nuevo delantero del real madrid

La terrible historia de Luka Jovic: cuando le quisieron romper las piernas

El último fichaje madridista no lo pasó bien en su infancia y no rindió como se esperaba de él en el Benfica, que lo fichó siendo un adolescente. Ha sido en Alemania donde ha madurado

Foto: Luka Jovic ha explotado esta temporada en el Eintracht de Frankfurt. (EFE)
Luka Jovic ha explotado esta temporada en el Eintracht de Frankfurt. (EFE)

Llega al Real Madrid muy joven, pero con una vida ajetreada. Luka Jovic consiguió encontrar la estabilidad, madurez personal y explotar su talento como futbolista en Alemania después una infancia difícil. Peor fue la etapa de adulto entre su salida de Belgrado y los años de indisciplina en Lisboa. El Madrid puede estar tranquilo porque Jovic tiene la energía y la voracidad en el campo que pide Zidane. El hambre de triunfar y el escarmiento por algunos errores que le sirvieron para madurar. Algunos no se le pueden achacar. Como el chantaje o la extorsión que sufrió cuando solo tenía 17 años y a su familia le llegó un mensaje amenazante. Si no daban una cantidad de dinero, estaban dispuestos a partirle las piernas y dejarle en una silla de ruedas. La denuncia hizo posible que la Policía detuviera a los acosadores.

[José Antonio Reyes circulaba a más de 220 km/h]

Luka Jovic sabe cuál es el sufrimiento para cumplir el sueño de ser futbolista. No ha tenido nada fácil llegar al Real Madrid. Desde la infancia se ha encontrado con multitud de adversidades y los problemas económicos de una familia humilde que vivía en una aldea de Bosnia (Batar). Para jugar en Belgrado tenían que recorrer más de 150 kilómetros. Su padre estaba empeñado en que su hijo tenía que ser futbolista. Lo llevó a pasar unas pruebas a un equipo de Belgrado y en el partido hizo cuatro goles. Era el primer paso y la primera recompensa: un sueldo de 50 euros y cerca de 20 para gastos de desplazamiento. Pero la familia de Jovic no tenía dinero suficiente para ir y venir a Belgrado y algunas noches dormían en el coche para ahorrarse la paga.

Los grandes clubes se lo disputaban. Lo seguían el Estrella Roja y el Partizán de Belgrado. Se decidió por el primero. El padre quería que triunfara en el Estrella Roja. No pudo tener mejor estreno. Debutó con el primer equipo el 28 de mayo de 2014 en un partido decisivo para el título de la Superliga. Salió al campo en el minuto 73 y, a los dos minutos, marcó el gol del empate que valió el título. Era la carta de presentación del goleador. Se convirtió en el goleador más joven de la historia del Estrella Roja con 16 años, cinco meses y cinco días. Empezó a tener fama y llegaron los primeros problemas. Como las amenazas y los chantajes que le pedían dinero. "Tu hijo solo podrá jugar en silla de ruedas", fue el mensaje de los acosadores en noviembre de 2015.

Los problemas en Lisboa

En 2016 decidió probar por el Benfica. Se mudó a Lisboa con 18 años para dar un salto en su carrera. El club portugués pagó 7 millones de euros y decidió que lo mejor para su proceso de formación era que alternara el primer equipo con el filial. Algo parecido a lo que pretendió Julen Lopetegui cuando se hizo cargo del Real Madrid y tuvo que gestionar la adaptación de Vinicius. A Jovic le faltó profesionalidad y empezó a acumular capítulos negativos por sus salidas nocturnas. Eso le pasó factura y el Benfica decidió darle salida con una cesión de dos años al Eintracht de Frankfurt.

En Alemania se centró. En la Bundesliga ha madurado y ha encontrado el hábitat para explotar las condiciones de un jugador agresivo, potente y con puntería. El crecimiento en los últimos meses ha sido espectacular. Ahora es un goleador joven que destaca por superar los ambientes de presión y tener facilidad para rematar de cualquier manera con las dos piernas. Uno de sus días más gloriosos fue cuando marcó cinco goles al Fortuna Düsseldorf en octubre del año pasado. Se convirtió en el jugador más joven en hacer un repóquer en la Bundesliga. Los ojos de los grandes clubes ya estaban en Jovic.

Lo ha querido fichar el Barcelona y el Bayern. Pero han sido más convincentes las negociaciones del Real Madrid y la figura de Zidane para dar un golpe en el mercado de fichajes. El Real Madrid paga 60 millones de euros por un delantero de 21 años que tiene un potencial muy interesante y que firma hasta 2025. Es el delantero que tiene que hacer competencia a Benzema o al que Zidane debe encajar para solucionar los problemas de gol que ha tenido el Madrid tras la salida de Cristiano Ronaldo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios