el trabajo sucio en el club

Los 37 jugadores del Real Madrid y cómo temen a JAS en el vestuario

Florentino Pérez presenta fichajes y su mano derecha (JAS) tiene que agilizar las duras negociaciones para conseguir dar bajas. La plantilla de Zidane tiene 37 jugadores

Foto: Gareth Bale se lleva la mano a la cabeza durante un partido del Real Madrid. (Efe)
Gareth Bale se lleva la mano a la cabeza durante un partido del Real Madrid. (Efe)

Florentino Pérez juega fuerte sus cartas y maneja la estrategia de la revolución en el Real Madrid dando prioridad a los fichajes por delante de las bajas. Los pasos que sigue son los más recomendables en la fábrica de sueños que es el fútbol y una de las especialidades del presidente. La clave está en recuperar la alegría y volver a llenar las gradas del estadio. Lo ha conseguido con la presentación de Eden Hazard y las casi 50.000 personas en las gradas. El belga tiene tirón y a Florentino se le vio en el palco con otra cara muy diferente a la amargura que ha tenido en una temporada horrible. Anfield sacó del luto al madridismo y Hazard es el punto de partida de las esperanzas. En la zona noble, durante la presentación del belga, también estaba JAS (José Ángel Sánchez) con otra cara y una mirada más pensativa. Florentino ficha y su mano derecha (JAS) tiene que agilizar las duras negociaciones para conseguir dar bajas.

El iceberg en el que se ha convertido el Real Madrid enseña los fichajes y esconde una plantilla que acumula un total de 37 futbolistas. El único que hizo un amago de despedida en el Bernabéu fue Keylor Navas. De esto hace ya casi un mes. Desde ese 19 de mayo, contra el Betis, el Real Madrid tiene en la plantilla a otros cinco jugadores (Rodrygo, Militao, Jovic, Hazard y Mendy). Se suceden las presentaciones rally. Las caras nuevas son los brotes verdes de la ilusión que necesitan los aficionados después de una temporada de depresión. Aparece Luka Jovic (un goleador), le sigue Hazard (con la exigencia de ser el nuevo galáctico), quedan más cromos nuevos por llegar y la gente pide más y más. Mbappé ya sabe que el Bernabéu es capaz de corear su nombre en el día de Hazard. Buen síntoma para el francés. Demasiada presión para Florentino.

[La estocada de Gil Marín a Griezmann]

Detrás del telón de las presentaciones está la cara de José Ángel Sánchez. A JAS, director general ejecutivo y mano ejecutora del presidente, le toca hacer el trabajo sucio. El más desagradable. Está más que entrenado para este tipo de situaciones un ejecutivo que se tuvo que echar a la cara a Iker Casillas, por ejemplo, y abrirle la puerta de salida. La labor es de desgaste con algunas salidas que serán complejas y en las que empiezan a surgir tensiones. 37 futbolistas son muchos y hay que echarse a la cara a Bale y su representante (Jonathan Barnett). No se descarta la venta de Isco, que se fue mosca de vacaciones porque si llega una buena oferta está fuera. Hasta Marco Asensio tiene motivos para estar inquieto. Prefirió no ir al Europeo sub 21 por si las moscas.

Florentino Pérez y Eden Hazard en la presentación del belga. (Efe)
Florentino Pérez y Eden Hazard en la presentación del belga. (Efe)

La incomodidad de Bale

Zidane hizo una primera incursión comunicando algunos de los descartes y no ha salido nadie. Si mañana empezara la pretemporada habría 37 futbolistas en el vestuario. Tampoco queda tanto. El 7 de julio es el día en el que arranca el Real Madrid 2019-20 y veremos quiénes y cuántos viajan a Montreal. En la limpia que tienen que acabar de consensuar Florentino y Zidane hay de 14 a 15 futbolistas para recortar la plantilla y dejarla en 22 o 23 jugadores. Tiene que salir Keylor Navas, pero se rechaza darle la carta de libertad. No está claro que Luca Zidane sea el segundo, tercer portero o le convenga un equipo para jugar. A Zidane le vendría bien desprenderse de su hijo. La lista es larga entre los que estaban y los que llegan cedidos: Reguilón, Ceballos, Theo, Marcos Llorente, Ceballos, Kovacic, James, Odegaard, Lucas Silva, Mariano, Raúl de Tomás, Borja Mayoral… A ver qué pasa con Isco, Asensio y Brahim Díaz.

Florentino Pérez presenta fichajes y empieza a quitar el desánimo a Zidane y el madridismo. En las dos presentaciones (Jovic y Hazard) el presidente se ha referido al entrenador en términos de veneración. A Zidane hay que cuidarlo no sea que se le crucen los cables y amenace con otra espantada. Cuidar a ZZ significa que tendrá algunos fichajes que pide, pero quizás no todos (Pogba es una de esas misiones de alto riesgo) y lo mismo se tiene que quedar con algún descarte que le incomoda (no se puede imaginar qué pasaría si Bale sigue en la plantilla). A JAS le toca apretar el botón del acelerador para que no se le cuelen en el vestuario los 37 jugadores.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios