla también de que "existen operaciones financieras anómalas que (...) ponen de manifiesto operaciones extrañas en las prácticas comerciales ordinarias", en referencia a "numerosos contratos aparentemente simulados".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios