el canterano se va a japón, AL VISSEL KOBE

La historia de Samper: Iniesta rescata a la joya del Barça que sale por la puerta de atrás

Sergi Samper acaba de poner fin al sueño del Barcelona. El prometedor talento que estaba llamado a ser la estrella azulgrana empieza una nueva vida con Iniesta en Japón

Foto: Sergi Samper durante un entrenamiento con el Barcelona. (Efe)
Sergi Samper durante un entrenamiento con el Barcelona. (Efe)

Con diez años menos que Andrés Iniesta se tiene que ir, obligatoriamente, del Barcelona a Japón a jugar junto al ídolo en el Vissel Kobe. Sergi Samper (24 años) aspiraba a disfrutar de los últimos coletazos del manchego en el Barcelona y la vida le ha llevado por otro camino. Va a jugar con Iniesta en un escenario que nunca se podría haber imaginado y en circunstancias diferentes a las que tenía planificadas. Samper (24 años) necesita reencontrase a sí mismo después de tocar fondo con las lesiones y esas promesas que se las lleva el viento con la vorágine de los grandes clubes y los cambios de proyecto. Era el prototipo de jugador culé. Otro de esos herederos del 'tiki-taka'. Llamado a coger la camiseta del de Fuentealbilla. Lo que se va a encontrar a partir de ahora es verse junto a una leyenda como Iniesta que afronta la recta final de su carrera, lejos de casa, su entorno y en una competición menor.

Es el contraste de dos futbolistas, calificados como joyas de la cantera en su debido momento, con diferente suerte desde que entraron en La Masía. La modesta familia de Andrés Iniesta le llevó desde el pueblo a Barcelona para que probara suerte. Le dejó entre lágrimas y esa ruptura no fue fácil. Iniesta confesó que resultó duro y le entraron dudas al alejarse de los padres. Samper lo tenía todo a su favor: barcelonés, la cercanía de la familia y el conocimiento de la Ciudad Condal. Tuvo una perfecta adaptación desde el primer día en La Masía y hasta un perfecto representante: Pere Guardiola, el hermano de Pep. A Iniesta es de sobra conocido lo maravilloso que le fue y su exitosa carrera. La historia de Samper ha sido un trayecto de baches y desgracias. Hoy le toca al veterano Iniesta motivar a un Samper que vuelve a empezar de cero.

El Barcelona ha rescindido el contrato de Sergi Samper. Finalizaba en junio, pero no contaba para Ernesto Valverde. Tampoco para el club si tenemos en cuenta que se ha gastado 75 millones de euros en otra joya: el holandés del Ajax, Frenkie de Jong. Además del brasileño Arthur. Bastante tiene ya Valverde con las presiones que recibe de darle más bola a la cantera y va sacando adelante a Carles Aleñá. Samper, el chico en el que se fijaron Pep Guardiola y Luis Enrique, no ha conseguido tirar la puerta del primer equipo. Su balance es de sólo 13 partidos. El culpable: una grave lesión cuando estaba cedido en Las Palmas de Paco Jémez. El 6 de enero de 2018 sufrió una fractura del peroné y una rotura del ligamento del tobillo. Adiós a una temporada, frenazo en seco a su progresión y... al ostracismo de una larga recuperación.

David Villa e Iniesta durante un entrenamiento con el Vissel Kobe en Japón. (Efe)
David Villa e Iniesta durante un entrenamiento con el Vissel Kobe en Japón. (Efe)

Con los veteranos Iniesta y Villa

Se acabó la larga espera para una de las promesas de la cantera del Barcelona que no ha podido, por diferentes contratiempos, encontrar su sitio y alcanzar el primer equipo que le aventuraban los dirigentes del club azulgrana. Sergi Samper acaba de poner fin al sueño del Barcelona. Aquel niño que iba para tenista y su abuelo le cambió la raqueta por el balón de fútbol abandona España. Entró con seis años en La Masía, destacaba en todas las facetas, confiaban en su jerarquía para darle el brazalete de capitán y entraba en todo tipo de comparaciones. Unos le miraban como el nuevo Pep Guadiola y otros le bautizaron como el Pirlo catalán.

Creció entre elogios y enormes expectativas por tener el sello del Barça. Un talento precoz que garantizaba la continuidad del estilo que más enamora a los técnicos y padres del mejor Barcelona. Un mediocentro, que ocupaba la posición de ‘4’, y que tenía que coger el relevo a Xavi e Iniesta. Nada de eso se ha hecho realidad. Sergi Samper jugará en Japón con un contrato de cuatro años y una vida radicalmente nueva que le pemita recuperar las inquietudes, ilusiones y olvidar las desgracias de las lesiones. Donde otros cierran sus carreras y engordan sus cuentas millonarias a él le mueve la necesidad de sentir que no ha perdido el tiempo ni ha tirado su carrera a la basura. Jugará con Iniesta y David Villa y tendrá de entrenador a Juanma Lillo.

Con estas palabras se ha despedido: "Es una decisión arriesgada. Han sido días complicados, de mucha tensión. Dialogando mucho con la familia y los amigos íntimos. Obviamente no ha sido una decisión nada fácil. No lo había pensado, pero viendo todo lo que envuelve el proyecto y sobre todo quequiero volver a sentirme valorado. Era increíble para mí y era el momento. Ahora mismo estoy centrado en volver a disfrutar del fútbol”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios