una dura negociadora

Por qué el Real Madrid y Hazard van por las buenas con Marina, la jefa del Chelsea

Marina Granovskai es el obstáculo que tienen que salvar el Real Madrid y Hazard para hacer oficial el fichaje. La directora ejecutiva del Chelsea tiene fama de ser implacable

Foto: Eden Hazard celebra un gol en la final de la Europa League contra el Arsenal. (Reuters)
Eden Hazard celebra un gol en la final de la Europa League contra el Arsenal. (Reuters)

A Eden Hazard le falta que Marina Granovskaia, la directora ejecutiva del Chelsea, le dé una respuesta afirmativa para poder fichar por el Real Madrid. La jefa del club londinense es capaz de apurar las negociaciones para vender más caro a la estrella del equipo ahora que se ha proclamado campeón de la Europa League, con dos goles en la final ante el Arsenal. La negociación para el fichaje está avanzada por la voluntad que tienen las tres partes. Chelsea, Real Madrid y Hazard llevan desde hace más de dos años de buenas relaciones y conversaciones para encontrar un punto de encuentro. Para Hazard ha llegado el momento de cerrar su etapa de siete años en Inglaterra y fichar por el Madrid, equipo que desea. Le falta que la jefa del Chelsea dé su aprobación y cumpla con su palabra.

Para que esto suceda tiene que cerrarse el acuerdo entre los clubes. Marina Granovskaia es la dura negociadora con la que se enfrenta José Ángel Sánchez (director ejecutivo del Real Madrid). Las relaciones son buenas. Se puede decir que excelentes. Pero las personas de confianza de Roman Abramovich y Florentino Pérez suben y bajan millones de euros en una operación que el Real Madrid pretende que no supere los 110 millones. Queda lo más complicado. El precio final y los bonus.

[El abrazo de Sergio Ramos cuando Florentino le tira a los pies de los caballos]

Para fichar al belga, la estrategia de Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Eden Hazard ha sido la de ir por las buenas y no alimentar las sospechas de reuniones o negociaciones a espaldas de Abramovich o recurrir con medidas de presión. No enfadar al Chelsea ni crear la más mínima sospecha de que se estaba desestabilizando al jugador y al club. La misma táctica que ha puesto en marcha el presidente del Real Madrid con el Paris Saint Germain para cuando llegue ese momento de tener opciones de contratar a Neymar o Mbappé. Hace ya tiempo que en el Madrid han abandonado la línea beligerante con la complicidad de los futbolistas. Aquella por la que Luka Modric y Gareth Bale se declararon en rebeldía para forzar su salida del Tottenham y Florentino sufrió durísimas negociaciones con el dueño Daniel Levy.

Eden Hazard junto a Marina Granovskaia
Eden Hazard junto a Marina Granovskaia

La 'dama de hierro'

Marina Granovskaia es el obstáculo que tienen que salvar el Real Madrid y Eden Hazard para hacer oficial el fichaje. La directora ejecutiva del Chelsea tiene fama de dura negociadora e implacable con los jugadores que tensan las negociaciones. No ha sido el caso de Hazard. No puede decir lo mismo Thibaut Courtois. El portero belga vio peligrar su fichaje por el Real Madrid cuando Marina le comunicó, tras hacer un buen Mundial en Rusia con la selección belga, que tenía que presentarse en la pretemporada con el Chelsea. Courtois no se esperaba este cambio de planes. Antes del Mundial tenía la palabra de que el fichaje por el Madrid se cerraría una vez finalizara la competición. No fue así y la ‘dama de hierro’, como se la conoce, le hizo sufrir.

“Estoy esperando a que ambos clubes se pongan de acuerdo. Creo que es un adiós. Llevo siete años en la Premier y es tiempo de un nuevo desafío”, dijo Eden Hazard después de ganar la Europa League. El belga conoce que Marina hará todo lo posible para subir el precio de venta porque la dura negociadora tiene fama de tensar las conversaciones cuando están en la recta final. Marina Granovskaia (44 años) es licencia en empresariales e idiomas por la Universidad Estatal de Moscú y cuentan que cuando se enfada en una negociación empieza a hablar en ruso para descolocar al contrario.

La ejecutiva es la persona de máxima confianza de Roman Abramovich desde que se empezó a ganar su confianza en el organizama del Chelsea en 2003, año en el que el oligarca ruso desembarco en Londres. Marina empezó con labores organizativas y fue creciendo su poder con las salidas de los directores deportivos: Frank Arnesen, en 2010, y Michael Emanalo, en 2017. Desde hace más de un año se convirtió en la persona de máxima confianza de Roman Abramovich para negociar los acuerdos de contrataciones y bajas de jugadores (Diego Costa, Morata...), entrenadores (Mourinho, Antonio Conte...) y los diferentes patrocinios (principalmente Nike) cuando el multimillonario ruso tuvo problemas para renovar el visado. Las tensiones diplomáticas entre Gran Bretaña y Rusia por las acusaciones de Londres a Moscú del envenenamiento del ex agente doble Sergei Skripal.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios