derrota contra la real sociedad en anoeta

Solo se salva Brahim Díaz en un Real Madrid que es un esperpento

El Real Madrid pierde contra la Real Sociedad en Anoeta en un partido en el que sólo se puede salvar Brahim Díaz por su descaro, desparpajo, ganas y el gol

Foto:

El Real Madrid va a acabar la temporada con Brahim Díaz como uno de los futbolistas más destacados. No sólo por su golazo en la derrota (3-1) contra la Real Sociedad en Anoeta sino por las sensaciones de que hay futuro y otro futbolista con el que ilusionarse. Si hubiera que hacer un ránking de los tres futbolistas que salvan la temporada estarían Benzema, Vinicius y se cuela Brahim Díaz. Se quedan muy lejos muchos de los que han levantado Champions y se les considera estrellas. No entrarían Isco, Marco Asensio, Marcelo, Kroos –titulares en San Sebastián– ni tampoco Modric –Balón de Oro– y el marginado por Zidane: Gareth Bale se quedó fuera de la convocotaria por segunda jornada consecutiva.

Que uno de los mejores jugadores del Real Madrid sea Brahim es un síntoma más de la desastrosa temporada y el bajo rendimiento que han tenido los primeros espadas. Han tenido que llegar dos chavales, con más ganas que experiencia, para sacarle los colores a los veteranos. Pirmero fue la irrupción de Vinicius con Solari y ahora es la de Brahim con Zidane. La energía y la frescura, junto con el descaro y la ambición, dejan claro cuál ha sido uno de los problemas más graves del Real Madrid. El principal fue el de no fichar un goleador contrastrado para suplir a Cristiano Ronaldo. La epidemia colectiva ha sido la desgana. La actitud de un equipo que se desenchufó y tiró la Liga en enero y falló en la Champions y la Copa del Rey en momentos clave.

[La malicia del agente de Bale con Zidane]

Zidane celebró el gol de Brahim con un gesto que delata el riesgo de la decisión que ha tomado. No quiere a Bale. Prefiere a Brahim Díaz. El galés representa la desgana, apatía y anarquía. El malagueño es el atrevimiento, las ganas y el hambre. Bale está en el ostracismo y Brahim aprovechó la oportunidad –como en Getafe– para hacer el primer gol con la camiseta del Real Madrid. Lo celebró por todo lo alto. Como Zidane, que soltó esa rabia que lleva dentro por haber dado con la tecla. Brahim entró enchufado al partido y con la personalidad de una figura. Pelota que cogía, dejaba el sello de un prometedor jugón que tiene talento y atrevimiento. En una acción de potencia, velocidad, desborde y definicion se fabricó uno de esos goles que los más eufóricos califican de maradonianos.

Sin noticias de Isco y Asensio

Pero no le valió al Real Madrid con la chispa y el entusiasmo de Brahim para ganar a la Real Sociedad. Otra derrota de visitante y un nuevo bochorno en el regreso de Zidane que convierte en más agónico el final de una temporada insufrible e interminable. A este equipo le sacan los colores en Vallecas y en Anoeta. El Madrid perdió hace mucho tiempo la identidad y el pulso competitivo. El regreso de ZZ no ha tenido efecto alguno. En Anoeta jugó con un futbolista menos por expulsión de Vallejo –minuto 39– al parar un balón con las manos que iba dentro de la portería. Courtois blocó el penalti. Paradón y a sufrir ante un excelente rival con más velocidad en las transiciones e intensidad. La que no tienen Isco y Marco Asensio. Sustituidos en la segunda parte. Ni Marcelo, estático en el salto del tercer gol del equipo donostiarra.

Una de las cuestiones que tiene que resolver Zidane después de la exhibición de Brahim en Anoeta es si quedarse con este jugador o seguir con ese criterio de que los jóvenes tienen que salir para jugar. El dilema está sobre la mesa del entrenador. Brahim puede ser muy útil en un papel secundario. Saliendo desde el banquillo como revulsivo, como lo hacía años atrás Marco Asensio y hoy el balear está desaparecido.

Zidane no se puede cargar a todos. Partidos como Vallecas y Anoeta dan ganas de hacer una gran limpia. Bastante ha hecho ya señalando a algunos de los que se tienen que buscar equipo: Bale, Ceballos, Marcos Llorente, Reguilón y Mariano. Entre sus obligaciones o retos está recuperar a aquellos jugadores que apuntaban a marcar una época y se han estropeado. Futbolistas, como Casemiro, que piden que se acabe cuanto antes este tormento: "Hemos empezado fenomenal y haciendo lo que el míster nos pidió. Cuando te quedas con uno menos es complicado y sabenos que fue un partido duro. A pensar en la próxima temporada. Once contra once ya es difícil y con uno menos es complicado. Queda un partido y tenemos que hacerlo mejor. Sabemos que tenemos que mejorar", son las palabras del brasileño. Otro día para pensar que Florentino abrirá la caja fuerte para hacer fichajes que hagan más fuerte e ilusionante el proyecto.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios