lo complicado de reforzar la delantera

La calma en el Real Madrid para avanzar en el fichaje de Luka Jovic

En el Real Madrid analizan qué ofrece el mercado para fichar un goleador y resolver los problemas de falta de contundencia. Luka Jovic es un objetivo, pero no para hacer un gran desembolso

Foto: Luka Jovic celebra un gol en un partido con el Eintracht de Frankfurt. (Efe)
Luka Jovic celebra un gol en un partido con el Eintracht de Frankfurt. (Efe)

El Real Madrid busca un goleador en el mercado de fichajes que le dé el empaque suficiente para redondear un equipo que tiene que ser aplastante arriba. Las negociaciones por el joven Luka Jovic (21 años) no se cierran por las dudas que ofrece el precio y el papel que tendría en el Madrid. El Eintracht de Frankfurt ve la oportunidad de exprimir las negociaciones para vender al serbio por encima de los 80 millones de euros. El gol se paga caro en el fútbol y en el caso de Jovic tiene a favor su juventud y ser una de las revelaciones en el campeonato alemán. Pero no es un goleador contrastado y su papel en el Madrid sería secundario. Hace unos días el delantero español del Borussia Dortmund, Paco Alcácer, definía a Jovic como “un mediapunta más que un delantero de referencia”. No hay prisas en el club blanco para cerrar la 'operación Jovic', pese a que existe el interés de otros equipos y, entre ellos, está el Barcelona.

Lo ideal para Florentino Pérez sería que el Paris Saint Germain se abriera a una negociación por Neymar. Es el jugador por el que el presidente cometería una locura. El sueño de Zidane es Mbappé. Por cualquiera de los dos se plantearían romper el mercado y en las últimas semanas han renacido las esperanzas con las palabras de Mbappé, en las que se abría las puertas a nuevos desafíos, y las del entrenador Thomas Tuchel. “Quiero que sigan Neymar y Mabppé, pero si no pasa encontraremos soluciones”, manifestó el técnico para alimentar las especulaciones de una mala convivencia entre las dos estrellas. Florentino Pérez sigue guardando silencio y va con pies de plomo cuando se le habla de estos jugadores. Pero es innegable que son dos objetivos. Difíciles, complicados y casos peliagudos. La estrategia del presidente del Real Madrid es cuidar las relaciones con el PSG y esperar la oportunidad si llega.

[Por qué el Real Madrid y Hazard van por las buenas con Marina, la jefa del Chelsea]

Hay más delanteros de primer nivel que ocupan un lugar preferente y que serían recibidos con los brazos abiertos por Zidane porque aseguran un rendimiento inmediato. Están Harry Keane, Salah, Lewandowski e, incluso, Edison Cavani. Opciones, cada uno de ellos, de un elevado coste para negociar con los clubes y con diversas dificultades. No parece que a Florentino le mueva un especial interés enfangarse en negociaciones de largo desgaste y escasas posibilidades de éxito. Para eso puede ser mejor esperar y guardar el dinero para Neymar o Mbappé.

Eden Hazard celebra un gol en la final de la Europa League. (Efe)
Eden Hazard celebra un gol en la final de la Europa League. (Efe)

Hazard suma goles

El fichaje de Eden Hazard mejora la plantilla y sirve para dar una marcha más al juego de un equipo que le ha faltado profundidad y desequilibrio en el área rival. Queda pendiente la contundencia. Zidane sigue sin tener un especialista en la definición. Un rematador. Un ‘cazagoles’. No es Benzema ni tampoco Hazard. Como no le sirve Mariano, que es el jugador que cogió el ‘7’ de Cristiano Ronaldo y que el club pone en venta si llega una oferta interesante. En su mismo caso están los dos delanteros cedidos: Raúl de Tomás y Borja Mayoral. El nuevo Real Madrid necesita más gol si no quiere caer en los mismos errores de planificación de la temporada pasada. Gareth Bale debería tener el rol de goleador, pero a Zidane no le cuadra en sus planes. Tampoco se le puede dar la responsabilidad a Vinicius y no será porque no tiene descaro y atrevimiento. El déficit del joven brasileño es, precisamente, el tino.

Hay una unanimidad en que el fichaje de Eden Hazard por el Real Madrid le va a aportar a la plantilla más talento, experiencia, ilusión y competencia interna. El belga está bendecido por Florentino Pérez, Zidane y Sergio Ramos, que le calificó de jugador top en la rueda de prensa en la que negó querer irse a China. En lo que no se puede estar de acuerdo es en que el refuerzo del todavía futbolista del Chelsea arregle el principal problema que han tenido los tres entrenadores que han pasado en la última temporada por el banquillo. Ni con Lopetegui, que sufrió la mayor sequía goleadora con cinco partidos seguidos sin ver portería, ni Solari, al que le penalizó la falta de puntería en el doble Clásico de Copa y Liga contra el Barcelona y la eliminación en la Champions con el Ajax, ni para Zidane que se agarró a la dignidad de Benzema y no fue suficiente. Llegará otro joven brasileño, Rodrygo, y con Luka Jovic no se quieren hacer locuras.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios