demostró liderazgo en el camp nou

Las virtudes (y el defecto) de Vinícius que tienen enamorado al Real Madrid

El debut de Vinícius en un Clásico confirmó que tiene madera de buen futbolista y personalidad para liderar el equipo. Tiene que mejorar en la definición, pero intimida

Foto: Vinícius persigue el balón en el Clásico de Copa del Rey disputado en el Camp Nou. (Efe)
Vinícius persigue el balón en el Clásico de Copa del Rey disputado en el Camp Nou. (Efe)

La conclusión en el Real Madrid con Vinícius es que tienen un futbolista que ha sido capaz de demostrar en su primer Clásico que puede liderar un equipo en un futuro no muy lejano. Tiene personalidad y atrevimiento aunque le falten puntos que irá aprendiendo y perfeccionando con el paso de los meses y competiciones. Gusta que Vinícius prefiera equivocarse a esconderse, ser protagonista a estar en un segundo plano. Tiene el hambre que exige Florentino Pérez y la frescura que busca Solari. Muchas virtudes en lo físico y técnico y algunos defectos que corregir, como el exceso de velocidad cuando cae en la precipitación y el ansia por ese fútbol subido en revoluciones. La puntería se entrena y el gol le dará el salto a la categoría de estrella. En líneas generales sobresalió y sigue creciendo. Jugó como si estuviera en su barrio y no se le cayó encima el Camp Nou en el 1-1 de Copa del Rey.

Es pronto, demasiado, para darle la responsabilidad de coger las riendas del Madrid, pero sorprende en el club que el joven tenga un grado de compromiso y perfil tan alto. Hay madera de buen futbolista y los siguientes partidos seguirán confirmando si rompe para 'crack'. Lo que no se le puede poner es freno a un 'niño' de 18 años que ha sido capaz de entrar en el primer equipo en una coyuntura de crisis y convertirse en un referente en el ataque. Sin experiencia, con poca adaptación y mucha competencia, lo que se destaca de Vinícius es la influencia que tiene sobre sus compañeros y la capacidad de intimidación en los rivales.


Al brasileño le faltó el gol en el Camp Nou para redondear su debut en el Clásico. Tuvo su ocasión en un mano a mano con Ter Stegen y decidió jugársela. Detalle que se destaca como positivo en un joven futbolista que siente seguridad en todo lo que hace. Sea regatear o finalizar. Kroos, desmarcado, le reprochó su egoísmo. Mientras estuvo en el césped y, sobre todo en la primera parte, todo el peligro del Real Madrid en ataque llegó por su banda. Vinícius dio profundidad por la izquierda, encaró a Semedo, se atrevió contra un excelente Piqué, subió el ritmo de los ataques y los contraataques, replegó en defensa para recuperar balones y ‘mordió’. Fue la mayor amenaza para el Barcelona mientras estuvo en el césped. Cuando Solari lo quitó, el equipo perdió vértigo, chispa y valentía.

Bale falló una ocasión clara en el Clásico de Copa. (EFE)
Bale falló una ocasión clara en el Clásico de Copa. (EFE)

Bale, en evidencia

Las sensaciones con Vinícius son excelentes. Es atrevido, pero le falta el gol y al Madrid le cuesta mucho concretar las ocasiones. Acaba de estrenar mayoría de edad y el margen de progresión es enorme. Su problema es la pausa. Es potente, tiene un excelente uno contra uno y le falta elegir bien. Es un chico exuberante en lo físico, generoso en el esfuerzo y valiente. Así lo confirma Solari. Si mañana se jugara una final, por cualquier título, Vinícius sería titular porque es un peleón. Un incordio que aprieta en ataque y en defensa. Se sacrifica. Es un descubrimiento y un soplo de aire fresco en una plantilla en la que están cuestionados varios jugadores de peso. Lo de Vinícius tiene un enorme mérito por su actitud –intensidad y compromiso– y mentalidad –voracidad–.

Cuando uno da todo lo que tiene no está obligado a más y Vinícius se vació en el Camp Nou mientras otros compañeros quedaron señalados por sufrir despistes y pasar desapercibidos. Marcelo y Bale son los dos ejemplos. Vinícius es un juvenil, pero tiene el espíritu que necesita el Real Madrid y el que demanda Florentino y Solari. Podrá estar más o menos acertado y seguro que le queda mucho por mejorar. Sacó una buena nota y los colores al que entró por él: Bale. La inactividad es un problema en el galés y le falta frescura y agilidad. Tuvo una clara ocasión de gol y estuvo lento en la definición. Del Camp Nou sale reforzado Vinícius y señalado Bale. El brasileño ha hecho méritos para volver a ser titular en el derbi del sábado contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios