quiere un líder en su próximo proyecto blanco

Cómo llega Eden Hazard al Real Madrid y por qué su fichaje ilusiona tanto a Zidane

Para Zidane es fundamental la incorporación de un futbolista que es capaz de marcar las diferencias y ganar un partido. Sin Cristiano no existió un líder y el belga tiene que asumir el rol

Foto: Eden Hazard celebra un tanto con el Chelsea. (Reuters)
Eden Hazard celebra un tanto con el Chelsea. (Reuters)

El plan de Zidane es reinventar el Real Madrid con Eden Hazard. Es la pieza clave para el entrenador y con la que pretende agitar la plantilla. Si llegara a presentarse una posibilidad de fichar a Mbappé o Neymar, algo que ve prácticamente imposible y con los que no cuenta, sería un regalo inesperado. El futbolista que ilusiona al entrenador y con el que se vuelca es el belga. En él ve el líder que necesita un equipo que perdió la referencia de Cristiano Ronaldo y se quedó tambaleando desde principio de temporada hasta la fecha fatídica del 5 de marzo con la eliminación en la Champions contra el Ajax. Bale no fue capaz de ser la referencia.

Hazard es el hombre con el que se cuenta para construir el nuevo Real Madrid y al que se le darán galones de estrella después de la última bronca –tras la derrota en Vallecas– que dio el técnico a la plantilla y dijo que nadie va a vivir de las rentas del pasado. Dejó claro que les faltó actitud. Para Zidane es fundamental la incorporación de un futbolista que es capaz de marcar las diferencias y ganar un partido. Uno de esos pocos que puede contagiar el espíritu ganador que necesita el Madrid y que se ha perdido. No tiene ninguna duda el técnico que encajará en un grupo que le va a recibir con los brazos abiertos y que necesita recuperar la confianza y la seguridad con la llegada de un futbolista de altísimo nivel.

[La difícil relación entre Mbappé y Neymar y las palomitas en el Real Madrid]

Zidane y muchos de los jugadores que se han ido de vacaciones tienen la certeza de que será su nuevo compañero a la vuelta. No sólo avalado por el entrenador, que lleva años siguiéndole y esperando a que sus caminos se cruzaran, sino por Courtois. El portero habla frecuentemente con su compatriota y ha comentado en el club y en el vestuario qué tipo de persona y profesional es Eden Hazard. La ilusión que hay dentro del Real Madrid por la incorporación de este futbolista es alta una vez que se ha acabado una temporada que ha sido un calvario y en la que se han acumulado demasiados batacazos. Las energías se ponen ahora en aprender de los errores y saber reinventarse con otro líder y, sobre todo, con un futbolista que es fiable en su rendimiento.

La humildad del belga

Hay consenso en el Madrid con el refuerzo de Hazard porque viene un futbolista que se le califica de completo. Por su calidad y claridad para hacer fluir el juego y darle profundidad a los ataques. También se destaca su experiencia y madurez. Pero, por encima de todo, las ganas que tiene de estar en el próximo proyecto de Zidane. Viene con hambre y la ambición de afrontar el mayor desafío de su carrera. Se incorpora con la humildad de reconocer que estará ante jugadores que, pese al fracaso de esta temporada, son campeones de Europa y han hecho historia en la Champions. En los contactos que ha tenido Hazard con el Real Madrid han podido conocer más a fondo el carácter y la personalidad de este futbolista.

La operación se espera anunciar la próxima semana. Cuando pase la final de la Europa League –miércoles 29 de mayo–. Podría ser el momento que tanto espera Zidane. La cifra del traspaso lleva negociándose desde hace meses y en Inglaterra apunta el Daily Mail que estará en los 100 millones de euros. Un acuerdo cerrado y, pese a que el Chelsea esté sancionado por la FIFA con dos ventanas sin poder fichar por irregularidades en la contratación de menores, no habrá problemas. El club inglés no ha conseguido convencer a Hazard para ampliar el contrato que acaba en 2020 y quiere vender por el deseo del jugador de cerrar su ciclo y no perder dinero si le obliga a cumplir el contrato.

El ruido que han provocado las palabras de Mbappé no han distraído la hoja de ruta en el Real Madrid con los fichajes. La gran prioridad es la contratación del belga, se negocia por Luka Jovic y sigue cobrando fuerza la posibilidad de contratar al centrocampista danés del Tottenham, Eriksen. Todo lo que pueda pasar con Mbappé y Neymar depende únicamente de lo que quieran forzar alguno de los jugadores para jugar en el Real Madrid. Pero esas palabras de Mbappé son recibidas con alegría. Más en la planta noble que en las pocas ilusiones que se hace Zidane.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios