eliminado de la champions con bochorno (1-4)

La catástrofe de un Real Madrid que hace un ridículo mayúsculo contra el Ajax

El Real Madrid cae eliminado contra el Ajax en una noche trágica. Solari no supo cómo frenar el vendaval de los holandeses y el equipo fue una anarquía. Una hecatombe

Foto: La catástrofe de un Real Madrid que hace un ridículo mayúsculo contra el Ajax. (Reuters)
La catástrofe de un Real Madrid que hace un ridículo mayúsculo contra el Ajax. (Reuters)

Al rey de Europa se le cae la corona de la manera más bochornosa. El Real Madrid cava su tumba con una goleada humillante del Ajax (1-4). Un equipo que no tiene estrellas se adueñó del Bernabéu con una exhibición de fútbol vertical, intenso, atrevido, con desparpajo y fresco. Una noche trágica para el madridismo. Enfrente había un señor equipo. Con todas las palabras. El juego colectivo de los holandeses fue como una apisonadora que reventó las piernas y las cabezas de los jugadores del Madrid. Un castigo, con mayúsculas, como no se recuerda en mucho tiempo en el Bernabéu.

El Ajax fue un equipazo porque tuvo un plan y un entrenador que preparó al detalle y convencido el partido de una remontada histórica. Consiguió bailar y dejar en ridículo a Solari. La sensación que queda es de baile y meneo. De principio a fin. No hay que buscar excusas. Al Madrid le pudieron la presión, la ansiedad, la inseguridad, y los errores los pagó caros. La temporada se acaba el 5 de marzo. Sin Champions, sin Copa, y la Liga será un calvario. “Llevamos una temporada de mierda”, dijo Carvajal al final del partido. Abatido por un golpetazo escandaloso.

Aparecieron los mismos problemas que en los partidos contra el Barcelona y el Girona. Es la cuarta derrota consecutiva en el Bernabéu. Una vergüenza para los seguidores, que consideraban que su equipo no iba a desaprovechar el resultado a favor que traía de Ámsterdam. Fue peor que las dos últimas derrotas en los Clásicos contra el Barcelona de Copa y de Liga. La noche de terror empezó con un fallo garrafal de Kroos, en un balón atrás, sin tensión, y la anarquía de un grupo de jugadores que han perdido el sentido colectivo, la contundencia y puntería. Hubo dos postes —Varane y Bale—, pero la suerte tampoco juega a favor del Madrid. Asensio hizo un gol. Lástima que no saliera antes un chico que sabe definir. La falta de gol ha tirado a la basura la temporada.

Superado por el Ajax

El guion del partido fue una pesadilla para el Real Madrid. Se esperaba y se conocía que la propuesta del Ajax iba a ser ofensiva. Vertiginosa. Lo que no se podía imaginar es que el Madrid no tuviera los mecanismos para juntarse, ser sólido, controlar el partido y armar los ataques. Se vio superado por un equipo que movió la pelota con fluidez y peligrosidad. Que se divirtió en casa del campeón de Europa. Con ruletas a Casemiro, combinaciones, rondos y generando multitud de ocasiones. Courtois evitó una sangría mayor. A Solari no se le ocurrió nada para detener el vendaval. Bloqueado. De mal entrenador. Se cayó, como se suele decir, con todo el equipo. Dejó a la deriva a sus chicos y lo pagaron carísimo. Lucas Vázquez, primero, y Vinícius, después, se fueron lesionados y llorando en la primera media hora del partido. Bale también acabó lesionado. Un drama.

El entrenador tuvo que recurrir a Bale y Marco Asensio. Dos jugadores que tienen más oficio y no ha sabido recuperar en su momento justo el entrenador. Solari se creyó que contra el Ajax podía seguir haciendo méritos de cara a la afición y el presidente, y lo que ha logrado es estrellar el equipo. El Ajax fue a lo suyo. Olió la sangre y encontró autopistas para reventar al Madrid. Fueron cayendo los goles ante un Madrid perdido y asustado. Ni en la segunda parte se vio algo de mejoría. En el descanso, el vestuario del Madrid debió ser un funeral. Solari no cambió nada, no se le ocurrió cómo darle una vuelta a la tragedia.

La goleada es durísima. Sergio Ramos estaba en el palco privado porque decidió en Ámsterdam que este era un partido para descansar y pasar limpio a cuartos de final. Un despropósito. Menospreciaron al Ajax. La afición se fue resignada del Bernabéu. Sin apenas protestar. Puede que sea hasta peor. La explicación oficial del club la dio Butragueño: "No siempre se va a ganar. Por lo que sea, no hemos podido. No estamos acostumbrados a perder de esta manera. Pero hay que poner en valor lo que hemos ganado".

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios