cuenta atrás para la llegada del belga

La celebración en el Real Madrid por el fichaje de Hazard... y los celos del vestuario

El presidente del Real Madrid envía un mensaje claro a la plantilla. Hazard está como loco por jugar en un equipo que ha bajado los brazos y necesita futbolistas que recuperen la ambición

Foto: Eden Hazard saluda a los aficionados del Chelsea al finalizar el último partido de la Premier League. (Reuters)
Eden Hazard saluda a los aficionados del Chelsea al finalizar el último partido de la Premier League. (Reuters)

El anuncio del fichaje de Eden Hazard es el golpe de ilusión que necesitan el madridismo y un equipo que se cayó por el barranco en una mala temporada. Con el belga, se quiere salir del hoyo. Florentino Pérez y Zinédine Zidane cuentan los días para cerrar la operación, hacerla oficial y presentar al belga. La fecha podría ser el lunes 3 de junio. El deseado es Hazard para un entrenador que lleva desde 2012 recomendando su fichaje y un presidente que se siente triunfador por volver a contratar a un galáctico. Hazard es uno de los mejores futbolistas del mundo y el éxito de la operación, según el Real Madrid, está en que las cifras que se van a pagar no van a generar problemas en la tesorería ni abrir una gran brecha salarial en la plantilla. El belga será el fichaje más caro de la historia del Real Madrid con un desembolso que está en los 110 millones de euros y el jugador tendrá un sueldo de 15 millones de euros netos. Sin contar los bonus por objetivos.

Lo que se celebra en el club blanco es fichar a un jugador por el que hace un año el Chelsea no negociaba por menos de 200 millones de euros. Ha habido que esperar una temporada para conseguir, con el empeño de Hazard, que el belga acabe vistiendo el escudo del Real Madrid. La resistencia del futbolista al rechazar las distintas ofertas de renovación, con importantes cantidades, ha sido clave. Tanto como los argumentos que le han llevado a comunicar al club inglés que su ciclo de siete temporadas en Inglaterra estaba finalizado y no podría dejar pasar la oportunidad de jugar en un equipo como el Real Madrid.

[Las complicadas vidas de Raúl Bravo y Carlos Aranda]

Las relaciones entre el Madrid y el Chelsea son excelentes, como se ha visto en los últimos años con el traspaso de Álvaro Morata, por el que se pagaron 80 millones de euros, el de Courtois, que costó 35 millones, y la cesión de Mateo Kovacic. El Chelsea está pendiente de poder fichar este verano, si tiene la cautelar del Tribunal de Arbitraje Deportivo —actualmente está sancionado por irregularidades en la compra de menores—, para negociar el fichaje del croata. En el equipo inglés, la postura ha sido buena para recompensar a Hazard por la profesionalidad que ha mostrado durante los siete años que ha estado en el club.

Los celos del vestuario

A sus 28 años, quiere convertirse en el líder del Real Madrid. Hazard no es solo un futbolista fino y con calidad, en el Madrid ya conocen la ambición y el hambre con el que llega. Lo destacan en privado cuando se habla de la necesidad de recuperar las energías y la motivación en un equipo que se ha caído esta temporada. Florentino Pérez habla de un agotamiento mental y físico, como principal diagnóstico, en una campaña en la que el equipo ha ido a la deriva con tres entrenadores. Cree, incluso, que de seguir con Cristiano Ronaldo habría sucedido lo mismo. Necesita y tiene mucho interés en agitar y enchufar a la plantilla con un jugador del nivel de Eden Hazard. Octavo en las últimas votaciones del Balón de Oro de 'France Football' y Balón de Plata en el Mundial de Rusia. Un jugador que ha marcado 16 goles en la última temporada en la Premier League.

El sueldo de Eden Hazard provocará celos dentro de la plantilla del Real Madrid. Estamos asistiendo a las tiranteces entre Sergio Ramos y Florentino Pérez. El capitán, que fue al despacho del presidente para hacer balance de la temporada y comprobar si había voluntad para tener una mejora salarial con la que cuenta desde hace tiempo, se encontró con una respuesta negativa. Sergio Ramos tiene un sueldo de 12 millones de euros netos y llega un fichaje que va a cobrar tres más que él. En cualquier caso, de lo que se felicitan en el Madrid es de no disparar la masa salarial con un refuerzo que podría ganar más dinero en otros clubes que pagan sueldos mucho más elevados.

Sergio Ramos, en un partido con el Real Madrid. (EFE)
Sergio Ramos, en un partido con el Real Madrid. (EFE)

El fichaje de Eden Hazard servirá para activar la ilusión y presionar a aquellos jugadores que tienen el cartel de transferibles y ofrecen resistencia a encontrar un nuevo destino. El caso más claro es el de Gareth Bale, que se aferra a los tres años de contrato que le quedan y no entiende los motivos por los que se tiene que marchar. Le sucede lo mismo a James. Si el Bayern de Múnich no ejecuta la opción de compra, de 42 millones de euros y que vence el 15 de junio, se encontrará con que tiene dos años más de contrato con el Real Madrid. Buscarle una salida será otra de las obligaciones en el club blanco.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios