Es noticia
Menú
Ciudadanos estalla en la cuna de Juan Marín: el PSOE expulsa a los naranjas en Sanlúcar
  1. España
  2. Andalucía
Crisis en la formación liberal

Ciudadanos estalla en la cuna de Juan Marín: el PSOE expulsa a los naranjas en Sanlúcar

El grupo, dividido entre los afines al todavía vicepresidente de la Junta y sus contrarios, queda fuera del Gobierno local por decisión del alcalde. Es la ciudad desde donde Cs se expandió en Andalucía

Foto: Juan Marín, en Sanlúcar, junto a sus dos hijos antes de acudir a votar el pasado 19-J. (EFE/Román Ríos)
Juan Marín, en Sanlúcar, junto a sus dos hijos antes de acudir a votar el pasado 19-J. (EFE/Román Ríos)

Si Dos Hermanas es un lugar mítico para el PSOE en Andalucía, Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, juega un papel similar para Ciudadanos. La ciudad gaditana, donde nació Juan Marín, fue la cabeza de puente desde donde los naranjas se expandieron por Andalucía hace ahora siete años. Pasado este tiempo, el grupo municipal se ha dividido entre los afines a Juan Marín, ya dimitido, y sus contrarios. Y la decisión del alcalde socialista, Víctor Mora, ha sido destituir a los cuatro concejales naranjas del Gobierno local, por lo que dirigirá al Ayuntamiento en solitario hasta que se celebren las municipales de mayo de 2023.

Pocas semanas después del 19-J, la situación en Sanlúcar ha terminado por estallar después de meses de tensiones que son un reflejo de lo que ocurría en el partido a nivel autonómico. Según publicó el pasado marzo 'La Voz del Sur', el entorno del todavía vicepresidente de la Junta intentó laminar al que fue candidato a la alcaldía en 2019, Javier Gómez Porrúa. Tras la debacle electoral y con la salida de la mayoría de cargos públicos naranjas en el horizonte, las dos ediles afines a Marín anunciaron el lunes 4 de julio algo insólito: que rompían el pacto de Gobierno con el PSOE, pero sin abandonarlo.

Foto: Juan Marín, Marta Bosquet y Sergio Romero, al inicio de la legislatura. (EFE)

El siguiente paso se produjo en la tarde del miércoles, cuando Porrúa y sus dos diputados afines abandonaban Ciudadanos, pasando así a ser concejales no adscritos. En su renuncia, acusaron a los naranjas, ahora descabezados en Andalucía, de tomar decisiones "unilaterales" y de no informarles sobre la ruptura del pacto de Gobierno. Este jueves, el alcalde ha acabado por expulsar también del Gobierno a las dos ediles leales a Juan Marín, Lucía Rodríguez y Ana Sumariva. La decisión del regidor socialista, que lleva barruntándose desde hace meses, ha resultado en una reorganización del Ejecutivo local en el que estarán los nueve ediles del PSOE y uno de los ediles que formaba parte de Ciudadanos, pero que entró en la lista como independiente.

El origen sanluqueño de Cs

La descomposición del partido naranja en Andalucía avanza paso a paso a pesar del proceso de refundación puesto en marcha por Inés Arrimadas, pero la situación de Sanlúcar es especialmente llamativa. Hay que recordar que Albert Rivera se apoyó en un entonces desconocido Juan Marín para expandir a su partido más allá de las fronteras de Cataluña. Lo hizo a partir de Ciudadanos Independientes de Sanlúcar, el partido que fundó el todavía vicepresidente de la Junta y que acabó incardinado en la formación naranja.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE/J.J.Guillén) Opinión

Marín fundó el partido en 2006 y al año siguiente pactó con el PSOE para hacer alcaldesa a la socialista Irene García. Desde entonces, la sociedad con los socialistas se ha mantenido firme, a pesar del salto de Marín a la política autonómica y su posterior acuerdo con el PP para gobernar en la Junta, desalojando a los socialistas de San Telmo. El crecimiento de Ciudadanos alrededor del político sanluqueño ha provocado que muchos de quienes lo han rodeado en su carrera en Sevilla sean sus paisanos. Es el caso de Elena Sumariva, secretaria general de Relaciones con el Parlamento, y Sergio Romero, que fue portavoz de Cs y mano derecha de Marín en los primeros compases del salto autonómico.

La carrera de Romero, que acabó defenestrado y anunció su salida de Cs poco antes de las elecciones del 19-J, también sirve como paradigma de la vida orgánica del partido naranja en Andalucía. Su caída en desgracia fue un ejemplo de las luchas internas que ha vivido el partido, que está a punto de perder sus referentes institucionales con la renovación del Gobierno andaluz. A ello hay que sumar la moción de censura de Linares, donde el PSOE ha arrebatado a Cs su última gran alcaldía. Esto deja como principal bastión naranja al Ayuntamiento sevillano de Palomares del Río, un municipio con poco más de 9.000 habitantes.

Foto: Juan Marín e Inés Arrimadas en un acto en Málaga (EFE / Daniel Pérez)

La situación en el Ayuntamiento de Sanlúcar es, además, un ejemplo de las dificultades que se han encontrado los partidos surgidos a partir de 2015 para consolidarse. A la desaparición de Ciudadanos del Consistorio gaditano —en una implosión similar a la que ocurrió en Granada—, hay que sumar la situación de Podemos y Vox. El representante elegido por la formación morada en 2019, David Alhambra, dejó el partido cuando la izquierda andaluza estalló y forma parte de Adelante, ya que es miembro de Anticapitalistas, el partido de Teresa Rodríguez. El concejal de Vox, José Manuel Martínez Ayala, dejó el partido y pasó a ser no adscrito en 2020 tras denunciar que la formación de Santiago Abascal es "un chiringuito" que solo sirve "para mover banderas".

La sucesión de Marín

Ciudadanos, además, se enfrenta a una situación compleja en Andalucía, ya que la dimisión de Marín tiene al partido descabezado desde el mismo 19 de junio. De hecho, solo dos de los miembros de la ejecutiva regional se mantienen en el cargo. Uno es Andrés Reche, secretario de Organización, y el otro es Guillermo Díaz, responsable de Comunicación. Este malagueño, hombre de confianza de Inés Arrimadas y diputado en el Congreso, es el portavoz del proceso de refundación que ha puesto en marcha la jerezana a nivel nacional y este jueves se ha descartado en una entrevista en Canal Sur. "No se puede estar a todo", ha dicho el dirigente naranja.

Foto: El candidato de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín. (EFE/Fermín Cabanillas)

Los otros nombres que se habían barajado son los de la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, que también ha dado un paso al lado, según informa 'El Periódico de España'. La onubense, que fue candidata por Cádiz, estuvo cerca de dirigir el partido cuando Inés Arrimadas no tenía claro su apoyo a Juan Marín, pero el torbellino provocado por la moción de censura en Murcia en 2021 se llevó por delante esta posibilidad. El tercer nombre de la terna es el de Marta Bosquet, presidenta del Parlamento hasta el próximo 14 de julio, cuando se constituye la nueva legislatura. La almeriense sería la única opción continuista, ya que forma parte del círculo más próximo a Marín.

Si Dos Hermanas es un lugar mítico para el PSOE en Andalucía, Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, juega un papel similar para Ciudadanos. La ciudad gaditana, donde nació Juan Marín, fue la cabeza de puente desde donde los naranjas se expandieron por Andalucía hace ahora siete años. Pasado este tiempo, el grupo municipal se ha dividido entre los afines a Juan Marín, ya dimitido, y sus contrarios. Y la decisión del alcalde socialista, Víctor Mora, ha sido destituir a los cuatro concejales naranjas del Gobierno local, por lo que dirigirá al Ayuntamiento en solitario hasta que se celebren las municipales de mayo de 2023.

Juan Marín Ciudadanos
El redactor recomienda